Son La Estampida y traen la obra “La cresta de la ola” al teatro Abadía en tan solo cuatro funciones, del 19 al 22 de noviembre. Un espectáculo en forma de regalo y delicatessen, dentro del programa del 38º Festival de Otoño, que habla de la condición humana de una manera realista y descarnada entre drama y humor.

El jurado de los premios “El Ojo Crítico” de RNE definió así las razones por las que otorgó el premio a la compañía andaluza:

“Por ser una compañía que bebe tanto de una tradición existencialista del teatro andaluz como del teatro físico europeo. La Estampida Teatro es un colectivo que sostiene una búsqueda muy precisa basada en la musicalidad del lenguaje. Su trabajo es el resultado de unificar trayectorias, disciplinas, miradas y orígenes”.

Dirigida por José Troncoso, “La Cresta de la Ola” está interpretada por Alicia Rodríguez, Belén Ponce de León, Ana Turpín y José Bustos.

 

La Cresta de la ola. Teatro Madrid - La compañía premiada con "El Ojo Crítico" de Teatro 2020 actúa en Madrid

Victoria quiere alcanzar el “éxito”

La obra nos habla de Victoria, una mujer acomplejada por el sueño inalcanzable de llegar ser alguien y desea con todas sus fuerzas la vida de Stella.

Es el día de la fiesta contra el hambre de los niños en el mundo. Victoria sirve mientras Stella baila. Es el día en que una “mágica oportunidad” intercambie sus vidas para siempre, haciendo que la una pase a ser la otra, y la otra, la una. Para siempre. ¿Es oro todo lo que reluce?

Intercambiadas sus vidas, Victoria vivirá en la cresta de la ola, mientras Stella probará las mieles del desencanto junto a un marido, al que no conoce y que no entiende sus ínfulas de grandeza, en una casa que se le cae encima como una enorme montaña de tierra. Victoria, por su parte, se adentra en la trastienda del éxito más absoluto. Y no permitirá que nada ni nadie le arrebate lo que por fin ya es suyo.

Qué más da. Qué más da todo: la una, la otra y los demás.Una gran ola se acerca. Una ola inmensa, que hará que tomen conciencia quienes la tengan y que la pierdan del todo quienes nunca la tuvieron.

¿De qué sirven unos pendientes de brillantes en el fondo del mar? ¿Para qué sufrir, si todo terminará siendo arrasado por las aguas? Un tsunami revelador se acerca, hundiendo lo absurdo de nuestros comportamientos y sacando a flote la gran y única verdad: no somos nadie. Y esta epifanía se lo tragará todo. También las risas de los que nos miran. Todo. ¿De qué sirve el éxito en el fondo del mar?

Teatro La Abadía. Sala Juan de La Cruz. Día 19, 20 y 21, a las 19.30 h. El domingo 22 a las 18.30 h. 80 minutos.