Seleccionar página

Paco León: “De pequeño era muy pardillo y tenía complejo de flaco”

Paco León: “De pequeño era  muy pardillo y tenía  complejo de flaco”
[entradilla]A sus 41 años Francisco León Barrios ha pasado de ser conocido por sus personajes cómicos de la tele a ser uno de los actores más respetados y el director más fresco y original del panorama español. Su última película como director y guionista, Kiki, el amor se hace, gira en torno a “esa suerte de polvo rápido y divertido, cortito”,  que podremos ver en primavera. Este 29 de enero estrena como actor principal, junto a Alexandra Jiménez, la comedia romántica, Embarazados, sobre un tema “muy generacional, esas nuevas paternidades y maternidades”.[/entradilla]

Paco-Leon-Placet-enero-2016

Pronto podremos ver tu última peli como director Kiki, el amor se hace ¿Podremos ver ese estilo tan personal que nos enganchó en Carmina?
Yo me fijo y machaco el tema del trabajo de los actores, pero dejando espacio para la improvisación, para el realismo y la mezcla de géneros que tenía Carmina; son cosas muy mías que espero no haber perdido. Lo que busco es una cualidad clara, busco la verdad, lo imprevisto, lo arbitrario. Lo que está muerto, lo que está repetido, lo que está manido, no va conmigo.

Tu carrera ha dado un gran vuelco en estos últimos 4 años…
Tal vez desde fuera haya una percepción de éxito, pero la verdad es que estoy mirando siempre hacia delante, hacia lo que me gustaría hacer, hacia todo lo que todavía no he hecho. No soy nada nostálgico ni complaciente con todo lo que he conseguido. Nunca me hubiera planteado hace unos años ser director y ahora estoy siéndolo, pero estoy también en una encrucijada como actor, porque yo sigo sintiéndome actor y además actor empezando. Hay todavía muchos territorios inexplorados que quiero probar y ademas, ahora estoy en decidir volver a la tele o no, es algo difícil.

Sé que en uno de tus primeros papeles saliste al escenario con una sopa y, sin hacer nada, la gente se ponía a reír ¿es difícil cambiar este rol?
Pero no sólo de la comedia al drama, sino a terrenos que no controlas como en este caso de Embarazados, donde hago de un tío normal. Y una cosa que tengo por ley es no responsabilizarme de las expectativas que se tengan sobre mí, porque si haces esto, al final haces lo que crees que la gente quiere ver. Y con eso lo único que haces es repetirte. Creo que hay que saber renunciar a los éxitos. Yo podía estar haciendo de Raquel Revuelta todavía, te lo juro, porque me siguen ofreciendo papeles de Raquel Revuelta, pero un día decidí matarla y dije, hasta aquí, no se hace más esto. Cuando tienes un éxito también es un problema y hay que saber dejar un personaje o un papel o lo que sea antes de que te coma.
[sumario]“Busco la verdad, lo imprevisto, lo arbitrario. Lo que está muerto, lo que está repetido, lo que está manido, no va conmigo”[/sumario] _MG_6577
[sumario]“Ahora he superado mis complejos y no paro de desnudarme en las redes sociales”[/sumario] Embarazados ha significado, para ti, ese cambio de tu rol al hacer, como dices, de persona “normal”…
Sí, aunque sea una comedia romántica, es más bien una comedia preocupante, muy templada, muy diferente al tono de otros personajes que he hecho. Es un personaje más cercano a mí como persona, alguien muy tranquilo pero que en el ámbito laboral es muy exigente y que puede perder los papeles porque las cosas no se hacen como él quiere.

¿Eres de perder los papeles?
Alguna vez, pero no suelo perderlos porque no ha habido necesidad, pero sí es verdad que me crispa mucho que la gente no haga bien su trabajo, sea cual sea, de actor o camarero.

Tú fuiste camarero antes que actor ¿no?
Claro. ¿Qué actor no ha sido camarero? En Sevilla, mientras estudiaba interpretación trabajaba en un bar hasta que me salió mi primera serie en Canal Sur.

