Dos personajes entran en el escenario del teatro de La Abadía para hablar el uno con el otro. Son Malena Alterio y Luis Bermejo. Dos actores de extraordinaria vis cómica que ponen su voz y su cuerpo al servicio del texto y la dirección de Pablo Rosal para explorar lo que queda del poder comunicativo del habla humana.

“Los que hablan” es una propuesta teatral poco convencional que en su extrema sencillez y universalidad quiere abrazar a todo tipo de público. De hecho, en los cimientos mismos de la obra está el buscar un lenguaje muy común y reconocible que reúna a los espectadores en una reflexión primaria sobre algo tan asumido e intrínseco como es el hablar.

Se trata, ante todo, de un ejercicio a plena vista, un recordatorio de la flexibilidad mental y vital de la infancia que siempre habita en nosotros. Son payasos que ponen en duda lo que asumimos con demasiada facilidad. Nos ofrecen la posibilidad de repensar el mundo desde una base insegura, inestable, nueva. Esto remite a un valor social primigenio del teatro: desmantelar el mundo para poder ver sus funcionamientos demasiado automatizados.

 

5.LQH Laura Ortega Pin - "Los que hablan": cuando el teatro descubre nuestras deficiencias

Malena Alterio y Luis Bermejo en una escena de la obra “Los que hablan”.

 

Si analizamos el panorama social de nuestro tiempo y analizando las respuestas que ofrece la cultura, se puede fácilmente deducir que andamos demasiado inmersos en la actualidad: sin apenas metáforas ni espacio interno.

Vivimos avasallados por la Actualidad, que ocupa y rellena nuestros días, que tensa nuestra sensibilidad: es ella la que nos hace pensar y la que nos premia. Su discurso ha suplantado nuestra inteligencia.

La obra estará en el Teatro de la Abadía hasta el 8 de noviembre. Entradas Teatro de la Abadía.