¿Cómo consolidar la identidad corporativa de tu empresa?

Cuando lanzamos una marca, tenemos que tener en cuenta aspectos tan importantes como  la identidad corporativa. Normalmente nuestra marca tendrá un logotipo que no tan solo nos diferenciará, si no que ayudará a nuestros clientes a identificarnos y a acordarse de nosotros. Pero también tendremos que ocuparnos de cuestones como la papelería corporativa y los colores. Te lo detallamos a continuación.

business-suit-690048_1920

¿Qué es la identidad corporativa?

La identidad corporativa es todo aquel material físico que nos permite identificarnos. Crearse una identidad corporativa forma parte del branding de una empresa, es decir que es una de las etapas imprescindibles para crear una marca.

Gracias a la identidad corporativa, una empresa se diferencia de las otras empresas. La identidad debe expresar aquello que hace única a la empresa, es decir su personalidad.  Y en ese sentido, todas las herramientas físicas nos explican cómo es la empresa, desde el logotipo hasta la página web. Es decir, que conoceremos los valores y la historia de la empresa a través de estos elementos.

A diferencia de la identidad corporativa, la imagen corporativa es lo que el público piensa de la marca. Es decir, la identidad es lo que se intenta proyectar y la imagen es lo que en realidad proyectamos. Por lo que la identidad corporativa será controlable, dado que nosotros estaremos trabajando en todos los elementos físicos; en cambio la imagen corporativa no lo será tanto.

Cómo comunicar una identidad corporativa

El logotipo

El logotipo es una de las herramientas más importantes a la hora de crear una identidad corporativa. La razón es que solemos tener una mayor facilidad para acordarnos de los logotipos que para acordarnos de los nombres de la empresa. El hecho de que el logotipo sea visual tiene mucho que ver, porque solemos recordar más los colores y los elementos visuales que el texto escrito.

A través de nuestro logotipo podemos transmitir muchas cosas, por ejemplo a qué público está destinado nuestro negocio. Hoy en día hay empresas de branding que están especializadas en crear toda la identidad corporativa de una marca. Por lo tanto se ocuparán también de crear varios logotipos entre los que la futura empresa podrá escoger. El logotipo es muy importante porque nos representará durante toda nuestra vida como empresa.

Los colores

Los colores también son un componente que definirá nuestra personalidad como marca. No es lo mismo optar por colores vivos, como el rojo o el naranja, que aportan dinamismo, que por colores más mortecinos, como violetas, o más claros, como el beige o el blanco. No hay duda de que cada una de estas opciones tiene que tomarse teniendo en cuenta el espíritu de la marca y aquello que vendemos. Si se trata de una bebida, es probable que queramos transmitir una imagen vivaz con tonos fuertes como un verde intenso o un rojo. Pero si se trata de una tienda dirigida a la mediana edad, es posible que optemos por colores más claros, como el beige o el blanco.

Los colores no solo nos avisan de la actividad sino también del público, por eso es tan importante que tengamos definido a quién nos dirigimos en nuestra identidad corporativa.

La papelería corporativa

La papelería corporativa es otro de los componentes que nos ayudarán a definir nuestra identidad corporativa. La papelería está formada por varios elementos. Para empezar, las tarjetas de visita. En muchas culturas una tarjeta de visita es esencial porque plasma la identidad de la empresa. Incluso hay países como el Japón en la que se tiene un especial cuidado a la hora de entregar una tarjeta de visita, porque simboliza el respeto que se tiene por la empresa, de manera que se da con las dos manos y quien la recibe tiene que tomarse un tiempo para analizar lo que está viendo. En ella encontramos el logo y por tanto, como ya hemos mencionado, tenemos información de a qué público va dirigido y qué transmite la empresa.

Pero hay otros elementos que también será esenciales en la papelería como las carpetas. Las carpetas son muy visuales a la hora de transmitir nuestra identidad corporativa. Son más grandes que las tarjetas y resultan esenciales cuando hay una reunión de empresa para comunicar el alma de la empresa.  Aparentemente pueden pasar desapercibidas, pero nos sumergen en el universo de la empresa y transmiten esta unión de cara al cliente. Puedes solicitar carpetas A4 aquí.

Las hojas con membrete son también otro elemento típico dentro de la identidad corporativa. No es lo mismo enviar un documento en un A4 blanco que enviarla con nuestro membrete. Además de porte, comunicaremos que hay una filosofía de empresa detrás de aquella carta. Las hojas con membrete tienen mucha aceptación en las empresas y se consideran un elemento imprescindible.

Por último, las invitaciones también son una oportunidad para hacer notar nuestra identidad corporativa. Es un buen momento para transmitir el logo y que nuestro cliente lo recuerde.

 

 

 

.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>