Seleccionar página

Joaquín Reyes: “Como cómico tienes que suscribir tu mensaje y, si no eres capaz de hacerlo, te has equivocado”

Joaquín Reyes: “Como cómico tienes que suscribir tu mensaje y, si no eres capaz de hacerlo, te has equivocado”

El talento de Joaquín Reyes (Albacete, 1974) para el humor le ha convertido en el abanderado de la nueva comedia en España. Sus parodias de “La hora chanante”, emitidas de 2002 a 2006 por la cadena Paramount Comedy, dieron a conocer a este dibujante, actor y cómico, que junto a un grupo de amigos revolucionaron el chiste en España contactando con su generación de espectadores.
Este año, estrena en el teatro La Latina un nuevo show titulado “Festejen la broma”, una colección de “chorradas” inclasificables para las que merece mucho la pena conseguir una entrada.

Texto: Javier Estrada. Fotografías de Foto de Guillermo Sola.

“Festejen la broma”, es el nombre del nuevo espectáculo que estrenas el 24 de enero en Madrid. Pero parece que lo digas de una forma imperativa, dándonos una orden.
Sí, sí. Y lo hago con acento venezolano ¡Festejen la broma! La gente tiene que tener claro que tienen que ir a reirme las gracias, porque si no ¿qué pasa? que me derrumbo.
¿Qué bromas hay en este espectáculo?
De todo tipo, buenas y regulares. Pero pido el mismo nivel de risas para todas.
Llevas unos años frenéticos en los que te vemos sacando adelante muchos proyectos y parece que tu capacidad de producir es inagotable.
Parece más de lo que es porque todo es muy pintón. Un cómico nunca para de escribir bromas. Cuando ves a un cómico paseando de una forma errática, es porque se le están ocurriendo cosas. Siempre llevas una libreta y siempre estás pensando en bromas. Además, en mi caso, suelo quedarme con lo primero que se me ocurre, así voy más rapidito. Vale lo primero y tira “palante”. La autoexigencia puede ser una losa.
Por otra parte, es brillante.
Puede ser.
¿Cómo cambia la cosa cuando trabajas con otro cómico?
Diferente. Por ejemplo, a Ernesto (Sevilla) no le vale cualquier cosa. Hay veces que estamos terminando de escribir un capítulo y dice: “no me gusta, lo tiramos entero”. Y yo le digo: “pero ¿cómo vamos a tirar esto, que está fenomenal?”.
Al final, ¿quién suele tener razón?
Ernesto, que tiene mucha cabeza, en el sentido literal y metafórico.

“La comedia tiene que surgir de un estado de optimismo. Conozco a cómicos que se dedican a esto y luego viven su vida con cierta amargura, pero yo he llegado a la comedia por casualidad y porque siempre me ha gustado hacer bromas y que me las hicieran”

¿En qué momento profesional te encuentras?
Estoy feliz, entre genial y superbien. Ya sé que estas declaraciones pueden dar mucha rabia, pero es así.
Además, la comedia tiene que surgir de un estado de optimismo. Conozco a cómicos que se dedican a esto y luego viven su vida con cierta amargura, pero yo he llegado a la comedia por casualidad y porque siempre me ha gustado hacer bromas y que me las hicieran. Siempre me ha gustado reirme y aunque nunca pensé en el espectáculo, siempre supe que el humor era muy importante en mi vida.
¿Sabes por qué vuestro humor ha triunfado?
Sobre todo porque es algo auténtico. Siempre han sido proyectos escritos por nosotros y era sobre lo que nos divertía.
Hemos gustado a un número suficiente de personas muy fieles, pero tampoco somos unos cómicos “mainstream” (tendencia mayoritaria).
¿Cuáles han sido las claves?
Cuando comenzamos, apostamos por el “sketch” y utilizamos otros referentes. Comenzamos haciendo parodias de Björk o Lars von Trier y no de Julio Iglesias o Raphael. Ese humor pop que conecta con nuestra generación.
¿Cómo está siendo el camino?
Si echo la vista atrás, analizo el momento actual y repaso los proyectos que estamos preparando, me siento muy afortunado y además, creo que cada vez somos mejores. Nunca nos acomodamos y siempre evolucionamos. Otra de las claves.

