Seleccionar página

Roberto Álamo “Antes que actor fui camarero y reponedor de juguetes en unos grandes almacenes”

Roberto Álamo “Antes que actor fui camarero y reponedor de juguetes en unos grandes almacenes”
[entradilla]Entrevistamos a Roberto Álamo que estrena este viernes 28 de octubre Que dios nos perdone un thriller policíaco en el que el actor demuestra toda su garra y su fuerza interpretativa. Álamo ha trabajado en esta película junto a Antonio de la Torre a las órdenes del director Rodrigo Sorogoyen.[/entradilla]
Roberto Alamo jmuestra toda su garra interpretativa en una escena de la película Que dios nos perdone, en su papel del detective Alfaro.

Roberto Alamo jmuestra toda su garra interpretativa en una escena de la película Que dios nos perdone, en su papel del detective Alfaro.

Tu papel en Que Dios nos perdone… no se si es que lo bordas o es que está hecho pensando en ti. Desde mi modesto punto de vista… de Goya. ¿Cómo sientes que te ven los directores?
Cada vez como un actor más moldeable.

¿Y el público?
Como un actor interesante.

¿Qué te comentan cuando te reconocen por la calle?
Si han visto alguno de mis trabajos suelen darme la enhorabuena.

¿Cómo nos resumirías en una línea Que Dios nos perdone…
Un thriller policíaco donde te ríes, te emocionas y estás en constante tensión.

¿Qué le dirías tú a alguien para recomendársela?
Que acudan al cine a ver una película que va a ser recordada.

Tan diferente de Antonio de la Torre… ¿Qué nos dices de este otro “actorazo”?
Extraordinario actor y un maravilloso compañero.

Roberto Alamo junto al también actor Antonio de la Torre en una escena de  la película Que dios nos perdone

Antonio de la Torre (La isla mínima, Tarde para la Ira, Canibal) y Roberto Álamo (La piel que habito, Gordos) comparten protagonismo en Que Dios nos perdone, un magnífico Trhiller policíaco de Rodrigo Sorogoyen (La pecera de Eva, Impares y Stockholm) genialmente interpretado por ambos actores.

¿Cómo fue el rodaje?
Como una balsa de aceite.

¿Alguna anécdota reseñable?
Nunca había pasado tanto calor en mi vida.

¿Te apeteció hacer la peli nada más leer el guión?
Si, porque con solo leer hasta la página cuatro me emociono.

Roberto Alamo junto al también actor Antonio de la Torre y al director de Que dios nos perdone, Rodrigo Sorogoyen, durante el rodaje de la película.

Roberto Alamo junto al también actor Antonio de la Torre y al director de Que dios nos perdone, Rodrigo Sorogoyen, durante el rodaje de la película.

Si a Cristina de la Rota le dieran un euro por los actores de éxito que han salido de su escuela, tal vez sería millonaria. ¿Qué tiene de la Rota?
Posiblemente sea la mejor maestra y pedagoga de arte dramático de este país.

¿Que sigues recordando de esa época?
Sus enseñanzas.

¿Qué te dijo y quien te dio ese consejo que aún sigues recordando?
Cristina me dijo un día “ Roberto todo lo que saques de dentro te salvará”

No te veo muy de dar consejos, pero ¿qué le dirías a un chaval que empieza que te viniera a pedir uno?
El mismo consejo que me dio Cristina Rota.

No se si mucha gente sabe que haces unos retratos fotográficos de p…. Madre, siempre en Blanco y negro ¿por qué?
Porque el blanco y negro me resulta atemporal.

¿Sientes alguna conexión entre la fotografía y la interpretación?
Quizá una, la observación del ser humano

Has retratado a muchos de nuestros actores/actrices patrios ¿alguno te ha dicho que no?
Si alguno me dijo que no.

