Seleccionar página

Malú: “Ese hijo de puta que tanto odio, el escenario, es lo que más amo del mundo”

Malú: “Ese hijo de puta que  tanto odio, el escenario, es  lo que más amo del mundo”
[entradilla]Caos es el nombre que esta cantante “madrileñoandaluza”, como ella misma se define, de 33 años, tenía claro desde que empezó a trabajar en su último disco, que verá la luz el próximo 27 de noviembre. Un disco más optimista, “más Malú” en el que, tras un año sin salir de gira, ha volcado toda la fuerza de su impresionante directo en un estudio de grabación.[/entradilla]
Malu-Placet-03

Foto: Rubén Matín.

[sumario]“Me da miedo todo… Me da miedo que salga el single, que no guste… Preparando el disco, me da miedo cuando va a salir… Me da miedo pensar en una gira antes de empezarla… Tengo miedo a no dar lo que realmente esperan de mí”[/sumario] ¿Sales poco por la calle?
Camino mucho, pero en el campo. Por la calle salgo muy poco, porque al final no tienes tiempo y tampoco es lo que más te apetece cuando tienes tiempo.

¿Es un tanto incómodo?
Depende, pero sí es verdad que uno no siempre tiene el día. Y hay veces que te apetece desconectar del día día de tu vida normal, que para mí es eso, el tener que ser en cierto modo el personaje, estar ahí.

¿Es muy diferente el personaje Malú de la persona María?
Antes sí separaba mucho el personaje de la persona, ese personaje con el que me protegía, con el que me sentía cómoda, casi como un mecanismo de defensa, pero ya cada vez menos. Siempre he sido muy tímida y con el tiempo me tomo las cosas de otra forma y me he quitado esa timidez. Cada vez María está más cerca de ese personaje que es Malú.

¿Qué miedos tiene Malú?
Todos… Me da miedo que salga el single, que no guste. Preparando el disco, me da miedo cuando va a salir… Me da miedo pensar en una gira antes de empezarla…

¿Pero siempre en lo profesional?
Sí, aunque yo no sé si es tanto miedo como exceso de responsabilidad.

¿Es entonces miedo al fracaso?
No tanto miedo al fracaso como miedo a no dar lo que realmente esperan de mí. Es algo que genera una gran tensión.

¿Y qué esperas tú de este nuevo álbum?
Que se disfrute tanto como disfruto yo de él ahora cuando lo escucho. Porque mientras estábamos haciéndolo no lo disfruté nada, me estaba volviendo loca. Ahora, cuando lo escucho, sí lo disfruto, porque es un miniconcierto, es un disco muy directo.

¿Es eso lo que tiene de nuevo el disco?
En parte, sí. Yo no puedo vivir, no concibo la vida sin conciertos y por primera vez en 18 años, este último no hemos salido de gira, porque era el momento de parar y hacer algo nuevo. Creo que esa necesidad, esa falta de escenario, toda esa energía se ha trasladado al estudio.
Además, por otro lado, el mensaje de este disco es más optimista, es realmente donde yo me siento más cómoda, porque yo soy mucho más esta Malú que la Malú dramática.

Malu-Placet-02

Foto: Rubén Matín.

[sumario]“Mi vida es muy ordenada. Es la única forma de poder parar y poner en orden el verdadero caos que hay en mi interior”[/sumario] ¿Por qué el nombre del disco, Caos?
Es la realidad de todo el proceso de producción del disco

Pero tú no eres caótica.
Mi vida es muy ordenada. Es la única forma de poder parar y poner en orden el verdadero caos que hay en mi interior. El nombre no solo habla de este disco, sino que refleja todo lo que es esta vida de la música.

¿Qué es lo que le cabrea?
Muchas cosas, aunque suele ser todo relacionado con mi trabajo. En otros aspectos es muy complicado que yo me cabree. Aunque sí me siento incómoda cuando no se respeta mi parcela íntima.

¿Te refieres a la prensa del corazón?
Sí. Siempre he cuidado mucho mi intimidad y me cabrea, porque o les das lo que ellos quieren o te tienes que encerrar.

