Javier Aranburu nació en París, creció en Teruel y a los 15 años vino a vivir a Madrid. La fotografía se cruzó en su camino y ahora presenta un sugestivo y personal trabajo sobre la ciudad de Madrid en un libro titulado “Retrato de Madrid”. Hemos paseado con él para acercarnos a su visión de la ciudad.

Economista de profesión, un día estaba trabajando cuando escuchó en la radio a un fotógrafo que recorría el mundo con sus cámaras y su cabeza hizo clic. “Cambié mi destino escuchando esa entrevista. Estudié fotografía y enseguida supe que sería mi vida”, nos cuenta Aranburu mientras paseamos por la Plaza del Emperador Carlos V, en Atocha.

Actualmente vive de la fotografía. Recibe encargos a medida de sus clientes de moda y publicidad, y, por otro lado, tiene su propia galería de fotografía, “una apuesta por la libertad”, como explica Aranburu, donde se dedica a exponer gran parte a sus fotografías de Madrid.

Dentro de su trabajo más artístico ha recorrido diferentes temáticas y no le gusta centrarse en ninguna en concreto. La naturaleza, el mar, la arquitectura o la fotografía de viajes, le sirvieron para comenzar a vender sus fotos en el año 2011, cuando abrió su galería. El paso de los años le ha llevado a encontrarse con la ciudad donde vive y buscar la fotografía que refleje su mirada y su personalidad. “Madrid vende muy bien. Los que compran mis fotografías de Madrid reivindican su ciudad. Creo que la clave es que mucha gente se da cuenta de que quiere estar cerca de escenas que tienen algo que ver con su vida y les apetece más colgar en su salón una foto del Palacio de Cristal que de Nueva York”, continúa Javier Aranburu.

¿Cómo surge el libro “Retrato de Madrid” (editorial Anaya)?

En el año 2017 comienzo a hacer varias exposiciones con la temática de Madrid, que titulé “You love Madrid”. En cada entrevista que los medios me hacían siempre decía que haría un libro con las mejores fotografías, y aquí está.

 

Retrato de Madrid Javier AraNburu - Javier Aranburu, el fotógrafo seducido por Madrid

Portada del libro de Javier Aranburu “Retrato de Madrid” Editorial Anaya.

 

¿Qué es Madrid para ti, como escenario y musa?

Me gusta mucho la fotografía de calle, pasear con los cinco sentidos sin saber lo que va a ocurrir. Para mi Madrid es arquitectura, luz, sus habitantes y visitantes. Me gustan los días con lluvia y los días nublados. Pienso en fotos y localizaciones y si por ejemplo nieva, me voy a esa localización que me imaginé nevada.

Habla de Madrid como su territorio natural, en el que piensa y encuadra momentos en su imaginación para después ir a buscarlos. Javier Aranburu se emociona cuando vende una de sus fotografías y se da cuenta de que quien la compra siente algo parecido a lo que él sintió atrapando el instante.

¿Cómo afecta a tu trabajo vivir en la era de la imagen y las redes sociales?

Lo curioso es que me he dado cuenta de que cuando alguien compra una fotografía piensa en el largo plazo. No quieren algo muy llamativo en colores o efectista. La fotografía que va a convivir con ellos debe ser reflexiva y, aunque sea subjetivamente, quieren seguir conversando eternamente con ella. Si no hay diálogo, no funciona. Lo bonito es que los mensajes son abiertos y las interpretaciones libres, por lo tanto no solo es lo que yo he querido contar, si no lo que cada persona pueda sentir.

 

Javier Aranburu Retarato01 - Javier Aranburu, el fotógrafo seducido por Madrid

Javier Aranburu durante la entrevista, con su cámara Fujifilm XT3.

 

¿Es Madrid para ti un escenario infinito?

Madrid es una ciudad viva, cambia continuamente y eso me parece muy bonito. Madrid te provoca esa sensación de oportunidad perdida, lo que yo convierto en positivo intentando que me espolee a salir y a buscar cada día esos momentos.

