Seleccionar página

¿Qué debe cambiar en la educación para afrontar los retos de nuestra sociedad?

¿Qué debe cambiar en la educación para afrontar los retos de nuestra sociedad?

Especial Educación.

Expertos del sector responden a esta importante cuestión.

Wisdom School.

En una sociedad democrática, plural y cosmopolita, en la que las nuevas tecnologías ofrecen acceso libre e inmediato a la información, la educación ya no puede consistir en la transmisión unidireccional de una serie de contenidos curriculares prefijados, compartimentados en asignaturas y secuenciados por cursos y etapas educativas, impartidos magistralmente por maestros y profesores y asimilados pasivamente por sus alumnos.

“Los educadores del S. XXI han de replantearse su posición de autoridad tradicional y conceder mayor autonomía a sus alumnos, haciéndoles partícipes y responsables de su propio proceso de aprendizaje”

Los educadores del S. XXI, por tanto, han de replantearse su posición de autoridad tradicional y conceder mayor autonomía a sus alumnos, haciéndoles partícipes y responsables de su propio proceso de aprendizaje. Es esencial que profesores y maestros enseñen a sus alumnos a utilizar críticamente las múltiples herramientas que ahora tienen a su disposición y que les permitirán dar sentido y estructurar por sí mismos esos conocimientos.

La investigación y la innovación tecnológica hacen surgir constantemente nuevas disciplinas y áreas de conocimiento, de forma que nadie puede prever qué profesiones serán más demandadas la próxima década. Los educadores deben ser facilitadores en la adquisición de estas competencias.

Por ello, maestros y profesores han de estar en un proceso de formación y experimentación continua que les permita conocer, valorar y adoptar nuevas tendencias y metodologías educativas con el objetivo de alcanzar la excelencia académica y personal de su alumnado.

 

Colegio Suizo de Madrid.

“La educación tiene que fomentar aún más, en la gente joven, el pensamiento crítico, la creatividad y la capacidad de colaboración”

Los colegios tienen que preparar a sus alumnos para un mundo lleno de (des-)información en el cual todas las disciplinas están conectadas. Además, el ser humano compite con máquinas que tienen un potencial de memorización claramente superior al suyo. Como resultado, la educación a parte de dar una base sólida de conocimientos académicos en todas las disciplinas, tiene que fomentar aún más, en la gente joven, el pensamiento crítico, la creatividad y la capacidad de colaboración para hacerles capaces de evaluar los retos actuales con profundidad y tomar decisiones inteligentes y sostenibles.

 

Acorns School.

Uno de los retos mas importantes de nuestra sociedad es el de poder ofrecer une educación creativa y personalizada. Con colegios tan grandes hoy en día, se pierde ese contacto y conocimiento del alumno. Es esencial que el talento de cada niño se desarrolle y fomente de forma individual. No todos los niños son iguales, ni aprenden a la misma velocidad y por ello es importante asegurarnos que todos los alumnos tienen la oportunidad de brillar con luz propia.

“Es esencial que el talento de cada niño se desarrolle y fomente de forma individual”

En Acorns School pensamos que solo en clases reducidas pueden los niños progresar individualmente y como grupo. Los profesores llegan a conocer en detalle las necesidades de cada alumno y pueden diseñar un plan a medida de las mismas. Con menos alumnos conocemos el potencial o los problemas que puedan ir surgiendo e impedir su aprendizaje. El desarrollo emocional, la autoestima y la independencia son factores esenciales para afrontar el futuro.

Pero todo debe comenzar con un curriculum que inspire. Si nos limitamos a un curriculum estricto se elimina toda la creatividad. Es importante ofrecer un contenido mejorado mediante aportaciones de ideas, experiencias y conocimientos de nuevas metodologías, sin ceñirnos de forma estricta a un curriculum en particular. En Acorns School estamos creando una nuevo espacio denominado “Makers Space”, un aula de creatividad donde los niños pueden poner en marcha sus proyectos, inventando, diseñando y probando ideas; una actividad esencial para nuestros futuros innovadores.

Obviamente, los idiomas son importantes en una sociedad global y cuanto antes empiece la inmersión en idiomas, mejor. En Acorns empezamos con 12 meses con profesorado nativo y es una experiencia que no solo abarca el idioma pero también la cultura. En un ambiente internacional los niños aprenden a respetarse mutuamente y aceptar diferencias culturales y religiosas. Esto fomenta la tolerancia y el respeto.
La educación en valores también pasa por el respeto al medioambiente, el enfoque en la alimentación saludable y el ejercicio. En Acorns la comida es orgánica y enseñamos a los niños el beneficio del reciclaje y el cuidado de nuestro entorno.

 

Método Winn.

Las responsables de Método Winn, Rebeca Olazábal Janson y Natalia Álvarez Loring, piensan que en plena era tecnológica, la clave del futuro de la educación no está en la Tecnología, sino en la Pedagogía. En el futuro que nos predicen, en el que parece que las máquinas claramente son mejores que nosotros en algunas cuestiones, le pregunta es: ¿Que tipo de ciudadanos necesitamos formar, teniendo en cuenta los retos que se va a encontrar la humanidad que aún no podemos siquiera imaginar?
La Pedagogía es la encargada de hacer esa “hoja de ruta”: definir qué necesitamos para nuestra sociedad futura y hacerlo realidad. Necesitamos pedagogos visionarios, gurús de la pedagogía que nos guíen eficientemente para convertirnos en esos ciudadanos que necesitamos ser.

“Las escuelas y los maestros serán esenciales en la humanización, que es lo que realmente nos diferencia de las máquinas”

Las competencias que necesitamos para el trabajo del futuro son: creatividad, inteligencia emocional, pensamiento analítico, mentalidad de crecimiento, capacidad de tomar decisiones, habilidades comunicativas, habilidades de liderazgo, empatía cultural, capacidad de abrazar los cambios,…Y lo que traemos de fábrica es “brutal”. Venimos programados para desarrollar todas estas competencias que necesitamos para el futuro. La clave está en seguirlas cultivando y no desconectarlos de ellas. Las escuelas se tienen que convertir en gimnasios de estas competencias y los educadores deben ser entrenadores de alto rendimiento de estas competencias.
Las escuelas y los maestros serán esenciales en la humanización, que es lo que realmente nos diferencia de las máquinas y en lo que les damos mil vueltas. Tenemos que recuperar la mirada en el interior. En lo que no vemos pero nos sostiene.

 

Imagen de portada de www.freepik.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
11°
Viernes 15° 
Sábado 13° 
Domingo 17° 
Lunes 17° 

SUSCRÍBETE

REVISTA PLÁCET

REVISTA PLÁCET