Del 20 de febrero al 19 de mayo en CaixaForum Madrid.

“Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre”

El París de finales del siglo XIX fue el epicentro de la historia del arte contemporáneo. La colina de 130 metros de altura situada a la derecha del río Sena, en el XVIII distrito de Paría y marcada por las cúpulas blancas de la Basílica del Secré Coeur, fue la cuna del impresionismo y la bohemia. Montmartre no solo es el escenario de muchas de las obras del pintor Toulouse-Lautrec, también fué el escenario del cambio y la evolución del arte moderno.

A través de pinturas, dibujos, carteles e ilustraciones de varios pintores, esta exposición muestra la producción de Loutrec en sintonía con los artistas que se encontró en París.

ToulouseLautrec Frame square big1 - EXPO: Los colegas que Toulouse-Lautrec encontró en Montmartre

Moulin Rouge, La Goulue. 1891. Henri Tolouse-Lautrec

 

ToulouseLautrec Frame square big9 - EXPO: Los colegas que Toulouse-Lautrec encontró en Montmartre

La canción de Montmartre. Jules Grün. 1900.

 

ToulouseLautrec Frame square big11 - EXPO: Los colegas que Toulouse-Lautrec encontró en Montmartre

Vista de Montmartre. De Charles Lacoste. 1900.

 

ToulouseLautrec Frame square big7 - EXPO: Los colegas que Toulouse-Lautrec encontró en Montmartre

El encuentro de los gatos, Edouard Manet. 1869.

 

ToulouseLautrec Frame square big6 - EXPO: Los colegas que Toulouse-Lautrec encontró en Montmartre

La bella judía sale de compras. Hermann-Paul.1896

 

ToulouseLautrec Frame square big4 - EXPO: Los colegas que Toulouse-Lautrec encontró en Montmartre

Caricatura de Rodolphe Salis en el Chair Noir. De Tiret-Bognet. 1890.

 

Las calles, los cabarets y los cafés del barrio de Montmartre fueron escenario de una explosión creativa, marcada por la bohemia y la vanguardia de la mano de jóvenes artistas e intelectuales que desafiaron a lo establecido. Henri de Toulouse-Lautrec (Albi, 1864 – Château Malromé, 1901) y otros artistas como Vincent van Gogh, Jean-Louis Forain, T. A. Steinlen, Pierre Bonnard o Édouard Vuillard contribuyeron a este florecimiento de un movimiento rompedor al margen de la burguesía.

La exposición, que consta de más de 350 obras con préstamos internacionales de colecciones públicas y privadas, representa un viaje por el París bohemio de entre siglos. Una muestra multidisciplinar para comprender el papel fundamental que el espíritu de Montmartre tuvo en el desarrollo del arte moderno, y la manera en la que Toulouse-Lautrec y sus contemporáneos influenciaron la evolución de la producción artística efímera: carteles, ilustraciones, impresiones y diseños, que expandieron a nuevos públicos el espíritu bohemio y las creaciones artísticas.

CaixaForum Madrid

 

 

.