Las cerámicas del artista barcelonés Llorens Artigas son parte de la historia reciente del arte europeo. Su residencia en París y su estudio de la cerámica de la dinastía china Song, le hacen concebir una nueva escultura sin motivos decorativos y una técnica perfecta del esmalte.

La exposición de la Galería Elvira González muestra diferentes piezas realizadas por Artigas desde 1936, que nos explican su perseverancia en las formas puras, así como en la textura y colores.

El ceramista catalán Josep Llorens Artigas (Barcelona, 1892 – Gallifa, 1980) fue uno de los principales renovadores del arte cerámico occidental. Impulsado por el espíritu noucentista de Barcelona, por el resurgimiento de la cerámica en Francia y por su exhaustivo estudio de la cerámica de la dinastía china Song, Artigas se traslada a vivir a París en 1923 donde se rodea de artistas y ceramistas que lo estimulan para trabajar y alcanzar su propio estilo con un dominio perfecto de esta disciplina.

A lo largo de su larga carrera, que dedicó casi por completo a la cerámica, Artigas se concentró en eliminar los motivos decorativos de sus obras para conseguir la máxima calidad y belleza en su depurado trabajo del esmalte. El material que caracteriza su práctica es el gres; un tipo de arcilla que empleó e investigó durante décadas. El gres se compone de arcilla, figulina, sílice y arenas cuarzosas, y es de carácter denso, impermeable y opaco. Vitrifica a temperatura muy alta y lentamente.

El resultado final es una cerámica resistente, impermeable y refractaria. En su estado natural, la arcilla de gres es gris, pero tras un proceso de cocción toma un color marrón claro o beige. El primer gres fue producido durante la era de la dinastía Song en China y llega por primera vez a Europa, a Alemania en el siglo XV. Más tarde, en el siglo XVII, los ceramistas ingleses comenzaron a producir una forma de gres esmaltado con sal.

Josep Llorens Artigas

Tras formarse inicialmente en el dibujo, a principios de los años veinte completa su aprendizaje de la cerámica en la Escuela Superior de Bellas Artes, donde coincide con Gargallo y Miró. En 1922 Artigas redacta sus tesis sobre las pastas cerámicas y los esmaltes azules del antiguo Egipto y se adentra en una investigación sobre los esmaltes de las cerámicas chinas de las dinastías Han y Song.

3 Llorens Artigas trabajando en el taller de la calle Juli Verne Barcelona. Fotografía de Otho Lloyd cortesía galería Elvira González - Las deliciosas cerámicas de Llorens Artigas se exponen en Madrid

Llorens Artigas trabajando en el taller de la calle Juli Verne, Barcelona. Fotografía de Otho Lloyd, cortesía galería Elvira González.

De 1923 a 1941 vive en París, donde trabaja asiduamente con Picasso y Dufy y desde donde lleva a cabo exposiciones en espacios como la Galería Berheim – Jeune (en 1925 su primera exposición individual), el Salón de Otoño, Salón de los Artistas Decoradores, Salón de Tullerías. Desde 1948 y a lo largo de los años tienen lugar varias exposiciones individuales de especial relevancia en la Galeria Maeght en París. En paralelo realiza exposiciones fuera de Francia, en la Brummer’s Gallery, Nueva York y en Barcelona a donde regresa en 1941. En 1944 empieza su larguísima colaboración con su amigo Joan Miró. Desde 1951 vive en “El Racó”, una masía en Gallifa, Barcelona, donde se construye unos enormes hornos de cerámica. En 1955 realiza junto a Joan Miró dos muros en gres para los nuevos edificios de la Unesco en París. Hasta su jubilación es profesor de cerámica en la escuela Massana de Barcelona. Produce importantes murales en cerámica para el museo Guggenheim de Nueva York (1966), la Fundación Maeght (1968) y en el aeropuerto de Barcelona (1971).

Sus últimas piezas se hornean a principios de los años setenta. Gracias a la trayectoria de Josep Llorens Artigas a principios de los años treinta, museos como el Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York y Museu d’Art Modern de Barcelona adquirieren piezas de cerámica contemporáneas por primera vez.

 

Galería Elvira González.

Visita guiada en ARCO Gallery Walk, del sábado 13 de febrero al viernes 19 de febrero.

La exposición se puede visitar en la galería hasta el 1 de marzo de 2021.