¿A quién te encantaría hacerle un retrato?
A James Taylor (cantante y compositor Norteamericano)

Roberto Álamo (Madrid, 1970)  Actor de raza que comenzó su carrera con la compañía Animalario y en televisión en series como Éste es mi barrio (1996) o La casa de los líos (1998).  Su primera película fue Dias de fútbol, una comedia de David Serrano. Posteriormente ha participado en películas como La piel que habito (2011) de Pedro Almodóvar, Gordos de Daniel Sánchez Arévalo, Los dos lados de la cama de Emilio Martínez Lázaro, Te doy mis ojos de Icíar Bollaín. En 2013 ganó el Goya al mejor actor de reparto. por su papel en La gran familia española.

Roberto Álamo (Madrid, 1970)
Actor de raza que comenzó su carrera con la compañía Animalario y en televisión en series como Éste es mi barrio (1996) o La casa de los líos (1998).
Su primera película fue Dias de fútbol, una comedia de David Serrano. Posteriormente ha participado en películas como La piel que habito (2011) de Pedro Almodóvar, Gordos de Daniel Sánchez Arévalo, Los dos lados de la cama de Emilio Martínez Lázaro, Te doy mis ojos de Icíar Bollaín.
En 2013 ganó el Goya al mejor actor de reparto. por su papel en La gran familia española.

¿Sigues con la obra de teatro Lluvia Constante junto a Peris-Mencheta? ¿Os vais de gira… os quedáis?
Si, ahora nos vamos de gira.

¿Qué destacarías de esta obra?
No es común el hecho de entrar al teatro y salir de el transformado.

Tú retwiteas más que twiteas ¿Te va el rollo redes?
Únicamente para temas profesionales.

Desde la butaca, ya sea en el cine o en el teatro, se te ve muy combativo ¿Se traduce esto a tu vida personal?
En mi vida personal solo soy combativo cuando acudo a la escuela de boxeo (Escuela Jero García)

¿A quien te gustaría soltarle un par de verdades en la cara?
Les diría cuatro cosas a aquellos que a sabiendas sigan jodiendo el mundo.

¿Sigue siendo tu interpretación de Urtain sobre las tablas ese papel que más te ha marcado?
Profesionalmente si.

¿Y es con el que más te has identificado?
Intento sentirme identificado con cada uno de los personajes que interpreto aunque a veces no lo consiga.

¿Siempre quisiste ser actor?
No

¿Cúal era tu vocación infantil?
Cantar, tocar la guitarra y el dibujo.

¿Cuál fue tu primer papel sobre un escenario?
Esperando al zurdo de Clifford Odets y dirigida por Cristina Rota.

Fuiste cocinero antes que fraile. ¿Por qué trabajos tuviste que pasar antes de vivir de la interpretación?
Camarero y reponedor de juguetes en unos grandes almacenes.

Que dios nos perdone, personalidades opuestas tras un asesino en serie

A pesar de que Que Dios nos perdone es un thriller policíaco en el que dos inspectores deben detener a un implacable asesino en serie en una búsqueda contrarreloj, según Rodrigo Sorogoyen, director de la cinta, no se trata de una película “tradicional” de policías y asesinos, “la trama policíaca te va atrapando hasta que sientes la misma obsesión que sienten los protagonistas por ponerle cara al psicópata y atraparlo”. A la vez, el espectador va conociendo a los dos detectives, los dos seres humanos que son Velarde (Antonio de la Torre) y Alfaro (Roberto Álamo) tan distintos pero tan complementarios.
Esta es una película de personajes en la que el espectador convive con ellos en sus casas, en su oficina, con sus miedos y sus esperanzas. Con sus seres queridos y sus dificultades para amar y relacionarse con los demás y con el entorno que les rodea. En definitiva que indaga en la psicología de los personajes hasta tal punto que es tan importante la caza del antagonista como el viaje interior que ellos mismos sufren. La humanidad que se desprende de cada gesto, de cada plano, en todas las escenas, hace de este largometraje un thriller diferente, una película distinta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
32°
18°
Viernes 32°  19°
Sábado 35°  19°
Domingo 34°  21°
Lunes 32°  19°

SUSCRÍBETE

REVISTA