¿Alguna vez llegaste a pensar en hacer algo diferente a cantar?
Con 15 años no me dio tiempo a pensar. Venía de una familia de artistas y mi entretenimiento era montar a caballo y cantar encerrada en mi habitación, a no ser que hubiera una fiesta, porque de pequeña me daba mucha vergüenza. En una de esas fiestas había un productor y me propuso probar cantar al día siguiente, entre semana y como me tenía que perder el colegio dije que sí. Esa misma noche nos llamaron para firmar un contrato. No me dio tiempo a pensar y mi única pregunta era, ¿pero tengo que seguir yendo al colegio? Yo no era consciente.

¿Y sigues montando a caballo?
No, hay muchísima gente que depende de que yo esté ahí. Yo no puedo permitirme ciertos lujos, ni partirme una pierna ni tener una mala caída…

¿Cuál es ese ocio que más te gusta?
Ver pelis y sacar a mis perros, eso es lo que más me divierte. Por ejemplo, esquiar es algo que siempre me ha parecido apasionante y un día lo in-tenté, me pegué tres hostias y dije no.

¿Alguna vez has pensado en tirar la toalla?
Sí, porque no estaba siendo feliz, pero luego la realidad es que me volví a subir al escenario y… Ese hijo de puta que tanto odio, que es el escenario, es lo que más amo del mundo.
[sumario]“Muchas de mis canciones de amor, aunque la gente no lo sepa, están dedicadas, de forma soterrada, a la música o al escenario”[/sumario] ¿Piesas en la música o el escenario cuando escribes alguna de tus canciones de amor?
Sí, muchas de mis canciones de amor están dedicadas a la música y al escenario, aunque mucha gente no lo sepa y lo haga de forma soterrada. Mi relación con el escenario es de amor odio. Te exige todo y luego te da lo mejor, pero te quita muchísimas cosas.

¿En este disco hay alguna?
Sí, pero no te puedo decir cuál o cuáles.

¿Cuántos tatuajes tienes?
Creo que unos siete.

¿Tiene un significado especial el que tienes en el pie?
No, sinceramente creo que todos los tatuajes que llevo fueron actos puros de rebeldía. El del pie me lo hice con 21 y como impulsiva, en vez de hacerme uno pequeñito, me hice uno que me cogía todo el empeine.
[sumario]“A mi madre no le gustan los tatuajes y siempre me dice que soy un jarrón chino”[/sumario]

De todos los tatuajes que lleva Malú, el que más significado tiene, según ella misma, es el lleva en la nuca, unas letras en árabe que dicen, “El mayor reto es vivir”.
foto: ask.fm

¿Cuándo se hizo el primero?
Con 18 y a mi madre le pareció horrible. De hecho, mi madre dice que soy un jarrón chino. El último me lo hice con unos 23 años. No me arrepiento, cada uno es un momento de mi vida que está ahí reflejado y que tiene el significado que yo en su momento necesitaba darle y que aunque el significado se haya ido diluyendo, hay cosas que no creo que haya que olvidar.

¿Cuál es el que más significado tiene?
Probablemente el de la nuca, unas letras en árabe que dicen, “el mayor desafío de la vida es vivir”. Me lo hice un poco antes de sacar el disco de Desafío. Fue justo cuando me reventó la vesícula, un momento muy crítico y que no me morí porque Dios no quiso. Fue uno de esos palos que te da la vida en los que te paras a pensar. Hay muchos desafíos, muchos conciertos, discos, pero te das cuenta de que el mayor desafío, como dice el tatuaje, es vivir.

Malu-rápido-Placet-01

Foto: Rubén Matín.

.

1 comentario

  1. Avatar

    Lo que dice el tatuaje en la nuca de Malu es: El mayor desafío es la vida”.
    Está muy mal escrito con letras feas y con error autografico.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
32°
18°
Viernes 32°  19°
Sábado 35°  19°
Domingo 34°  21°
Lunes 32°  19°

SUSCRÍBETE

REVISTA