Seleccionar página

“Unos padres seguros, coherentes, conectados y que disfrutan de su paternidad es el mejor regalo para los hijos”

“Unos padres seguros, coherentes, conectados y que disfrutan de su paternidad es el mejor regalo para los hijos”

Las fundadoras de la Escuelita de El Encinar comparten su Método WINN en dos “Parenting Talks” los días 15 y 22 de febrero. 

Las responsables de esta iniciativa son Rebeca Olazábal Janson y Natalia Álvarez Loring, fundadoras y directoras de la Escuelita del Encinar de los Reyes. Más de 20 años trabajando muy de cerca con familias que les han confiado la educación de sus hijos, ha llevado a estas dos profesionales a volcar su experiencia en el “Método Winn” y, ahora, a compartirlo de forma presencial.

Ambas entienden que educar a nuestros hijos es una de las misiones más importantes de nuestra vida. “Con el Método WINN ponemos al servicio de otras familias conocimientos y prácticas que transformarán la experiencia de “ser padres” en una nueva forma de educar conscientemente. Nuestra familia es la “empresa” en la que más podemos aprender, en la que más podemos enseñar, en la que más inspiración encontraremos; es en la que más transformación viviremos”, dice Natalia Álvarez.

Los sábados 15 y 22 de febrero, hasta 25 personas podrán aumentar su confianza en el mejor proyecto de sus vidas: ser madres o padres. Dos mañanas para descubrir el gran potencial que los padres tienen como educadores y la trascendencia de su práctica educativa en la vida de sus hijos. La educación vista con una nueva mirada para construir un modelo educativo más coherente, eficaz y gratificante en dos talleres o “Parenting Talks” enfocados a educar conscientemente. La inscripción ya está abierta en la web

 

 

¿Cuáles han sido las necesidades que habéis detectado en nuestra sociedad para poner en marcha el Método Winn?

La Educación es la base de la construcción del Ser humano. La educación que recibimos desde nuestro nacimiento, a través de las figuras de apego va a determinar nuestra humanización. Así que la educación de nuestros hijos es uno de los viajes más fascinantes e importantes que haremos. Nuestra sociedad hoy va muy deprisa; estamos en plena era digital, la inmediatez se impone, el trabajo a veces nos quita no solo demasiado tiempo sino tranquilidad. Así que, en el viaje por la educación de nuestros hijos, muchas veces nos acompañan la preocupación, el desconcierto, las dudas, las inseguridades, incluso el miedo.

“Nuestro Método brinda un equipaje con unas herramientas para la maleta, valiosas e imprescindibles para no perdernos”

El Método WINN plantea la experiencia de Ser Padres como un viaje. Y como todo viaje necesitamos de una maleta. En este viaje nuestro Método brinda un equipaje con unas herramientas para la maleta, valiosas e imprescindibles para no perdernos, para poner límites saludables en los retos diarios, para acompañarlos en el desarrollo de habilidades que construirán su autoestima, su autonomía….Y muchas otras herramientas…. que harán que nuestro viaje sea una aventura de conexión, de crecimiento y de transformación para nuestros hijos y para los padres.

 

Educar a un padre para ser padre o a una madre para ser madre. Parece un tema delicado. ¿Qué perfil de personas llegan hasta vuestras manos?

El perfil de padres que llega a nosotras siempre tiene un denominador común: padres amorosos que quieren lo mejor para sus hijos. Padres comprometidos que buscan guía, orientación y acompañamiento.

Este proyecto lo emprendemos porque realmente creemos que los padres son un pilar esencial del Sistema Educativo y una de las llaves para la transformación que necesita la educación del futuro.

“Los padres son los educadores con más potencial y posibilidades que un niño tiene en su vida”

Los padres son los educadores con más potencial y posibilidades que un niño tiene en su vida. No existe otro educador que vaya a estar 20/21 años en la vida de un niño y que lo vaya a hacer con más amor y ganas de dar lo mejor de sí mismo.

No hace falta que exista un problema con los hijos para aplicarse en ser más conscientes de nuestro papel como padres. Necesitamos incidir en este cambio de mentalidad: no concebiríamos dedicarnos a una profesión sin formación. ¿Por qué no formarnos para nuestro proyecto personal más valioso? Los padres suelen buscar información cuando se encuentran con una dificultad: problemas de sueño, de alimentación, rabietas, límites, tecnología, adolescencia, drogas. Entonces leen, buscan en internet, acuden a charlas para padres sobre el tema en cuestión que les interesa en ese momento. Pero toda la información está desligada. Los padres necesitamos un Método que nos dé una visión global de TODO lo que está en juego; que nos permita descubrir el gran potencial que tenemos como educadores y la trascendencia de nuestra práctica educativa en la vida de nuestros hijos. Y además, los padres de la era digital necesitan aprender y formarse donde quieran, cuando quieran y como quieran. Una escuela de padres tradicional no se adapta a los padres millenialls.

“La rabietas, las pesadillas, las llamadas de atención, las luchas de poder o la rebeldía de un adolescente no son errores”

 

Cuáles son los errores más comunes a los que os enfrentáis?

Una de nuestras máximas es: “Los errores son oportunidades de aprender”. La rabietas, las pesadillas, las llamadas de atención, las luchas de poder o la rebeldía de un adolescente no son errores. Son maravillosas alertas que nos muestran que hay una necesidad. Esto lo hemos vivido muchas veces. El padre nos plantea la rabieta de su hijo de dos años o la rebeldía de su hijo adolescente como que algo va mal. “Algo estoy haciendo mal yo o algo está haciendo mal mi hijo”.