“En Bellas Artes nos enseñaron lo importante de no hacer concesiones para gustar a todos”

¿Cómo se educa esa personalidad para presentar y defender aquellos primeros proyectos tan locos y diferentes?
Lo relaciono con nuestros estudios de Bellas Artes, en Cuenca. Una Facultad muy poco academicista en la que los profesores apostaban por que elaboraras tu propio discurso y tiraras “palante” con eso. Nos enseñaron lo importante de no hacer concesiones para gustar a todos, sino hacerlo personal. Después nos dejaron en “Paramount Comedy” y siempre han confiado en nosotros.
¿Qué pensabas del mundo del espectáculo antes de llegar y qué piensas hoy?
Nunca pensé que fuera a dedicarme a esto. Somos de una generación criados con la televisión y por eso siempre me pareció inalcanzable. Siempre he tenido admiración por el mundo del espectáculo y lo que he visto con los años es que es un trabajo como otro cualquiera. Tenemos la suerte de hacer comedia, que a la gente le guste y te lo diga. No creo que eso le pase a un registrador de la propiedad.
¿Llevas bien la fama?
Sí. La gente que se agobia es por una cuestión de cantidad. A nosotros la gente nos reconoce y nos pide alguna foto, pero yo hago mi vida normal, voy en Metro y tan “rebien”.
¿Cómo funciona tu cabeza para crear?
Me gusta mucho ver comedia y fijarme en otros cómicos. También los dibujos animados y me siguen gustando las mismas cosas que cuando era un adolescente. Los cómic, la música o el cine es mejor no perderlos nunca como afición. Hay demasiada gente que cuando cumple una edad, le da carpetazo a todo eso. Creo que el llamado síndrome de Peter Pan es bueno y personalmente me siguen inspirando cosas muy parecidas a esa época de la niñez y la juventud.

“Si como cómico haces una broma racista y lo es, lo mejor es que no la digas más”

¿Cuál es tu diagnóstico del equilibrio de humor frente a cabreo en España?
Estamos en un buen momento para hacer comedia. No comparto esos discursos que dicen que no se puede hablar de nada. En humor se puede hablar de todo, lo que pasa es que hay bromas que se han superado porque la sociedad ha evolucionado y sí, se puede hacer humor de cualquier tema, pero la cuestión es el enfoque. Si como cómico haces una broma racista y lo es, lo mejor es que no la digas más. El humor es un medio, no es un fin y no justifica cualquier cosa. Como cómico tienes que suscribir tu mensaje y, si no eres capaz de hacerlo, te has equivocado.
¿Cuál sería esa situación que te gusta que suceda e intentas provocar?
Estar solo escuchando música y dibujando es una situación que busco y me gusta provocar. Me encanta dibujar, sigue siendo mi vocación desde que era un niño. Escribir también me gusta y es una actividad solitaria, pero ahora lo hago con Ernesto Sevilla y Miguel Esteban.

“Me hace mucha gracias cuando nos equivocamos dicendo frases hechas como: “A la vejez ciruelas”

¿Qué es lo que más gracia te hace?
Los juegos de palabras me encantan y también me hace mucha gracias cuando nos equivocamos dicendo frases hechas como: “A la vejez ciruelas” o “Se puso hecha un obelisco”.
¿Cómo disfrutas de Madrid?
Madrid es mi ciudad. Yo soy de Albacete, pero cuando llegué a Madrid recuerdo que lo primero que pensé es que me quería quedar a vivir aquí. Me encanta Madrid, nunca me he sentido abrumado y sí muy bien acogido. Voy mucho a conciertos y exposiciones. Somos muy “gambiteros” y vamos siempre a todo lo que podemos.

“Gila es mi cómico favorito”

¿De qué personaje histórico te gustaría absorber todas sus vivencias y volver a ser Joaquín Reyes?
Rasputín. Me hubiera encantado estar en la corte de los zares, ahí malmentiendo. Y además, ya sabemos… eso que tenía Rasputín entre las piernas, que está guardado como un encurtido al baño María, como una berenjena de Almagro. ¿Y lo que tuvieron que hacer para matarlo? Le dieron pasteles envenenados, le dispararon y lo tiraron a un río congelado.
¿Tu palabra favorita?
Me gustan mucho las palabras con “ch”, como chuminada o muchachada.
¿Tu cómico favorito?
Gila.
¿Alguna manía o rareza confesable?
No puedo llevar cosas en los bolsillos cuando salgo a un escenario y colecciono muñecos de Star Wars, que tampoco me parece tan raro.
¿Cuál es tu grupo de música favorito?
Los Planetas.
¿Tu película favorita?
“La semilla del diablo”. Es una película que me perturba y fascina. Y “Mary Poppins”, también perturbadora.
¿Bebida y comida favorita?
Cerveza, sin dudar. Bebo toda la que puedo, y me flipan las alcachofas.
¿Haces algún deporte?
Me gusta correr, me ayuda a pensar. Y para ver, soy futbolero, soy del Barça.
¿Noche o día?
Ahora soy diurno y me acuesto prontísimo. A lo mejor a las nueve de la noche ya estoy en la cama, como un señor.

 

FUNCIONES en MADRID. TEATRO LA LATINA

24 enero.
13 de febrero.
6 de marzo.
24 de abril.
29 de mayo.
12 de junio.
4 de septiembre.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tiempo.com

Madrid
25°
14°
Lunes 27°  13°
Martes 29°  14°
Miércoles 31°  16°
Jueves 29°  13°

SUSCRÍBETE

REVISTA PLÁCET

REVISTA PLÁCET