COMPASIÓN, LA CARNICERÍA VEGANA QUE ESPERA REVOLUCIONAR EL MERCADO VEGANO EN ESPAÑA CON LA PROMOCIÓN DE PRODUCTOS MÁS SALUDABLES.

Desde hace más de 50 años la calle Espíritu, una especie de centro de abastos de la zona de Malasaña, ha concentrado diversos locales como restaurantes, fruterías, panaderías, pescaderías, pollerías y hasta casquerías. Algunas de las instalaciones mantienen su estilo clásico, mientras que otros traen nuevas propuestas para el consumidor. Entre ellas se destaca Compasión, la primera carnicería 100 % vegetal de Madrid.

Una nueva propuesta en la gastronomía vegana

Compasión, ubicado en el portal número cuatro, es un negocio familiar que tiene como objetivo revolucionar la cultura gastronómica vegana de la ciudad. Elena González y Scarlett Rojas, cuñadas y artífices del proyecto, manifestaron que son “consumidores de este tipo de productos”. Sin embargo, decidieron crear su propia marca porque no se sentían representadas por los alimentos que ofrece la industria vegana en España.

La idea también surgió a raíz de la pandemia. “Cuando nos confinaron estuvimos pensando en abrir algún tipo de negocio juntos para no depender de nadie”, mencionaron. En la búsqueda de un emprendimiento, vieron la noticia de una carnicería similar en Londres, que había agotado su stock en un tiempo récord, y optaron por lanzar sus propios productos.

De esta forma, comenzaron la elaboración de productos, sin químicos ni espesantes que comúnmente se utilizan en el sector. Al notar que estaban muy buenos se dieron cuenta de que eran capaces de hacer algo que se destacara en el mercado. “Por ser saludable y, también por su sabor”, afirmaron.

Todos los productos son elaborados con materias primas como el seitán, tofu, tempeh, yuba, entre otros. El bistec de seitán es uno de los grandes éxitos de la marca. En el proceso de producción se combinan diversos ingredientes para mejorar su textura y sabor. Por ejemplo, “el seitán tiene una textura gelatinosa”, pero lo mezclan con coliflor y champiñón.

Otro dato curioso es que puedes cocinarlo como la carne tradicional. Sabemos que la forma de cocción cumple un rol bastante importante en la textura de los alimentos. Cocinar en parrilla o barbacoa deja una textura más jugosa a nuestras carnes, ya que la temperatura cubre de manera uniforme los alimentos. En ambos casos, el bistec de seitán tendrá buenos resultados.

La Compasión también dispone una variedad de embutidos: lomo embuchado (seitán, ajo, cebolla y pimentón), chorizo picante (alubia, tomate y pimentón), hamburguesas (de shiitake, portobello y champiñón o de tempeh con anacardos y mostaza), brochetas de yuba con coles marinadas, carpaccio de bife (seitán, legumbres, cúrcuma y curry) y milanesa de tofu y seitán. La morcilla, que incluye frijol negro, arroz, algarroba y especias variadas, es otra de las favoritas que está causando furor entre los clientes.

Aunque hasta el momento tiene una gran acogida, Elena y Scarlett comentan que su negocio también ha recibido algunas críticas por llamarse carnicería. Aún así, mencionaron que su concepto no busca imitar los sabores originales de la carne, sino de promocionar productos variados y más saludables.