Cuando entendemos lo que hay detrás de la rabieta o de la adolescencia nuestra mirada cambia. Y aprendemos a vivir los “tiempos conflictivos” como grandes oportunidades de crecimiento y desarrollo. Crecer es estar en constante cambio. Y esos cambios, que requieren constantes reajustes para los niños y para nosotros, a veces generan conflictos.

El Método WINN nos ayuda a poner una nueva mirada en el conflicto. El conflicto es una fuerza necesaria para el desarrollo. El conflicto es inherente a la relación humana, por lo tanto, es inherente a la relación con nuestros hijos. Cada conflicto para el Método WINN es una oportunidad de crecimiento y desarrollo.

 

¿Cuáles serían las patas fundamentales sobre las que se apoya vuestro método?

Nuestra motivación por hacer llegar a los padres un conocimiento y unas herramientas que nos han sido muy valiosas en nuestra función como educadoras desde hace 20 años y también como madres.

Hemos realizado en estos últimos años un trabajo precioso de creatividad para crear un método de aprendizaje que sea tan pedagógico, significativo y divertido que te vayas a casa con una maleta llena de herramientas y una nueva visión de la educación. Un nuevo paradigma educativo que nos hace tomar conciencia de lo que hemos heredado: creencias y comportamientos que ya no nos funciona y que en ocasiones, muchas más de las que deseamos, nos hacen responder desde el automatismo y la reactividad… dependiendo de nuestro estado de ánimo.

Un nuevo paradigma que recupere la belleza del ser humano y del niño, que nos permita conectar con ellos y confiar en sus procesos de maduración y aprendizaje; que nos brinda conocimiento y también nuevas maneras de hacer, de responder para sustituir aquello que ya sentimos que queremos transformar.

No podremos cambiar si no tenemos una alternativa clara. El Método WINN aporta una alternativa clara para que nuestros padres se empoderen de nuevo y se llenen de energía positiva, de confianza, de alegría y de seguridad. Unos padres seguros, coherentes, conectados y que disfrutan de su paternidad es el mejor regalo para los hijos. Estos padres marcarán claramente la diferencia en la vida de sus hijos.

Nos parece determinante sentir que no estamos solos como padres. Que tenemos una comunidad que nos apoya y sostiene, en la que poder compartir y crecer juntos. Una comunidad WINN en la que no viajamos solos, en la que sentir que el viaje es mucho más enriquecedor y fascinante cuando lo compartimos, cuando damos y cuando recibimos. Sentir que todos estamos unidos.

 

¿Cómo debe evolucionar nuestra sociedad para apoyar el mejor desarrollo de la educación infantil/juvenil y las relaciones paternofiliales?

Nosotras pensamos que la clave está en la conexión. La conexión con nosotros mismos y con los demás. Vivimos muy desconectados. Vivimos en la superficie, atendiendo siempre a la conducta o al comportamiento y no a lo que está debajo. El comportamiento es el resultado de cómo percibimos el mundo, de cómo lo interpretamos, de las creencias que se instauran en la sociedad y convierten simples hechos en interpretaciones que nos creemos como verdades absolutas.

“Si tu hijo no estudia bien, no va a tener futuro.” Ante esta creencia los padres nos aterramos, porque queremos un futuro para ellos. Y empezamos a trabajar en la conducta: clases particulares, castigos sin salir, les repetimos que no tendrán futuro uno y otra vez, y así se construye el niño. Desconectado de su verdadero potencial y, en consecuencia, desconectado de nosotros.

“La conexión, la pertenencia, la necesidad de contribuir, de ser valiosos e importantes, … son necesidades inherentes al ser humano”

La conexión, la pertenencia, la necesidad de contribuir, de ser valiosos e importantes, … son necesidades inherentes al ser humano. Cuando las perdemos nuestro cerebro está programado para reaccionar. Y entonces llamamos la atención, entramos en luchas de poder, hacemos daño al otro, nos sentimos incapaces y perdemos la motivación, …

Para modificar cualquier conducta o comportamiento que no esté funcionando, para nosotros o para nuestros hijos, es obligatorio hacer un viaje a nuestro interior. Revisar creencias, juicios, tomar conciencia del poder de nuestras acciones, de nuestro ejemplo, de nuestro lenguaje.

Y así volver al exterior, a nuestras relaciones, con capacidad de transformar todo aquello que no esté funcionando para ellos y para nosotros.

Nosotras decimos que Ser Padres es una de las oportunidades más valiosas que nos presenta la vida para ser nuestra mejor versión.

 

¿Son importantes o no, temas tan discutidos en la actualidad como el Pin Parental?

Todos los temas relacionados con la Educación son importantes. Ponen el foco en la educación, que es la base de la construcción de nuestra sociedad. Que exista polémica o diferencia de opiniones sobre temas relacionados con la educación es positivo. Nos ponen a pensar en ella, nos hacen dedicarle tiempo, nos implicarnos, nos sentirnos parte de algo que nos concierne a todos. Los padres son una parte esencial de la educación. Escuchar su voz y lo que tienen que decir es importante.

 

Más información sobre el Método Winn AQUÍ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
15°
Sábado 13° 
Domingo 17° 
Lunes 17° 
Martes 16° 

SUSCRÍBETE

REVISTA PLÁCET

REVISTA PLÁCET