Se abre la nueva Gran Vía pensada para el peatón

z

El aumento de las aceras y las restricciones al tráfico privado convierten a la Gran Vía madrileña en un espacio urbano pensado para el peatón. Sin enbargo, se echa de menos un carril bici que recorra toda la calle en los dos sentidos y soluciones previas reales al tráfico.

Con la ampliación de aceras, el peatón ha ganado 6.800 m2, lo que supone un incremento de espacio peatonal del 31,24 % respecto a la superficie anterior. La calzada ha quedado configurada con dos carriles de circulación por sentido: uno para transporte público y uno para coches, motos y bicicletas. En el tramo entre las plazas de España y de Callao se ha creado un carril bici independiente del resto de los vehículos, en sentido subida. Se han creado seis nuevos pasos de peatones para mejorar la permeabilidad transversal. Se ha plantado nuevo arbolado y un nuevo mobiliario urbano innovador. Además, se ha instalado alumbrado de eficiencia energética, pavimento drenante y asfalto fonoabsorbente.

w

c

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>