El Ayuntamiento lanza el Plan B Concilia, un servicio de profesionales a domicilio para niños de escuelas infantiles que tengan que gardar cuarentena y sus padres tengan que ir a trabajar.

Se trata de un refuerzo de las medidas de conciliación del Ayuntamiento de Madrid para ayudar a las familias con niños en escuelas infantiles municipales en el caso de que deban volver a casa por el cierre del centro o por un caso positivo en su grupo burbuja.

Con el nombre de ‘Plan B: Concilia’, el servicio dará prioridad a los niños cuyos padres no puedan tele trabajar y necesiten un acompañamiento a domicilio mientras dura su cuarentena.

Esta medida, canalizada a través del Servicio de Apoyo a las Familias (SAF), consistirá en el envío prioritario de un profesional al domicilio de los niños de las escuelas infantiles para atenderlos durante su cuarentena en el caso de que su familia no tenga posibilidad de acompañarlos o de buscar una alternativa. En caso de que se cierre un grupo o una escuela infantil y se envíe a los niños a sus domicilios como protocolo de precaución a la espera de los resultados de sus pruebas, los servicios sociales valorarán qué niños pueden estar en situación de necesitar la colaboración del programa.