Seleccionar página

Todo lo que debes tener en cuenta para comprar una moto usada

Todo lo que debes tener en cuenta para comprar una moto usada

Si estás pensando comprarte una moto de segunda mano, debes tener en cuenta que necesitarás unas mayores precauciones a la hora de hacer tu búsqueda que si se tratara de un modelo de primera mano. Es lógico que prefieras una moto ya usada, porque la diferencia de precio es de lo más tentadora, pero te recomendamos seguir los siguientes consejos cuando vayas a hacer tu elección.

Siempre que puedas, acude una tienda

En primer lugar, tienes la opción de comprarle a un particular o a una tienda, pero es mejor decantarse por esta última opción. Las tiendas siempre van a estar donde estaban, no teniendo las opciones de desaparecer con las que cuentan los particulares, y además están obligadas a dar un tiempo de garantía. Por otra parte, las tiendas siempre tienen claro cuál es la documentación que se necesita para hacer la transferencia sin problema alguno.

Busca garantías en todo caso

Debes ser siempre muy consciente de lo que vas a comprar. Si se trata de una moto con poco tiempo, pocos kilómetros y un precio justo, debe tener garantía. En cambio, si es una moto vieja, con muchos kilómetros y a un precio muy barato, es posible que el vendedor no esté dispuesto a pagar un arreglo por una avería que se produzca después de la transmisión. Pero como hemos visto ya, las tiendas tienen la obligación de dar garantía siempre.

En muchas tiendas se ofrecen garantías externas, consistentes en pólizas de seguro mecánico cubiertos por una compañía especializada. Si es el caso, debes enterarte bien de cómo funciona dicha garantía.

Revisa todos los aspectos de la moto

Es fundamental que compruebes por ejemplo cualquier soldadura extraña que encuentres en el chasis, o los golpes que presente la estructura. Resulta sencillo si has mirado antes cómo son las soldaduras de fábrica en otra moto. Cualquier plástico o golpe en la carrocería puede ser señal de que existe un golpe mayor debajo.

Por otra parte, los puños o reposapiés, las piezas de goma, las palancas o el asiento mismo pueden una señal, hasta cierto punto, de los kilómetros reales que tiene el vehículo. En caso de que se haya tocado el cuentakilómetros, si estos elementos están especialmente desgastados, puede ser una advertencia. Evidentemente no se trata de una prueba completamente fiable, ya que son piezas que se puedan cambiar a un precio barato, pero sí pueden ser una buena pista.

En caso de que vayas a comprar una moto con una avería, porque pienses que es una buena inversión a pesar de esto, asegúrate muy bien de que realmente es así, con la opinión de un mecánico. Para llevarla al taller puedes recurrir a una empresa con servicios de transporte de motos baratas.

Compra una moto que puedas probar

Hay vendedores que no te dejarán probar una moto así porque sí, pero si les das ciertas garantías, quizás puedas convencerlos. Por ejemplo, puedes ofrecerle las llaves de tu propia moto o coche, o tu documentación, para así asegurarle que no tienes escapatoria.

Comprueba que se reúne toda la documentación

Los documentos necesarios para transferir una moto son la ficha técnica, el permiso de circulación y el recibo del impuesto municipal del último año. Necesitarás también el DNI del vendedor y un contrato firmado por él y por ti. Recuerda que la ficha técnica debe estar en vigor. En caso de no tener las cosas claras, puedes contratar a una gestoría para que se encargue de estas gestiones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
14°
Miércoles 14° 
Jueves 16° 
Viernes 15° 
Sábado 16° 

SUSCRÍBETE

REVISTA PLÁCET

REVISTA PLÁCET