La exposición “Expresionismo alemán” llega al Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid como primer acto de la conmemoración del centenario del nacimiento del barón Thyssen, empresario y coleccionista de arte que en 1993 negoció con el estado español la adquisición de su colección entre las que se encuentra una significativa selección de obras del expresionismo alemán que ahora podemos disfrutar hasta el 14 de marzo de 2021.

“Fue a principios de los años sesenta cuando compré mi primera obra de un expresionista alemán. Se trataba de una acuarela de Emil Nolde de hacia 1931-1935 que mostraba a una pareja joven. Me llamó inmediatamente la atención su audaz gama de colores y la atmósfera tan particular que emanaba de ella”, declaraba Hans Heindrich Thyssen-Bornemisza.

Cuando en mayo de 1961 el barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza adquirió Joven pareja, de Emil Nolde, iniciaba un cambio de rumbo en el coleccionismo de la saga Thyssen. Si durante el periodo de entreguerras su padre, Heinrich Thyssen, había reunido una extraordinaria colección de maestros antiguos, entre los años setenta y noventa del pasado siglo él desarrolló una intensa actividad coleccionista de los principales movimientos artísticos del siglo XX, entre los que el expresionismo ocuparía un lugar primordial.

 

Heckel Casa en Dangast - Exposición: Expresionismo alemán en el Thyssen

Heckel, Erich “Casa en Dangast” (La Casa Blanca), 1908.

 

En 1993, el Estado español adquirió la mayor parte de la colección Thyssen y una significativa selección de obras del expresionismo alemán pasó a pertenecer al Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, un arte hasta entonces inexistente en las colecciones españolas. Por primera vez en décadas, la exposición Expresionismo alemán en la colección del barón Thyssen-Bornemisza reúne estas obras con el conjunto de pinturas expresionistas que quedó en manos de su mujer, Carmen Thyssen-Bornemisza, y de sus hijos, ofreciendo además una mirada renovada sobre los cuadros que cambia su habitual distribución cronológica en las salas.

Las pinceladas expresivas, los colores antinaturales y contrastantes de los expresionistas atrajeron de inmediato la mirada del barón Thyssen. Su interés se centró, en primer lugar, en las obras del grupo Die Brücke (el Puente), de Dresde, y más tarde en los componentes del Blaue Reiter (el Jinete azul), activos en Murnau y Múnich, y en otros expresionistas que desarrollaban su actividad paralelamente. Todos compartían una misma forma de entender el arte que partía de la visión interior del artista y sustituía la imitación de la realidad por la invención de una realidad nueva.

Se exponen 80 obras de autores tan importantes como Franz Marc (imagen de portada), Paul Klee, Ernst Ludwig Kirchner, Wassily Kandinsky, Grosz, Beckmann o Emile Nolde.

Expresionismo alemán en la colección del barón Thyssen-Bornemisza está comisariada por Paloma Alarcó, jefa de Pintura Moderna del museo, quien ha articulado esta nueva visión de las obras en torno a tres conceptos: el proceso de creación de las pinturas, su temprana recepción por parte de la crítica y el público, hasta su denigración por el régimen nazi y su ulterior rehabilitación en la posguerra, y por último, la relación del barón con sus marchantes y los proyectos expositivos que organizó para difundir su colección en el contexto internacional.

 

Kirchner Mujer ante abedules - Exposición: Expresionismo alemán en el Thyssen

Kirchner. “Mujer ante abedules”.

 

Kirchner Franzi 2 - Exposición: Expresionismo alemán en el Thyssen

Kirchener. “Franzi ante una silla tallada” 1910.

 

Imagen de portada: Cuadro “El sueño” de Franz Marc. 1912.

Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza: Nacido en Holanda, el barón Thyssen-Bornemisza tuvo ciudadanía suiza, título nobiliario húngaro, residencia legal en Mónaco (por cuestiones de impuestos) y otras casas en Reino Unido, París y Jamaica, si bien durante su vejez vivió principalmente en España. Su quinta y última esposa, Carmen “Tita” Cervera, contribuyó con él decisivamente en las negociaciones para la apertura del museo de Madrid y ha prolongado los afanes coleccionistas de la familia conformando su propio repertorio.

Información para el visitante:

Dirección: Paseo del Prado, 8. 28014, Madrid. Salas de exposiciones temporales, planta baja.
Horario: De martes a viernes y domingos, de 10 a 19 horas; sábados, de 10 a 21 horas.
Tarifas: Entrada única: Colección permanente y exposiciones temporales.
– General: 9€
– Reducida: 6€ para mayores de 65 años, pensionistas y estudiantes previa acreditación; Grupos (a partir de 7): 7,5 por persona.
– Gratuita: menores de 18 años, ciudadanos en situación legal de desempleo, personas con discapacidad, familias numerosas, personal docente en activo y titulares del Carné Joven y Carné Joven Europeo.
Venta anticipada de entradas en taquillas, en la web del museo y en el 91 791 13 70
Audio guía, disponible en varios idiomas.