El restaurante Rubaiyat, una de las mejores parrillas de carne de Madrid, guarda en su carta algunos platos exquisitos de pescado.

 

Ruibayat 001 - Rubaiyat, el templo de la carne que también mima el pescado

La chef Mariana Argeoli, prerara unos cortes de atún rojo en la parrilla del restaurante Rubaiyat.

 

La jefa de cocina de Rubaiyat Mariana Argeoli es consciente que la mayoría de sus comensales eligen su restaurante para degustar algunos de los sabrosos cortes de sus vacas de raza brangus a la parrilla de carbón vegetal, pero en su carta cuida con el mismo esmero los platos que tienen como protagonista el pescado.

La terraza de Rubaiyat es uno de los espacios más especiales e impresionantes a nivel gastronómico que tiene Madrid. Su decoración vegetal y el excelente servicio, además de la distancia entre mesas, han convertido esta importante parte del restaurante brasileño en un lugar de referencia.

 

Rubaiyat Terraza 01 - Rubaiyat, el templo de la carne que también mima el pescado

Aspecto de la terraza del restaurante Rubaiyat en la calle Juan Ramón Jiménez, 37. Madrid

 

Un primer aperitivo de patatas soufflé con ventresca inicia el viaje culinario por un menú solo de pescados.

Le sigue un ceviche de corvina con granizado de caipiriña de mandarina. El toque brasileño a esta receta peruana y tan internacional, sorprende por su equilibrio y sensaciones en boca. Está riquísimo.

 

Rubaiyat ventresca 01 - Rubaiyat, el templo de la carne que también mima el pescado

Patatas soufflé con ventresca.

 

Rabaiyat. ceviche 02 - Rubaiyat, el templo de la carne que también mima el pescado

Ceviche de corvina.

 

El tartar de atún tiene una presentación soberbia y tiene una buena textura y sabor, con un marinado muy equilibrado.

 

Rubaiyat tartar 01 - Rubaiyat, el templo de la carne que también mima el pescado

Tartar de atún.

 

Le toca el turno a la parrilla de Mariana. El atún rojo a la parrilla con sésamo negro, cama de quinoa, acompañado de salsa chutney de mora, jengibre y azúcar (fotografía de portada) es un bocado riquísimo y lleno de matices que combinan muy bien.

Continuamos con un bacalao a la plancha sobre setas con crema blanca con limón, acompañado de una alcachofa y finas tiras de puerro fritas. Otro platazo que sabe combinar la personalidad de este clásico de aguas frías con toques sutiles que acompañan y redondean un gran bocado.

 

Ruibayat bacalao 01 - Rubaiyat, el templo de la carne que también mima el pescado

Bacalao a la plancha sobre lecho de setas con crema blanca y limón, acompañado de alcachofa.

 

Para terminar esta gran propuesta de menú del mar, llegamos al postre con una tarta de queso casera acompañada de mermelada y helado de guayaba, fresas y menta.

 

Ruibayat postre 01 - Rubaiyat, el templo de la carne que también mima el pescado

Tarta de queso con mermelada y helado de guayaba.

 

En la carta del restaurante Ruibayat, completan la oferta marina platos como la fideuá de langostinos o el pulpo a la brasa.

Siempre es un buen momento para volver a Ruibayat, pero los últimos días del verano parecen especialmente oportunos para seguir disfrutando de tan espectacular terraza y la cocina de Mariana.

Si te gusta descubrir otros restaurantes de Madrid, sigue leyendo aquí.