Históricamente, la tecnología ha servido como punto de inflexión para llevar a cabo una gran cantidad de cambios en nuestro día a día. Existen muchos sectores que se han visto obligados a tener que redefinir su naturaleza con el objetivo de poder continuar satisfaciendo las demandas de su público a través de las oportunidades que se desprenden del comercio electrónico.

De manera progresiva, un mayor número de industrias han terminado por rendirse a los beneficios del comercio electrónico para poder continuar vendiendo las 24 horas del día, los 365 días del año. Una de las últimas industrias en sumarse a esta tendencia ha sido la de la venta de semillas de cannabis a través de internet. Pese a las habituales cuestiones relacionadas con esta industria en torno a la compra de sus productos a través del canal online, a continuación hemos realizado una pequeña radiografía que te ayudará a entender cuál es el escenario exacto en el que se encuentra este sector.

¿Es legal comprar semillas de cannabis a través de internet?

En contra de la creencia general, es importante conocer que en España está permitido legalmente la compra de semillas de cannabis a través de internet sin ningún prejuicio ante la ley. La única prohibición de la ley en este aspecto es llevar a cabo su plantación para su posterior germinación.

Las semillas de marihuana son legales, puesto que no contiene sustancias psicotrópicas. Es decir, no existe la presencia del THC. Por lo tanto, no presentan ningún posible peligro en términos de adicción. De este escenario se desprende que la digitalización haya alcanzado el negocio de la venta de semillas a través de internet con un gran éxito y seguridad.

Únicamente con fines de colección

De la explicación mencionada previamente se desprende que la compra de semillas de cannabis únicamente esté permitida en nuestro país con fines de colección. En su producción sí que se consideraría que son sustancias psicotrópicas, que es precisamente lo que no está permitido.

En su ausencia de tetrahidrocannabidol, nos encontramos ante un producto que es 100% legal, comercializable y que se puede adquirir sin llevar a cabo ningún tipo de autorización especial.

Las únicas semillas que la ley sí que permite su cultivo son las semillas de marihuana CBD. A partir de ellas se puede hacer crecer plántulas con bajo contenido en THC, siempre y cuando su contenido sea inferior al 0,3%.

Como hemos podido comprobar, el escenario en nuestro país en términos legales obliga a conocer a la perfección la norma para poder actuar en consecuencia. Como ya hemos mencionado, y en contra de la creencia general, el negocio en torno a la compra y venta de semillas es completamente legal. Actuando de una forma muy similar a la que podríamos encontrar en otros países de la Unión Europea. No es casualidad que este tipo de comercios online hayan experimentado un importante crecimiento durante los últimos años.

El único riesgo con el que tenemos que tener un especial cuidado es con su posterior plantación, puesto que ya podríamos incurrir en una posible sanción si superamos determinados parámetros establecidos por nuestro marco legislativo.