Seleccionar página

5 locales de Madrid donde le gusta salir de marcha al cantante Ciccio

5 locales de Madrid donde le gusta salir de marcha al cantante Ciccio

Ciccio: “A veces le doy al coco y otras solo pienso en bailar”

Martín Cicciolo es “Ciccio” en la música electrourban. Tiene 25 años y sus inicios en la música han sido rápidamente reconocidos por premios en los “yu en la ola”, de Los40, o en Youtube. Su último tema, “bueno o malo” se baila en todas las discotecas.

Fiestero, gamberro y simpático, este artista nacido en Argentina y criado en Lavapiés, apuesta por un estilo propio con influencias eclécticas para hacerse un hueco en la era musical de la rima y el “dance”.
Ciccio nos citó en el bar Clavel para hacer esta entrevista y nos regaló su ruta de locales de fiesta por Madrid.

Texto y fotos: Javier Estrada


¿Cuál es tu primer recuerdo musical?
Mi padre al mando de las reuniones familiares, cantando a Silvio Rodríguez y Mercedes Sosa.
¿Qué opina tu padre sobre tu música?
Me apoya bastante. Es muy abierto musicalmente, aunque “antimúsica” comercial, lo que nos ha llevado a alguna discusión, porque yo pienso que no tiene que ser malo por ser comercial.
¿Consideras que tu música es comercial?
No, pero en general, a la gente le gusta meternos a todos los jóvenes en el cajón del reguetón, pachangueo o trap.

“Electrourban me puede servir, pero soy ecléctico, hago desde tecno cantado en español a reguetón melancólico”

¿Cuál sería tu definición?
Electrourban me puede servir, pero soy ecléctico, hago desde tecno cantado en español a reguetón melancólico.
¿Cómo se encuentra la personalidad de artista?
En mi caso todo comienza tocando la guitarra y escribiendo letras reggae. Después comencé a escuchar música electrónica gracias a una novia que tenía “tecnera” y oscura. Y comienzo a mezclar todas mis raíces con música más dura, más dance. De esa coctelera ha salido lo que soy ahora.
Naces en Argentina, vienes a Madrid con 3 años, y vuelves a Buenos Aires con 12. ¿Qué pasó después?
En Madrid me crié con pandillas de amigos en la calle, entre Lavapiés y la Latina. En Argentina viví en un barrio pijo, aunque me movía con algunos coleguitas de las villas (barrios pobres llamados “Villas miserias” o villas de emergencia o asentamientos), donde aprendí lo que es la pobreza de verdad. En pocos años volvimos a Madrid.
Revisando tus canciones puedes darte cuenta de que todavía no has encontrado un camino definitivo. ¿Estás en un período de experimentación?
Tengo dos facetas, me gusta reflexionar sobre la vida y contarlo en mis letras, a la vez que canto un reguetón y lo perreo como el más cerdo. A veces le doy al coco y mando algún mensaje y otras veces solo pienso en bailar.
En “Bueno o malo”, tu último tema, dices: “no te voy a negar lo que soy”. ¿Qué eres?
En mi último video juego a ser un bacala que vive en las calles para decirte que me da igual que me juzgen y que nadie puede juzgar a nadie porque nadie conoce realmente a nadie y sus circunstancias.

“Me encuentro muy motivado pero tengo muchos bajones en los que pienso que el mundo musical es una mierda”

