Javier Andreu (La Frontera): “La gente pensaba que viajábamos en diligencia”

De 1984 data la fundación de uno de los conjuntos clave en lo que a rock and roll imaginativo y con ideas se refiere, aquel estilo que si lo piden las circunstancias puede danzar elegantemente con el pop fresco y lleno de brío. Y es que en el citado año nacía La Frontera, un grupo que década tras década ha dejado subrayables elepés para el recuerdo. Ahora un libro, La Frontera. Palabras De Fuego (Conversaciones Con Javier Andreu), repasa su historia. Para hablar de esta edición entrevistamos a Sergio Guillén, autor de la obra y gurú musical de Plácet (con su columna Músicas Inquietas), y a Javier Andreu, líder del grupo madrileño.
La Frontera 3 (África Paredes)

LA FRONTERA. PALABRAS DE FUEGO
(Conversaciones con Javier Andreu)

Autor: Sergio Guillén Barrantes
Editorial: Quarentena Ediciones
18 euros

Decir que La Frontera. Palabras De Fuego (Conversaciones Con Javier Andreu) es el primer libro que se escribe sobre tan relevante grupo en toda su larga vida profesional, ya debería ser suficiente para captar su atención. Aun así, no es esta obra una publicación cualquiera. Aquí no hallará una biografía al uso, y sin embargo podrá viajar por todas las décadas en las que La Frontera ha caminado, conociendo cada una de sus historias, de sus movimientos, de sus hazañas victoriosas y también de sus temporadas de vacas flacas. Es este libro la compilación de horas y horas de relajadas charlas entre el autor, el periodista Sergio Guillén, y el cantante, instrumentista y máximo compositor de La Frontera, es decir, Javier Andreu. Gracias a esta forma de afrontar este proyecto, y ante todo a la incondicional entrega del artista para con tamaño reto, el lector podrá al mismo tiempo conocer tanto la cara pública como la personal de uno de los músicos más respetados de la escena musical nacional. Por medio de los chascarrillos, recuerdos, anécdotas o curiosidades revividas para la ocasión por Andreu, podrá tomar conciencia y sumergirse en lo que La Frontera como grupo ha significado, tanto sobre los escenarios como fuera de ellos, en el lado expuesto a la crítica especializada como en la otra cara del espejo, a donde uno cruza cuando los focos se apagan y su hogar es una habitación de hotel.

Una presentación peculiar

Aunque el libro ya está a la venta, el próximo 21 de mayo, en la madrileña librería El Argonauta (c/ Fernández de los Ríos, 50), se realizará la presentación oficial. En la misma, no solamente se hablará de La Frontera. Palabras De Fuego (Conversaciones Con Javier Andreu), ya que tanto el autor del libro como Javier Andreu, vocalista de La Frontera, formarán una suerte de curioso tándem musical para interpretar en directo y en formato acústico algunos de los éxitos más reconocibles de la banda. El acto dará comienzo a las 20:00.

¿De dónde nace este libro?
S.G.: Como dicen los británicos, este libro nace de una auténtica “labour of love”, pues es una obra por la cual homenajear a uno de los grupos más importantes que ha dado la escena musical española. Un tributo a un conjunto con el que crecí y que a día de hoy sigue formando parte de la banda sonora particular de mi vida.

¿Por qué entrevistas únicamente a Javier?
S.G.: Desde el primer momento, Javier reconoció su compromiso para con el libro que le ofrecía escribir por medio de nuestras conversaciones; e iba más allá todavía, sentía que para este viaje seguramente sería capaz de adentrarse en estancias de sus vivencias, de su devenir tanto como artista como en calidad de ser humano, que años atrás no hubiese pisado, y menos para desvelárselas a alguien externo a su familia más cercana.

Javier, ¿cuál dirías que fue una de tus primeras revelaciones musicales de la juventud?
J.A.: La auténtica revolución fue cuando conocí a Bob Dylan, ahí la mente se me abrió totalmente y me di cuenta de que me quería dedicar a esto, pues pensaba que había nacido para ello. Resultó como una especie de revelación.

