El consumo de cervezas IPA crece sin parar en todos los rincones del planeta, el sabor amargo y frutal de este estilo de cervezas llamado Indian Pale Ale, resucita ahora para fascinar a un nuevo consumidor. Madrid también se apunta a la seducción del lúpulo.

Era la época dorada de las colonias inglesas, corrían los últimos años del siglo XVIII y los británicos desplazados a la India echaban mucho de menos la cerveza, los diferentes intentos de embarcarla y hacerla llegar a destinos tan lejanos no funcionaba, el largo viaje estropeaba su bebida favorita.

Más lúpulo y más gradación alcohólica era la receta perfecta para crear una cerveza viajera, y así fue. Hasta que la primera Guerra Mundial dejó en el olvido esta práctica de elaboración.

Tuvieron que pasar mucho tiempo hasta que en los años 80 del siglo XX, dos cerveceros de California, entendiendo que el consumidor se estaba cansando de las cervezas sosas con demasiado malta y poco lúpulo, decidieron investigar hasta encontrar en la historia la composición mágica de las Indian Pale Ale.

 

IPA beer Madrid La Mundial Jesús y Alejandro - Cervezas IPA, la seducción del lúpulo ya es tendencia en Madrid

Jesús y Alejandro en La Mundial. Mercado de Chamartín. Calle Bolivia, 9. Madrid.

 

En el Mercado de Chamartín abrió en 2017 una cervecería especial. Se llama La Mundial y es una tienda donde encontrar y degustar un centenar de cervezas diferentes de todas partes del mundo. Además, Alejandro Gómez, su dueño, es un asesor apasionado de esta histórica bebida fermentada a partir de malta (casi siempre de cebada), lúpulo, agua y levadura.

La reinterpretación de las cerveceras Sierra Nevada y Anchor, de la costa oeste de los Estados Unidos, de las IPA inglesas introduce en el mercado más sabor y aromas a la cerveza, en una época en la que apenas se utilizaba lúpulo, ya que es una planta cara. Comienza así el estilo West Coast. Eran los años 80.

Actualmente el mercado ha crecido mucho y los estilos se amoldan a paladares, modas y la exigencia de un mercado que devora novedades. Las cervezas IPA son además una de los ejes importantes del movimiento craft o artesanal, que también inundan y dotan de significado a nuevos movimientos sociales y de consumo.

IPA, doble IPA, triple IPA, milkshake IPA, red IPA o black IPA, cada pequeño productor busca su espacio y los bebedores de cerveza están encantados de poder acceder a una oferta tan variada y dinámica. Además, ya comienzan a surgir subestilos, como la penúltima novedad denominada NEIPA, New England IPA, cervezas de los estados Vermont o Massachusetts, costa este de los Estados Unidos, en las que se multiplica el lúpulo en busca un sabor muy frutal con toques poderosos de mango, piña, eneldo, coco o cítricos.

En España, también hay cerveceros que han apostado por el movimiento IPA y están triunfando. Los navarros Naparbier o la vasca Basqueland fueron pioneros. En Barcelona está Garage y en Madrid, Península.

Volviendo a La Mundial, sus estanterías proponen un viaje interesante por un mundo cervecero de IPAs, lager alemanas, cervezas inglesas, belgas o de maltas de otros cereales como las alemanas de trigo. La última novedad, nos cuenta Alejandro, son las cervezas negras -stout- de chocolate o canela, “tipo tarta”, un sorbo o “bocado”, según se mire, dulce y elegante.

 

IPA beer Madrid Labirratorium rebeca 1 - Cervezas IPA, la seducción del lúpulo ya es tendencia en Madrid

Rebeca en Labirratorium. Calle Vallehermoso, 34. Madrid.

 

Rebeca Ruifernandez trabaja en Labirratorium, una tienda especializada en cerveza de Madrid que además ofrece catas y talleres de elaboración y organiza presentaciones de cervezas. Tiene formación de sumiller y es una de las grandes expertas de la capital.

En la tienda vende más 500 referencias de cervezas artesanales y en concreto, sobre las IPA, explica brevemente que las podemos dividir en tres grandes grupos: “las clásicas, que serían las West Coast, con sabor a resina de pino y fuerte amargor; las modernas, que lideran las NEIPA, con nuevos amargos, maltas tostadas y mucha fruta tropical; y las “locas”, con sabores disparatados y divertidos como vainilla, kiwi o chuches”.

En la imagen, Rebeca aparece en la Labirratorium con una IPA en la mano, marca Imparable, de la cervecera Basqueland.

En cuanto a su consumo, cata y maridaje, tanto Alejandro como Rebeca coinciden en que las cervezas IPA son grandes compañeras de gourtmets, ya que su amargor limpia la boca y armonizan muy bien con comidas grasas y picantes.

 

¿Conoces otros sitios de Madrid donde disfrutar de una cerveza IPA?