Seleccionar página

María León, “Si todos nos diéramos la mano en España, empezaríamos a volar”

María León, “Si todos nos diéramos la mano en España, empezaríamos a volar”
[sumario]“Sueño con que un día me llegue un guión que me haga sentir el mismo golpe en el pecho que me provocó el personaje de Pepita, en La voz dormida”[/sumario] IMG_3668

[entradilla]María León estrena el próximo 26 de agosto una comedia disparatada titulada Cuerpo de élite en la que interpreta a una guardia civil andaluza que forma parte de un esperpéntico grupo de operaciones al servicio de políticos corruptos.
La actriz sevillana tiene tanta personalidad y talento que es perfectamente capaz de resolver con Goya la Pepita de La voz dormida como esta película de acción y risas. Sus ojos azules no mienten, y cuentan en esta entrevista muchas de las cosas por las que le gusta su profesión y el camino que un día eligió.[/entradilla]

¿Qué viste en este personaje de Guardia Civil?
Que una comedia esté bien escrita es complicado, y ésta lo estaba. El guión te lo leías y te reías. Lo único que no me convencía era que había algunos tópicos un poco machistas y yo, que soy muy feminista y activista, intenté darle una vuelta, pero no me dejaron. Precisamente la película se ríe de todos estos topicazos españoles. Aunque yo piense como mujer que unos son más graciosos que otros.

Es una película con acción, ¿qué ha significado esta circunstancia en tu trabajo?
Me encantó hacer una peli de acción, aunque es dificilísimo. Me acordé muchísimo de Tom Cruise. En España no se hacen este tipo de películas y como actriz me pareció un reto interesante. En una escena tienes que correr, asustarte, disparar… No hay un recorrido para el sentimiento pero lo tienes que mostrar pegando tiros, que me horrorizaba. Por dentro yo estaba rota y asustada. La metralleta pesaba 9 kilos y en cuanto podía se la soltaba al armero y le decía: “toma el niño”.

Una película de tópicos, con el mensaje de que es sano reírnos de nosotros mismos.
En España tenemos esa manera tan casposa de reírnos de nosotros mismos. Cuerpo de élite es una comedia que habla de un tema muy actual y se ríe de nuestra propia comedia. Pero lo chulo de todo esto es que la película cuenta la historia de unos fracasados que unidos vencen.

Sinopsis de la película: En España hay un grupo de operaciones especiales tan secreto que nadie sabe de su existencia: El Cuerpo de Élite autonómico. Una guardia civil andaluza,  un agente de movilidad madrileño, un ertzaina, un mosso d´esquadra y un legionario deberán superar sus diferencias para  salvar al país antes de que sea demasiado tarde. Antes no sabías en manos de quién estaba tu seguridad. Ahora preferirás no saberlo.

Sinopsis de la película: En España hay un grupo de operaciones especiales tan secreto que nadie sabe de su existencia: El Cuerpo de Élite autonómico. Una guardia civil andaluza, un agente de movilidad madrileño, un ertzaina, un mosso d´esquadra y un legionario deberán superar sus diferencias para salvar al país antes de que sea demasiado tarde. Antes no sabías en manos de quién estaba tu seguridad. Ahora preferirás no saberlo.

Una gigantesca caricatura que parece que nos vuelve a decir que pese a que todo es un desastre y que vivimos un momento muy serio, hay que seguir riéndose. Y no sé si ya es hora de diferenciar las cosas.
Es verdad que España parece que no es capaz de reaccionar. Y yo creo que es por incultura. Nos tienen despistados con mucho ruido, como a los cachorros, pero la risa es un salvavidas y esta película nos dice: vale, somos unos mierdas, pero a vocación, ganas y amor, somos los mejores del mundo. Y eso es lo que hace falta en este país, ponerle carne de verdad y que no se nos vaya la fuerza por la boca!

Cuerpo de élite comienza como tantos chistes: Están una andaluza, un catalán, un madrileño y un vasco.
Eso es… Cuando nos enfrentamos no conseguimos nada y si nos juntamos somos capaces de todo. Si nos damos la mano empezamos a volar.

Con 18 años llegaste a Madrid para estudiar interpretación, ¿ya lo tenías claro?
Yo bailaba y quería bailar, pero mi hermano Paco –que tiene la carrera de danza- me decía que es un trabajo muy sacrificado y que ya era mayor para bailar. Me parecía muy osado convertirme en actriz cuando ya estaba Paco. Pero a mí me tiraba el espectáculo, me gusta cantar y bailar.

¿Sigues bailando?
Sí, pero no profesionalmente. Me gusta hacerlo como una cosa vital, porque lo necesito para el cuerpo y porque me da la vida.

