Seleccionar página

San Valentín está enterrado en Madrid

San Valentín está enterrado en Madrid

¿De dónde viene la fiesta de san Valentín?
Para ello tenemos que retroceder a la Roma clásica, donde, el día XV de las Calendas Marcias (lo que sería nuestro actual 15 de febrero) tenían lugar las Fiestas Lupercales. En ellas, se adoraba a Luperca, la loba que amamantó a Rómulo y Remo. Las fiestas además de consistir en numerosos sacrificios y rituales, se basaban en el desenfreno sexual dirigido por los “lupercos”, jóvenes desnudos que iban azotando a las mujeres que encontraban por el camino con unas correas de piel de cabra, a modo de miembro viril. Los romanos tenían sexo sin control por las calles de la ciudad. Pero esta celebración empezó a ser considerada como una depravación de la moral y en el año 494 el Papa Gelasio I decidió cristianizar estos festejos conmemorando un día antes, el 14 de febrero, el martirio de san Valentín.

Vitral de San Valentín.

Vitral de San Valentín.

¿Quién era san Valentín?
La tradición cuenta que Valentín fue un sacerdote romano que vivió en la época del emperador Claudio II. Claudio II, conocido como “el gótico”, había promulgado una ley que prohibía el matrimonio a los soldados, puesto que estaba convencido que, solteros, los soldados eran más fieros al no tener familia ni ataduras. Pero Valentín no compartía los ideales del emperador y desobedeciendo la ley, casaba de manera secreta a los soldados que se lo pedían, hasta que el hecho fue descubierto y Valentín fue condenado, por no cumplir la ley y por casar por el rito cristiano, el cual estaba prohibido y perseguido. La condena ejecutada el 14 de febrero del año 270 d. c, se dividió en tres partes, la primera una paliza. En segundo término fue apedreado y por último fue decapitado.
Según la tradición el lugar del martirio fue la puerta de Roma conocida como la puerta Flaminia (actualmente llamada porta del Popolo). Incluso hubo un tiempo en que la puerta fue llamada puerta de San Valentín.
Por el hecho de haber sido ejecutado por cumplir la voluntad de los amantes, san Valentín pasó a ser el  patrón de los enamorados y sus reliquias fueron muy codiciadas a lo largo de la historia tanto por particulares, reyes y eclesiásticos.

Cuadro titulado Feast of Lupercalia.

Cuadro titulado Feast of Lupercalia.

… Los romanos tenían sexo por la calle para adorar a Luperca hasta que el papa Gelasio I decidió cristianizar la fiesta.

San Valentín descansa en Madrid
Curiosamente un santo venerado a nivel mundial descansa en la madrileña iglesia de San Antón, en la calle Hortaleza del barrio de Chueca. Pero…  ¿Cómo llegaron los restos de San Valentín a Madrid? Pues bien, a finales del siglo XVIII el Papa regaló  las reliquias al rey Carlos IV, quien a su vez, las entrego para su custodia en la Real Iglesia de las Escuelas Pías de San Antón (más conocida por ser el lugar donde el día 17 de enero miles de madrileños acuden para que sus mascotas sean bendecidas y a comprar los panecillos del santo).

Restos de San Valentín, en la madrileña inglesia de San Antón.

Restos de San Valentín, en la madrileña inglesia de San Antón.

Los restos de san Valentín fueron expuestos de manera permanente en un lateral de la iglesia a partir del año 1984. San Valentín aun siendo el patrón de los enamorados no es agradable a la vista, puesto que sus reliquias recuerdan más a una bandera pirata que al sacerdote que casaba en secreto. En la vitrina que acoge sus reliquias podemos ver una calavera, dos fémures y algún que otro hueso difícilmente identificable.

El Concilio Vaticano II retiró la celebración
Lo cierto es que Madrid no es la única ciudad que exhibe orgullosa las reliquias de san Valentín. Entre otras ciudades que reclaman la posesión de las reliquias están la ciudad de Termi en Italia o en incluso en España  lugares como Calatayud o Toro.
Como curiosidad, aunque la fiesta de san Valentín se sigue celebrando, estuvo vigente en el calendario litúrgico hasta 1969 cuando en el Concilio Vaticano II se reorganizó el santoral y retiró su celebración. Aun así año tras año todos los 14 de febrero se sigue rindiendo homenaje al santo del amor.

Por: Luis Pérez, historiador del arte y gestor cultural. Miembro de Madrid en Ruta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
15°
Domingo 14° 
Lunes 15° 
Martes 16° 
Miércoles 17° 

SUSCRÍBETE

REVISTA

REVISTA