Musicalmente has tenido un comienzo muy bonito, con premios y reconocimientos, ¿en qué momento te encuentras? (Su canción “Piensa primero” fue la ganadora entre 800 canciones en el concurso “Yu en la ola”, de Los40, y Youtube music le ha seleccionado como artista imprescindible de 2019)
Me encuentro muy motivado, pero soy ciclotímido, no bipolar a saco, pero tengo muchos bajones en los que pienso que esto es una mierda.
¿Tu vida o la música?
El mundo musical. Muchas veces me siento fustrado. Ahora he decidido invertir mi vida en esto y muchas veces no recibo a cambio lo que a mí me gustaría.
Has empezado hace poco más de un año.
Sí, y me están saliendo conciertos, estoy componiendo. Estoy empezando.
¿Dónde disfrutas más como artista?
Me gusta mucho producir las canciones, pero ahora estoy flipando con el placer del escenario, el subidón de adrenalina.
¿Qué te gustaría estar recibiendo como artista que dices que no te llega?
Hoy la música está muy ligada a la imagen y a las redes sociales. Necesitas una aprobación en las redes y aunque sé que mi música conmueve, no se traduce en millones de visitas o seguidores y eso me fustra. A mí me gustaría solo escribir y cantar, pero sé que además tengo que compartir parte de mi vida en las redes.
¿Cuáles han sido tus referentes musicales?
Cuando era pequeñito, me crié escuchando a cantautores latinoamericanos y a los Beatles.
Poco a poco he ido escuchando de todo. Ahora mi ídolo es The Blaze, un grupo francés que hace eletrónica en inglés. Son bestiales. Y también me gusta lo comercial, cuando es bueno, como lo último de Jibalvi. También me gusta mucho Calle 13 o el flamenco de Manzanita.
¿Dónde miras para volver a escribir?
El cine y la música es lo que más me inspira.

Agradecimientos al Bar Clavel por ceder su especio para la entrevista y la sesión de fotos. El Bar Clavel está en la calle Corredera Baja de San Pablo, 18.

 

“De niño era muy chulito, era un enano que me gustaba intimidar a todos. En los barrios de Lavapiés y Latina me hacía llamar el “quebrantahuesos”.

Tienes un trato muy cercano y eres simpático, de cerca no pareces el chulo que aparece en tus videos.
De niño era muy chulito, era un enano que me gustaba intimidar a todos. En los barrios de Lavapiés y Latina me hacía llamar el “quebrantahuesos”, aunque nunca había pegado a nadie, pero en Argentina se me quitó toda la tontería y pasé de ser un chulo a ser un majete. Ahora en los videoclips saco al quebrantahuesos.
¿Cómo es la relación con los otros artistas de tu edad?
Uno de mis fallos es que no me relaciono con mucho con otros artistas. Me gusta estar con mi equipo. Me da pereza estar conectando con alguien por las redes. Me gusta más conocerlos en festivales, en persona. Pero me cuestan mucho las redes sociales.

“Si quiero escribir una sobrada guarra, lo haré, y si me apetece decir algo más reflexivo, también”

¿Qué opinas sobre las diferentes polémicas sobre los contenidos de algunas de las letras de artistas de tu generación?
Mucha de la música que ha triunfado en la historia ha sido machista y simple. Igual de lo que ahora se nos acusa, pero no creo que vaya a cambiar. Seguiremos cantando lo que queramos, como tiene que ser. También puedes escuchar muchas letras sociales, profundas y con mensajes potentes. Yo seguiré haciendo de todo. No tengo problema. Si quiero escribir una sobrada guarra, lo haré, y si me apetece decir algo más reflexivo, también. Solo busco mi esencia y mi flow.
¿Ligas mucho ahora que comienzas a ser conocido?
Siempre he ligado y ahora también. En un primer momento ligaba un montón con público gay, y ahora gusto a niñas adolescentes y de mi edad.

 

Ciccio poniendo cañas tras la barra en el bar El Clavel.

 

La ruta de MARCHA de Ciccio en Madrid

Bar Clavel. “Es una tasca moderna de Malasaña. Me mola el rollito de la gente y la decoración. Cervecita, charlar y buen ambiente. La música demasiado baja, pero voy a charlar con mis amigos”.

Mondo Disko. “Tecno a saco. Traen a los mejores DJs. El mejor sonido de Madrid. y me gustan sus fiestas de música urbana“chacha”.

Lucky Dragon. “Me flipa el neón. Decorado como Hong Kon donde fuimos a grabar el último videoclip. Buen sitio para bailar.

Sala Stella. “ Una sala histórica….Está desde los 90. Tiene 3 ambientes… y ponen tecno bueno”.

Trueno Club. (Los sábados en la Sala El Sol) “Es el más truñaco pero tiene buen rollo y se puede bailar y hablar. Música electrónica underground”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
14°
Miércoles 16° 
Jueves 12° 
Viernes 15° 
Sábado 13° 

SUSCRÍBETE

REVISTA PLÁCET

REVISTA PLÁCET