IMG_3523

¿Y qué bailas?
Yo soy muy flamenca, pero a mí me gusta la danza contemporánea y el clásico, que me divierte y me conecta muy bien con mi cuerpo.

¿Es esa tu parte más cerebral?
Si tengo alguna, sería esa. A mí me gusta bailar para volar.

Han pasado muchas cosas desde que decidiste venir a Madrid a estudiar interpretación, ¿cómo está siendo el camino?
Está siendo maravilloso. Antes de terminar los cuatro años de escuela ya trabajé en la serie de televisión SMS (Sin miedo a soñar). Luego recuerdo muchos casting y muchos noes. También esfuerzo y aprendizaje. Me gusta recordarlo porque ha sido bonito y aunque he llorado ha sido porque los actores nos exponemos mucho y llevamos el corazón abierto, pero no por sufrimiento.
Una de las muchas cosas que me han pasado es que una vez imité tan bien un cólico nefrítico que casi me meten en el quirófano. Pero yo tenía que conseguir una baja, porque no me daban el día libre para ir a Sevilla a hacer un casting e intentar conseguir un trabajo en una obra de teatro. Al final lo conseguí y luego estuve dos años por todo América haciendo funciones.

Después del papel de Pepita en La voz dormida y lo que representó (Goya y Concha de Plata), ¿Buscas otra Pepita?
Encontrar a otra Pepita va a ser difícil. Lo disfruté muchísimo y lo recuerdo con ternura. Pero tengo que confesar que es algo que en casa pienso y sueño. Sueño con que un día me llegue un guión con el que yo sienta el mismo golpe en el pecho y que me haga coger el personaje y no soltarlo. Esto es igual que con la pareja de la que te enamoras, cuando dices: contigo me quiero ir, pues los papeles y Pepita fue así.

¿Cómo se puede elegir un papel como el de La voz dormida y hacer también esta Guardia Civil de Cuerpo de élite?
Yo soy muy crítica y me exijo mucho. Como actriz tengo ambición y tengo que aprender de todo y estar en todos los lados. En cada película tu personaje lo tienes que contar de una manera. De todo se aprende y en ese proceso estoy.

¿Tu trayectoria y tus elecciones cuentan cómo eres como actriz y persona?
La sensación de enfrentarme a nuevos papeles es como tirarme en paracaídas y es una sensación muy chula que sé disfrutar.

IMG_3651 copia

Cuándo se trabaja en televisión ¿se echa de menos el cine y al revés?
No me da tiempo a echar de menos nada. La televisión la utilizo como una gimnasia, pero puede ser muy buena o muy mala para un actor, porque te acomodas y mentimos más que en el cine. Te hace floja y por eso hay que estar muy pendiente. El cine es otro paseo, hay que parar y vacilar de músculo.

¿Cómo disfrutas de Madrid?
Me encanta Madrid. Es la ciudad en la que más feliz me encuentro. Eso de “de Madrid al cielo” ya lo he entendido hace tiempo y yo no me quiero ir de aquí.
Me gusta Madrid Río, me gusta ir al teatro, a los cines Ideal los domingos de invierno, pasear por El Rastro y me gusta comer bien en los restaurantes Sala de despiece o en el Pimiento Verde, que voy mucho con mi amiga Carmen Ruiz, gran actriz y una de las mejores cómicas de España.

¿Cómo llevas la fama?
Intento no darle importancia ni pensarlo nunca. Cuando te duele la muela, te fastidia, pero es siempre un fastidio mínimo. Me encanta cuando se acercan a darme la enhorabuena por mi trabajo; se me hace el culo Coca Cola. Y cuando toca selfie, pues me parece normal. Tengo ya un vicio de coger la cámara y sacar la foto, que no es normal.

¿Qué es lo que has aprendido de tu hermano Paco?
Es mi hermano mayor y he aprendido mucho de él. Es un pilar enorme en mi vida y lo escucho para todo. Lo que más me gusta de Paco es su generosidad y lo feliz que es viendo el talento en los demás y creando cosas. Yo intento ser igual que él en eso, yo también lo disfruto.
Me dice mucho una frase que me sirve cada día: “donde hay dificultad es donde está el aprendizaje” y así he aprendido a no bloquearme y a disfrutar de mi trabajo.

¿Qué trabajos tienes pendientes?
Después de Cuerpo de élite, quiero hacer otra de acción. Me he quedado con la espinita.
En septiembre voy a hacer una película con Martín Cuenca en la que soy la mujer de Javi Gutiérrez. Un regalo de la vida y otro reto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
17°
Viernes  
Sábado  
Domingo 12° 
Lunes 11° 

SUSCRÍBETE

REVISTA

REVISTA