Seleccionar página

La bisutería de diseño siempre está de moda

La bisutería de diseño siempre está de moda

Hay accesorios artesanales y de gran calidad que resisten a la fugacidad de las modas

Los pendientes, los collares, los anillos o los broches para el pelo deben adaptarse a las necesidades, los gustos y las características de las personas que las llevan

Igual que la ropa o el peinado, la bisutería debe adaptarse a nuestro cuerpo, a nuestros gustos y a nuestra personalidad. Por eso es fundamental escoger joyas y complementes que se adapten a nuestras necesidades y nuestra complexión. Además, la bisutería no son solo anillos, pendientes y cadenas. Hay una gran variedad de tipos de accesorios que podemos llevar para sertirnos bien y estar a la moda. Gargantillas, broches, medallones, gargantillas o piercings que nos dan un toque diferente y realzan nuestro look. Para eso podemos optar por colecciones con diseños originales como los de la bisutería marca Ras.
La bisutería de diseño no son esas joyas de diamantes aparatosas que se ven en las películas antiguas ni esas joyas minimalistas de precios innacesibles que se exponen en las calles más lujosas de las capitales. La joyería de diseño es aquella diseñada -como su nombre indica- por personas profesionales que conocen la técnica, el mercado, las modas y los cuerpos reales y diversos de las personas que las usan. Suele decirse que “Dime con quien andas y te diré quien eres”, pero también debería aplicarse esta norma a la ropa y los accesorios: “Dime lo que llevas y te diré quien eres”, o lo que es lo mismo, “cómo eres”. Como decíamos, la bisutería debe adaptarse a nuestro cuerpo, a nuestros rasgos y a nuestras necesidades; y el mismo tiempo debemos escogerla teniendo en cuenta esos mismos factores. Además, a la hora de escoger complementos debemos pensar qué queremos expresar. 

Por eso no solo debemos escoger un collar, un anillo o unos pendientes pensando en que nos combinen con la ropa, sino que podemos prestar atención a cómo nos sientan, o a qué clase de evento o actividad vamos, etc. Es muy importante saber escoger.Una de las características clave para ello es la forma de nuestra cara. Si tenemos el rostro redondo podemos utilizar collares largos si queremos “alargar” nuestro aspecto y gargantillas si queremos redondearlo aún más. Si tenemos la cara casi triaungular, con las facciones marcadas, podemos optar por un collar corto; y si la tenemos cuadrada optaremos por collares finos y redondeados, pudiendo colocar varios a la vez.

Otro factor al que se le suele prestar mucha atención, a veces incluso demasiada, es las modas, siempre fugaces. Elegir o comprar bisutería pensando solo en eso no es una buena idea. Además de ser poco ecológico y sostenible, pues comprar joyas todos los meses no es necesario ni beneficioso para nuestro sistema, es un gasto innecesario. Pero nadie dice que tengamos que escoger, podemos ir a la moda siempre, y es que aunque la publicidad nos diga lo contrario, hay joyas que no pasan de moda. 

Siempre está bien tener joyas básicas, que den un toque pero sin destacar excesivamente. Que sean elegantes pero sin ser el centro de atención. Para eso podemos optar por unos pendientes de perlas o unos aros discretos, un collar o una gargantilla finos, un broche pequeño con alguna forma original o un brazalete discreto. Hay diseños de artesanía muy bonitos y glamurosos que pueden componer nuestro fondo de armario.

Por otra parte, podemos utilizar bisutería de diseño inspirada en el arte plástica, como por ejemplo pendientes con formas cubistas o de colores delicados imitando a una acuarela. Otro “must have” son los anillos grandes que pueden ser de algún color o simplemente dorados o plateados. En la bisutería de diseño hay modelos tan originales como atrevidos que harán que no sea necesario llevar ninguna otra joya. Además los anillos son joyas con mucha historia: a menudo han sido un símbolo de poder, por eso durante siglos en distintas refgiones del mundo los reyes y reinas los llevaban, o incluso el Papa tiene uno que le caracteriza. Más adelante pasó a ser un símbolo de compromiso, y hoy en día se ha convertido en un accesorio perfecto para conseguir un aire elegante y firme sin demasiadas complicaciones. 

Pero sin duda, una de las joyas que más juego da son los pendientes. Dependiendo de nuestras preferencias y de la forma de nuestra cara elegiremos unos u otros, pero lo que está claro es que las posibilidades son infinitas. Desde los más diminitos hasta los que cuelgan hasta el pecho, los pendientes sirven para todo tipo de ocasiones. Hay quien no se los quita ni para dormir. Elegir unos pendientes de diseño es siempre una opción segura y además es muy divertida, ya que podemos perdernos a gusto buceando entre los miles de modelos disponibles e imaginando las distintas combinaciones posibles.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tiempo.com

Madrid
25°
13°
Domingo 25°  14°
Lunes 27°  13°
Martes 30°  14°
Miércoles 32°  17°

SUSCRÍBETE

REVISTA PLÁCET

REVISTA PLÁCET