Movember vela por la salud oncológica de los hombres

Hace ahora casi 20 años, en 1999, un pequeño grupo de personas empezaron a dejarse crecer el bigote durante el mes de noviembre para concienciar sobre la salud masculina, una iniciativa que pasó algo desapercibida hasta que, unos años más tarde, concretamente en 2003 y en Melbourne (Australia), “los 30 originales” retomaron la idea. Es entonces cuando nace la Fundación Movember y el movimiento empieza a tener proyección a nivel internacional. Desde 2003, la Fundación que lidera este movimiento ha conseguido recaudar un total de 654 millones de euros y ha financiado más de mil proyectos de investigación, la mayoría de ellos centrados en cáncer de próstata, cáncer de testículos, salud mental e inactividad física. 

3Un esfuerzo muy necesario si tenemos en cuenta que, de media, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), más de 30.000 hombres son diagnosticados cada año con cáncer de próstata en nuestro país. Unas cifras muy altas que, gracias al diagnóstico precoz y a los últimos avances en tratamientos, no se traducen directamente en tasas de mortalidad. Como señala el doctor Carlos Núñez, jefe del Servicio de Urología de MD Anderson Cancer Center Madrid, “cuando logramos un diagnóstico precoz, el cáncer de próstata tiene una supervivencia del cien por cien a cinco años”, un dato que se deriva principalmente de la realización de cribados poblacionales periódicos a partir de una determinada edad. Una herramienta de prevención a la que puede sumarse también la alimentación. “La tendencia del hombre al cáncer de próstata con el envejecimiento podría frenarse, en ocasiones, con dietas libres de grasas saturadas”, señala. 

dentro fb y tw

Pero, si bien el cáncer de próstata es el tumor más frecuente en hombres, no es el único que afecta mayoritariamente a hombres. Como destaca este especialista, también el cáncer de pulmón, el cáncer colorrectal y el de vejiga son hoy día más frecuentes en hombres que en mujeres, si bien esto podría cambiar en los próximos años “debido al aumento del consumo de tabaco por parte de las mujeres, lo que podría igualar sobre todo las tasas de incidencia de cáncer de pulmón entre hombres y mujeres”. 

Eso sí, tan importante es la prevención de los tumores más frecuentes como de los menos frecuentes, aquellos con un porcentaje muy bajo de incidencia como, por ejemplo, el cáncer de pene. Con un diagnóstico de menos de 300 hombres/año, el cáncer de pene solo supone el 1% de todos los tumores, pero puede resultar mortal si no se detecta a tiempo. En cambio, una detección precoz arroja cifras muy esperanzadoras, con porcentajes de supervivencia del 80% a cinco años. Para una detección precoz, lo más importante es acudir al médico en caso de notar la presencia de un nódulo o lesión en el prepucio o el glande, pero el problema aquí es que muchos hombres no acuden al médico antes estos signos en muchas ocasiones por vergüenza o estigma, lo cual complica el tratamiento posterior y, sobre todo, puede empeorar tanto la calidad como la esperanza de vida. 

Pero los hombres no solo deben estar atentos a órganos del aparato reproductor masculino como el pene, los testículos o la próstata, sino también a órganos tradicionalmente femeninos como la mama. Aunque con una incidencia todavía menor que la del cáncer de pene, la realidad es que el cáncer de mama también puede aparecer en hombres y de la misma forma que en las mujeres: con la presencia de un nódulo. “A igualdad de estadio, tanto hombres como mujeres tendrían la misma tasa de supervivencia, pero el problema es que los hombres no acuden a la consulta del médico y, cuando vienen, siempre llegan en estadios mucho más avanzados”, señala el doctor Núñez, que reitera la importancia de que los hombres se observen y, ante cualquier signo o síntoma sospechoso, acudan al médico. 

Una afirmación que al final es precisamente uno de los objetivos de Movember, que busca la concienciación sobre la salud masculina para, entre otros retos, lograr que los hombres se hagan más conscientes de la importancia de la prevención de su propia salud. Observar y cuidar nuestra salud no solo mejora nuestra calidad de vida, sino que también puede salvarnos la vida. 

 

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>