Cuando vas a hacer cualquier regalo, seguro que deseas que todo sea perfecto. Además, hay momentos en la vida en los que es aún más importante. Es cierto que un error no va a arruinar tus buenas intenciones, pero estamos convencidos de que querrás acertar. Por eso, es importante que prestes atención a cuál es la diferencia entre un anillo solitario y uno de compromiso. Descubrirás cuál es el adecuado dependiendo de la situación.

  • ¿Cuál es la diferencia entre un anillo solitario y uno de compromiso que debes tener en cuenta?

La principal diferencia entre un anillo solitario y uno de compromiso es el uso que le vas a dar. Es decir, un anillo de compromiso siempre se utiliza para pedir matrimonio. No tiene otro uso y aunque hay modelos específicos, en realidad tienes diferentes opciones. De hecho, algunas parejas eligen como anillo de compromiso unas alianzas y otras regalan una joya diferente.

En cuanto al anillo solitario, aunque se puede utilizar también como anillo de compromiso, es un anillo que también se puede regalar o comprar con otros propósito. Por definición, un anillo solitario es una pieza con una única piedra preciosa o un diamante. Incidimos en este punto, se llama solitario porque solo tiene una piedra.

Un anillo de compromiso puede ser un solitario o, como ya hemos comentado, otro tipo de joya. Dentro de los anillos de compromiso puedes encontrar modelos rodeados de pequeñas piedras, por ejemplo. De hecho, estos son las opciones más habituales:

  • Cuenta con una única piedra preciosa.
  • 2 piedras. Viene con dos piedras preciosas.
  • 3 piedras. Tiene tres piedras preciosas.
  • Dispone de una piedra central rodeada de pequeñas piedras, componiendo una especie de flor.
  • Varias piedras en el centro realizando una composición.
  • El rosetón. Sus piedras forman un rosetón.
  • Diamantes laterales. Cuenta con diamantes en los laterales.
  • Banda completa. El anillo está cubierto por piedras preciosas.
  • Media Banda. La mitad del anillo está cubierta por piedras preciosas.
  • 3/4 banda. Tres cuartas partes del anillo están cubiertas por piedras preciosas.

El solitario solo tiene una piedra central, aunque no pienses que por esta razón no existe una gran variedad de modelos. Tanto el anillo en sí como la piedra elegida pueden ser distintas y es posible crear combinaciones únicas.

Esa piedra central puede ser un diamante o cualquier otra piedra preciosa. La elección dependerá del presupuesto con el que se cuenta y también del gusto personal de quien elige la joya.

  • ¿En qué mano se debe llevar el anillo de compromiso?

Sea que apuestes por un solitario o por cualquier otro anillo de compromiso, te interesa saber en qué mano se suele llevar. Lo habitual es colocarlo en el dedo anular de la mano izquierda. Se elige esta mano porque es la que está más cerca del corazón y la tradición de utilizar este dedo se remonta a la época de los romanos.

Ahora que conoces cuál es la diferencia entre un anillo solitario y uno de compromiso, solo te queda elegir el modelo con el que sellar tu amor.