Díaz Ayuso declara obligatoria la mascarilla en todos los espacios abiertos o cerrados de la Comunidad de Madrid.

Además, se une a esta nueva medida de prevención por el aumento de casos de coronavirus, la prohibición de reunión de grupos de más de 10 personas en terrazas, parques y en el interior de bares o restaurantes, así como el cierre de estos y de centros de ocio a las 01:30 horas o el registro del DNI a todos los clientes para facilitar el rastreo si se detectan positivos.

Por otro lado, el futuro hospital de Emergencias de la Comunidad de Madrid, que se llamará Isabel Zendal, abrirá temporalmente y hasta que se termine su construcción, en los dos pabellones que quedaron disponibles en IFEMA por si era necesario recurrir a las instalaciones de nuevo.

Dentro de las medidas de prevención y control, Díaz Ayuso ha anunciado la duplicación del número de rastreadores disponibles, hasta llegar a los 360 esta misma semana, respecto de los 182 existentes.