¿Sientes que actualmente está pasando algo, culturalmente interesante, en Madrid?

Para entender Madrid ha sido muy interesante conocer y vivir otras ciudades, como Nueva York o Tokio, donde he pasado largas temporadas. Madrid, a nivel tendencia, ha avanzado mucho y se ha acercado a esas otras grandes ciudades del mundo. Los movimientos culturales se ven muy fácilmente en Madrid, desde temas puntuales como el Orgullo Gay o la evolución de los barrios como Malasaña o Chueca, y ahora Lavapiés. Madrid hoy marca tendencia, aunque le sigue faltando una buena campaña de imagen. Los políticos locales tienen que promocionarla más y mejor.

La globalización y la gentrificación son otras realidades que también cambian Madrid, como tantas otras ciudades, en este caso en negativo. Tenemos que conservar nuestra esencia, hay que reivindicar y contar nuestras tradiciones. Que todo sea cool y moderno no puede desplazar a las tradiciones y la personalidad de una ciudad.

¿Cuáles han sido los momentos más interesantes que Madrid te ha regalado?

Uno de esos momentos fue cuando hice una sesión de fotografías al violinista Ara Malikian junto a los Pegasos del edificio del Ministerio de Agricultura. Sentía que estaba viviendo una película. Era un atardecer, Malikian tocaba su violín mientras yo disparaba mi cámara y parecía que los pegasos se movían.

Otro momento increíble es la fotografía de la portada del libro “Retrato de Madrid”. Era un domingo de madrugada del año 2017. Me planté con mi trípode en el puente de Juan Bravo, mirando a la Plaza de Colón. No pasaba nadie, estaba a la espera de que sucediera algo, y de repente, con las primeras luces del día, en mitad de una Castellana desierta, aparece una persona sola caminando por el centro de la calzada. Ese fue el momento perfecto, esa es la foto.

Otro de los momentos que me ha regalado Madrid es una serie de retratos que hice en la Pradera de San Isidro a varios chulapos de Madrid a los que pedía que posaran en un escenario improvisado con un fondo rosa.

¿Cuánto hay de reportero y cuánto de artista en tu trabajo?

Lo de artista creo que te lo deben decir los demás. Yo no lo diré. Para mi es muy importante evolucionar y cada poco tiempo hacer cosas diferentes. Me gusta contar cosas y entiendo que tus fotografías deben reflejar tu estado de ánimo. Reivindico que haya distintas líneas en cada fotógrafo y que cada uno se exprese como se sienta en ese momento.

 

19 - Javier Aranburu, el fotógrafo seducido por Madrid

Fotografía de Javier Aranburu.

 

36B - Javier Aranburu, el fotógrafo seducido por Madrid

Fotografía de Javier Aranburu.

 

59A - Javier Aranburu, el fotógrafo seducido por Madrid

Fotografía de Javier Aranburu.

 

59B - Javier Aranburu, el fotógrafo seducido por Madrid

Fotografía de Javier Aranburu.

 

60A - Javier Aranburu, el fotógrafo seducido por Madrid

Fotografía de Javier Aranburu.

 

78A - Javier Aranburu, el fotógrafo seducido por Madrid

Fotografía de Javier Aranburu.

 

javier aranburo fotografo Madrid 1 ok - Javier Aranburu, el fotógrafo seducido por Madrid

Javier Aranburu en su paseo con PLÁCET Madrid.

 

J DSF9621 - Javier Aranburu, el fotógrafo seducido por Madrid

Conjunto escultórico Gloria y Los Pegasos del Ministerio de Agricultura, en Atocha. Fotografía de Javier Aranburu realizada para PLÁCET Madrid.

 

SALA1 - Javier Aranburu, el fotógrafo seducido por Madrid

Galería de arte Javier Aranburu en la calle Guzmán El Bueno, 63.