Vuelve el teatro a Madrid, vuelve “Esperando a Godot”, vuelve el pesimismo, el humor y el absurdo de Samuel Beckett en un montaje brillante que remueve la conciencia y provoca la reflexión, haciendo que nos miremos el ombligo, para sacudirnos esas verdades que tantas veces eludimos.

 

esperando a Godot Madrid1 - Teatro: "Esperando a Godot", cuando la sonrisa esconde la desesperanza

Alberto Jiménez (izq.) y Pepe Viyuela.

 

Sentado con mascarilla en el patio de butacas del teatro Reina Victoria de Madrid las emociones afloran sintiendo que la cultura se abre paso tras tantos días de incertidumbre. Sube el telón y el tiempo exterior se detiene para dejar vivir un espectáculo duro y estimulante, un clásico necesario.

Samuel Beckett escribió este texto en 1952 y ya sabemos que será eterno porque habla del fundamento de la humanidad y de cada uno de nosotros. El absurdo y la comicidad de su puesta en escena expanden y contraen la mueca de cada espectador obligado a sumergirse en una reflexión intelectual sobre su propia existencia. Fue el propio autor el que definió su texto como “horriblemente cómico”.

 

esperando a Godot Madrid2 - Teatro: "Esperando a Godot", cuando la sonrisa esconde la desesperanza

 

En el teatro Reina Victoria de Madrid, Didi y Gogo brillan de la mano de los actores Alberto Jiménez y Pepe Viyuela, perfectamente capaces de transmitir esa tristeza y decepción, que unida al humor, la escenografía y un trabajo gestual formidable, hacen de esta versión del dramaturgo irlandés, dirigida por Antonio Simón, una joya en nuestra cartelera.

Además de la pareja protagonista, les acompañan en el reparto Fernando Albizu, Juan Díaz y Jesús Lavi.

 

javier naval Esperando a Godot Madrid - Teatro: "Esperando a Godot", cuando la sonrisa esconde la desesperanza

De izquierda a derecha: Jesús Lavi, Fernando Albizu, Juan Díaz, Pepe Viyuela y Alberto Jiménez.
Fotofragía de Javier Naval.

 

Teatro Reina Victoria. Compra tu entrada AQUÍ.