Tienes 41 años recién cumplidos, ¿Te sigues viendo como ese chaval de 18?
No, para nada. Ese chaval de 18 era un pardillo muy grande y la verdad es que me siento mejor en todo, incluso físicamente.

¿Fuiste un adolescente retraído?
Sí. A mí me costó mucho superar complejos.

Pero después de ver Carmina da la sensación de que en tu casa había una gran libertad, muy creativa.
En mi casa había más anarquía que libertad creativa, una anarquía de que cada uno hiciera lo que quisiera. Yo siempre he hecho lo que he querido desde muy pequeño. Esa anarquía, que yo durante mucho tiempo incluso recriminé a mis padres, después me ha parecido una maravilla, porque me ha hecho responsable de todas mis decisiones desde muy joven. Pero el ser adolescente y el tener complejos son cosas que van unidas.

¿Cuáles eran tus complejos?
Pues por ejemplo de flaco. Ahora he superado mis complejos y no paro de desnudarme en las redes sociales… (risas).

Hablando de desnudos, ¿te gusta escandalizar?
Me parece que es tan fácil escandalizar y a la vez tan divertido que no me resisto a hacerlo, porque lo ponen muy fácil. Cualquier cosa escandaliza, y no lo digo sólo por el desnudo en el que salí enseñándolo todo, cuando el millón de seguidores en Twitter, sino con otras fotos de instagram en las que no enseño más de lo que enseñas en la piscina y de repente se genera una noticia y mucho revuelo y la gente se sigue escandalizando.
[sumario]“A pesar de ser muy descarado y muy abierto, soy muy pudoroso en ciertos asuntos y, como el tema sexual, la política es uno de ellos”[/sumario]

Embarazados, Paco León y Alenxandra Jiménez.

Desde el primer día de rodaje de Embarazados, Paco León y Alexandra Jiménez tuvieron una química especial y ambos sintieron que podían ser una pareja de verdad lo que hizo el trabajo más fácil. Algo que el espectador va a notar por la credibilidad que dan a sus papeles.

Sé que siempre quisiste ser actor, pero ¿como fue el proceso?
No soy de una familia de actores. Tenía unos tíos abuelos que eran y son payasos de circo, pero nunca los relacioné con los actores. Yo era un niño tan tímido y tan retraído, que ser actor significaba liberarme de todo eso y ser otras personas. Yo creo que una de las cosas que me hizo ser actor fue esa cosa que tiene el actor de esconderse o enmascararse.

¿Y a veces te enmascaras y juegas a la confusión respecto a lo sexual?
No, yo no juego a nada. Yo me follo a quien me da la gana. Yo no hablo de ese tema, pero no lo oculto. Yo tengo pareja y he tenido muchas parejas, pero no hago manifestaciones públicas.

¿Y te posicionas políticamente?
No, nunca hablo ni de las tendencias sexuales ni de la política. A pesar de ser muy descarado y muy abierto, soy muy pudoroso en ciertos asuntos y, como el tema sexual, la política es uno de ellos. Lo único que puedo decir es que la cultura ha estado tan maltratada que cualquier cambio tiene que ser a mejor, porque no me cabe en la cabeza que ningún gobierno trate tan mal a la cultura como el anterior.

¿Qué proyectos tienes ahora?
Para primavera espero hacer una obra de teatro con un personaje muy diferente que aún no he hecho, pero que no te puedo contar. Como te digo, para mí una premisa para aceptar un trabajo es que sea algo que no haya hecho anteriormente, algo diferente, porque la vida es tan corta que no me puedo permitir el repetirme y aunque sea para cagarla creo que merece la pena el riesgo de hacer algo diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
26°
15°
Lunes 27°  15°
Martes 29°  16°
Miércoles 28°  17°
Jueves 27°  15°

SUSCRÍBETE

REVISTA

REVISTA