Su madre la traía a pasear por el Jardín Botánico de niña y ahora, la artista Paula Anta, vuelve con 9 fotografías, realizadas desde el instinto, que le han aproximado a un lenguaje oculto de la naturaleza, que declara que une neuronas, vegetación y el universo.     

La exposición “Nudos: Topologías de la memoria” nos habla de un descubrimiento personal capaz de alinear un escenario aparentemente caótico con el sentido de estructuras superiores. Este viaje por el cerebro de Paula Anta se puede ver en el Pabellón Villanueva del Jardín Botánico de Madrid hasta el 8 de diciembre. Compartimos nuestra conversación con la artista.

¿Qué es lo que vemos en esta exposición?

Hay tres naturalezas de imágenes. He fijado mi mirada en un esquema caótico que se presenta en la naturaleza vegetal. Durante 7 años he estado fotografiando marañas vegetales que aparentemente eran desordenadas o anárquicas, pero cuando las observaba con calma me daba cuenta de que ese caos no era tal, que tenía un sentido.

Más tarde, trabajando en mi tesis doctoral, descubrí los bosques neuronales (conexiones eléctricas entre neuronas en cerebros animales) y me di cuenta de que tenían el mismo esquema que esas marañas vegetales que estaba fotografiando, sin saber muy bien por qué. A partir de ahí, desarrollé el concepto del contenido para la serie que había fotografiado y después de haber encontrado en lo más pequeño (neuronas) un esbozo similar, busqué lo más grande donde podría encontrarme con algo parecido y lo descubrí en los kluster o movimientos de galaxias.

He encontrado un sentido universal que une todo lo que significa esta exposición, que he titulado: “Nudos: Topologías de la memoria”.

¿Dices que ha sido el instinto de artista el que te hacía fotografiar así la naturaleza, sin saber muy bien por qué, ni para qué?

Es una cuestión de sensibilidad. En mi proceso creativo quiero ser cada vez más consciente de mi instinto y de convivir con ese misterio que no saber dónde me lleva, pero que otras veces, me hace entender porqué mi sensibilidad se vuelca en determinadas cosas.

 

Paula ANTA 033 - Una exposición de la artista Paula Anta descubre el secreto sagrado del caos

La artista Paula Anta posa frente a tres de sus obras en el Pabellón Villanueva del Jardín Botánico.

 

Universal y divino

“Nudos” son nueve fotografías de gran formato, apoyadas sobre el suelo, que cuando te acercas te devuelven destellos dorados y el trabajo artesanal del “lienzo”, ¿cómo es el proceso?

Este descubrimiento de lo universal lo he querido representar tomando la tradición, que existe en la historia del arte, de la utilización del pan de oro como la manera de mostrar lo divino o lo sagrado. Técnicamente ha sido otra aventura, pero creo que en una sala de exposiciones como este Pabellón Villanueva, donde la luz se cuela de esta manera tan espectacular, funciona muy bien. La luz y las sombras son importantes en mi trabajo.

 

84 - Una exposición de la artista Paula Anta descubre el secreto sagrado del caos

¿Puedes decir que te has acercado al lenguaje de la naturaleza?

Seguro que la naturaleza tiene un código muy sofisticado y avanzado y somos nosotros, los seres humanos, los que estamos atrasados y no podemos entenderlo. ¡Fíjate si estamos atrasados que nos estamos cargando la naturaleza, que es nuestro entorno de vida! Somos unos grandes ignorantes de estos o de otros muchos códigos que no solamente hay en lo vegetal, sino también en lo mineral, por ejemplo.

 

Paula ANTA Nudos 1 - Una exposición de la artista Paula Anta descubre el secreto sagrado del caos

 

¿Cómo te conectas como artista a la naturaleza?

Me dejo atrapar por un paisaje o una geografía concreta. Normalmente tardo mucho, incluso un día, en hacer una fotografía en la naturaleza porque la intervengo, pero en esta exposición, no ha sido así, han sido momentos más instintivos.

¿Por qué eres artista?

Desde pequeña siempre tuve un impulso muy creativo. Lo pintaba y lo fabricaba todo; hasta me hacía mis propios muñecos. Siempre he tenido la necesidad de crear. Comencé desarrollando mi rama artística estudiando piano, gracias a mi madre que es música y pedagoga musical. Pero luego preferí dibujar, porque con el piano no pude ser tan creativa.

¿Por qué eliges la fotografía?

En los últimos años en Bellas Artes el cambio de lo analógico a lo digital era ya muy fuerte y es cuando intuí que sería algo drástico, tanto en el lenguaje creativo como en la propia sociedad. En ese momento me pareció fascinante vivir esos cambios en primera persona.

 

Paula ANTA 02 - Una exposición de la artista Paula Anta descubre el secreto sagrado del caos

 

Equilibrio entre lo natural y lo artificial

¿Cómo o cuando unes la naturaleza y el arte?

Creo que es como una manera de volver al origen, al sitio de donde procedemos. El arte creativo me vincula a eso, a los orígenes. Pero suelo trabajar en la línea entre lo natural y lo artificial, (son famosas sus instalaciones en la naturaleza con materiales artificiales, así como sus obras naturales en espacios arquitectónicos. Ver su web). Me gusta establecer siempre la relación con el medio natural, no como denuncia, sino, como esa línea de convivencia entre lo natural y lo artificial, como una habilidad del ser humano.

¿Debe un artista provocar, además de dialogar, con su espectador?

Yo me relaciono mucho con los entornos que fotografío, y sí es cierto que busco transmitir esa sensibilidad para intentar que las personas reflexionen y conecten desde su propia sensibilidad con el mundo natural, con una mirada distinta o propia, hacia la fragilidad que tiene nuestro entorno.

6 € entrada: exposición + entrada al Jardín.