El 31 de mayo de 1871 se inauguraba el primer tranvía que circuló en Madrid. Se trataba de la línea que unía el barrio de Salamanca con el de Pozas (Hoy Princesa-Alberto Aguilera). Una exposición en la Biblioteca Regional de la Comunidad de Madrid conmemora esta efeméride.

En esta muestra se explica la historia de los distintos modelos y recorridos de las líneas por las calles de Madrid a lo largo del tiempo, su relevencia dentro de la vida de la ciudad así como su importancia como primer medio de transporte público en sus calles y el protagonismo del tranvía en ciertos momentos históricos y en las manifestaciones culturales madrileñas.

La exposición realiza su recorrido con tres apartados principales. El primer capítulo se centra en los orígenes y su desarrollo durante un siglo mostrando los tipos de tracción (animal, vapor, eléctrica) y la evolución de las líneas y la historia de las empresas aportando documentos como guías, planos, documentos jurídicos, dictámenes, y fotografías. También se destaca el ómnibus, el primer medio de transporte colectivo en Madrid y se detallan los primeros intentos no materializados, del establecimiento en la ciuda de líneas de tracción animal. Se dedica un apartado la evolución urbana de la ciudad y su extensión territorial. Los asistentes conocerán más datos sobre la construcción del tren-tranvía de circunvalación de la Ciudad Lineal de Arturo Soria y la urbanización de los aledaños por donde pasaba la vía a ambos lados, así como la colonización agrícola, repoblación e industrialización.

 

yo me bajo en la proxima 2 - Se cumplen 150 años del primer tranvía en Madrid

La exposición se titula: «Yo me bajo en la próxima. 150 años del primer tranvía en Madrid».

yo me bajo en la proxima - Se cumplen 150 años del primer tranvía en Madrid

En el segundo capítulo de la muestra analizan los aspectos sociohistóricos durante los 100 años que el tranvía se mantuvo activo. Un medio que democratizó el transporte en Madrid y que fue fundamental en la vida de los ciudadanos. Podrán verse fotografías de Santos Yubero mostrando a madrileños haciendo cola esperando su llegada, cómo viajaban en su interior tanto desconocidos como famosos, cómo aprovechaban para firmar contratos taurinos durante esa espera, y cómo iban subidos en los topes de los vehículos.

El recorrido llega a su fin centrándose en la presencia de manifestaciones artísticas en este tema que van desde la literatura al cine, pasando por la fotografía y la pintura. Referencias a varios géneros literarios y autores como Manuel Rico, Benito Pérez Galdós, Wenceslao Fernández o Emilia Pardo Bazán que han dedicado alguna de sus obras o capítulos a nombrar este medio de transporte. También ha sido protagonista en el cine español de la época como en la película Se vende un tranvía de Juan Esterlich, en 1959.

Hasta el 26 de septiembre en la Biblioteca Regional Joaquín Leguina. Entrada gratuita.