Casi 33.000 mujeres españolas recibirán un diagnóstico de cáncer de mama en 2020, de acuerdo con las estimaciones de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). La buena noticia es que hasta un 70% de estas mujeres podrán beneficiarse de la realización de una prueba genética capaz de “determinar la probabilidad de recaída a diez años y el beneficio o no de la administración de quimioterapia”, señala la doctora Laura García Estévez, jefa de la Unidad de Mama de MD Anderson Cancer Center Madrid.

  • La utilización de plataformas genéticas permite predecir el riesgo de recaída a diez años y el beneficio o no de utilizar quimioterapia en estas pacientes.
  • La plataforma genética elegida por MD Anderson Madrid para este análisis evalúa 21 genes distintos, frente a los tres genes que se suelen estudiar en condiciones normales en el laboratorio. Es la misma plataforma que utiliza MD Anderson en Houston.
  • Esta prueba está indicada en el cáncer de mama hormonosensible con subtipo luminal y sin ganglios afectos, si bien se están empezando a ver resultados positivos también en pacientes con uno y tres ganglios afectos.
  • Casi 33.000 mujeres en España serán diagnosticadas con un cáncer de mama este año, según estimaciones de la Sociedad Española de Oncología Médica.

En condiciones normales en el laboratorio, medimos tres factores (los receptores de estrógeno y progesterona, el Ki67 y el HER2), mientras que esta prueba mide un total de 21 genes”, explica la doctora García Estévez, que subraya por ello la alta fiabilidad de esta plataforma genética elegida por el centro.

En concreto, la realización de esta prueba está indicada en “pacientes con cáncer de mama hormonosensible, es decir, con receptores hormonales positivos, con un subtipo luminal y que no tengan ganglios afectos, es decir, en un estadio todavía inicial”, subraya la doctora García Estévez. Las pacientes con cáncer de mama en estadios metastásicos más avanzados no se pueden beneficiar de esta determinación, ya que lo que mide precisamente esta plataforma genética es la probabilidad de recaída a distancia de la paciente, es decir, el desarrollo de metástasis).

Resultados positivos en pacientes con ganglios afectados

Aunque de momento esta prueba solo está indicada en mujeres cuyo cáncer de mama no se ha extendido todavía a los ganglios linfáticos de la axila, esta situación podría cambiar a corto o medio plazo. Actualmente, existen estudios en marcha que buscan averiguar si esta prueba pudiera ser eficaz también en aquellas pacientes cuyo tumor está más avanzado y sí se ha extendido ya a los ganglios de la axila.

Sobre este tema, la doctora García Estévez señala que ya existen “datos retrospectivos muy interesantes de pacientes que tienen entre uno y tres ganglios afectados y que se han beneficiado de esta prueba”. Eso sí, en su opinión, tres ganglios afectados sería el tope para que esta plataforma genética sea eficaz en sus resultados.