El Ayuntamiento de Madrid detectó un serio deterioro en la estructura del puente de Joaquín Costa y los técnicos entienden que su demolición es el único escenario posible.

La última semana del mes de julio se procederá al desmontaje de la estructura de este puente que une las calles Joaquín Costa con Francisco Silvela, inaugurado en el año 1969.

Una vez garantizada la seguridad de la zona, el primer objetivo del Ayuntamiento es poder materializar a la mayor brevedad posible un paso peatonal transversal bajo el viaducto, que se implementaría en el tramo entre las calles López de Hoyos y Príncipe de Vergara. De esta manera, se reducirá la distancia actual entre los pasos de peatones existentes, que se sitúan a ambos extremos de la ocupación, con una distancia entre ellos de 650 metros.

Está previsto iniciar el desmontaje y demolición del primer tramo del ramal de Príncipe de Vergara, lo que permitirá habilitar un nuevo paso peatonal que dé continuidad al itinerario peatonal de la calle Francisco Silvela sin necesidad de rodear la ocupación de Príncipe de Vergara. Se estima que este paso se podría materializar a finales de agosto o principios de septiembre, una vez retirada la estructura de los primeros tramos de ese ramal. Una vez finalizado el desmontaje del ramal, se iniciará la demolición del nudo situado sobre Príncipe de Vergara.

El Ayuntamiento de Madrid no ha tomado todavía la decisión de cómo solucionará este gran cruce de caminos, aunque el recurso más interesante para tráfico y viandantes es sustiruir el “scalextric” por un túnel.

 

puente Joaquin Costa plano Madrid - Comienzan las obras de desmantelamiento del puente de Joaquín Costa