Sé que te lo habrán preguntado muchas veces, y que sin duda se trata extensamente en este libro, pero, ¿cómo se crea La Frontera?
J.A.: En el 84 estábamos en la Facultad de Ciencias de la Información (estudiando Publicidad) y todo el mundo jugaba a las cartas, todos se relacionaban. Tenía un local con mi anterior grupo, La Visión, en Embajadores. Yo era un bicho raro, como lo sigo siendo, pues no me relacionaba con la gente; mi única manera de relacionarme fue decir a los que serían los futuros componentes de La Frontera: «Oye, ¿os queréis venir a un local de ensayo que tengo y tocamos un poco?».

“El Rock-Ola era de lo más divertido que ha dado Madrid” (Javier Andreu)

Javier, en su casa y tocando su guitarra Fender acústica, rodeado de algunos de los galardones conseguidos por La Frontera a lo largo de su carrera.

Javier, en su casa y tocando su
guitarra Fender acústica,
rodeado de algunos de los
galardones conseguidos por La
Frontera a lo largo de su carrera. Foto: África Paredes.

¿Podéis contarnos alguna anécdota sucedida a lo largo de la realización de estas entrevistas?
S.G.: Sé que puede parecer una cosa más o menos sencilla, el entrevistado y el entrevistador sentados frente a frente para charlar durante horas y horas, durante días. Lo curioso del asunto es que estas palabras compartidas que comenzaron intercambiándose en el madrileño café Ícaro, pronto tornaron en entrevistas tomadas en los lugares más insospechados. Incluso en una ocasión, y mientras África Paredes (la fotógrafa que ha documentado con su cámara estas entrevistas) nos llevaba en coche al almacén en el que Javier tiene guardados antiguos carteles de La Frontera y otros recuerdos de memorabilia, grabamos la conversación en el asiento de atrás del mismo, con la grabadora tambaleándose de un lado a otro en cada nueva curva.

Javier, ¿a qué salas asistías en los 80 para ver conciertos?
J.A.: Al Rock-Ola, que era de lo más divertido que ha dado Madrid, que ha existido en esta ciudad. Nos pasábamos todos los días metidos allí. Me acuerdo que actuaban Pedro y Pablo (Pedro Reyes y Pablo Carbonell), que hacían un dúo humorístico magnífico. Hacían su espectáculo en la parte de abajo del Rock-Ola, como Fischer Z y otros grupos que tocaron ahí. En esa sala estuve viendo a los Stranglers, a Killing Joke… No sé, a muchísimas bandas.

¿Qué te parecía un programa como La Edad De Oro, que dio a conocer a tantas bandas de vanguardia?
J.A.: Recuerdo una vez que estaba de público con Loquillo y Sabino Méndez. Loquillo dijo algo que nunca olvidaré: «Mira la gente cómo se ríe de este programa; pero algún día, cuando este espacio ya no exista, se echaran las manos a la cabeza y querrán tener un programa como este», y tenía razón.

“La auténtica revolución fue cuando conocí a Dylan” (Javier Andreu)

La Frontera

Javier Andreu en las Vistillas, muy cerca de su céntrico piso madrileño. Foto: Mónica Paredes.

Sergio, ¿cuándo entraste por primera vez en contacto con la música de La Frontera?
S.G.: Fue en 1989, con su LP Rosa De Los Vientos, cuyos singles sonaban continuamente en la FM. Ahí me grabé las primeras casetes y ya comencé a escuchar sus discos anteriores. Pero curiosamente, el primer trabajo discográfico oficial que tuve de ellos fue su apabullante directo Capturados Vivos, del 92. Recuerdo habérselo pedido a mi padre con insistencia cuando yo tenía apenas trece años.

En vuestro primer videoclip, el de la canción “Duelo Al Sol”, ya potenciabais con vuestra vestimenta la estética del Salvaje Oeste.
J.A.: Mucha gente luego pensó que íbamos así por la calle y que viajábamos en diligencia. Se corrió la voz de tal manera que en una ocasión, ya con el segundo disco, llegamos a una actuación contratada y nos vieron bajar con chanclas, con pantalones cortos y se quedaron hechos polvo. La gente diciendo: «Éstos no son, éstos son unos pijos o gente rara. No son los de La Frontera», y sí, éramos nosotros.

De la formación original de La Frontera solamente quedáis el bajista Toni Marmota y tú. ¿Cómo se llevan tantos años compartidos en la música?
J.A.: Sí, siempre hemos estado juntos. Y siempre nos hemos reído en la furgoneta. Marmota es mi gran compañero. Somos como un matrimonio: nos llevamos muy bien, aunque a veces nos peleamos… como todos los matrimonios.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>