El «Samurái del jamón» se llama Emilio García Ortigosa, se crió junto a un jamón como eje de la cultura familiar y con 18 años abrió un local en Almería donde ofrecía jamón, cerveza y vino. Después, cortó jamón para los espectadores de los palcos VIP del estadio Santiago Bernabéu, hasta que su pasión se convirtió en visión y comenzó a investigar. Hoy recorre el mundo cortando jamón en eventos-espectáculo donde descubre a sus invitados hasta 30 sabores diferentes en un solo jamón. Utiliza cuchillos diseñados por él y marida sus encuentros con los mejores vinos del mundo.

El maestro jamonero llega al restaurante Luzi Bombón y tras ajustarse su cinturón de cuchillos, comienza a cortar un espléndido jamón. Falta una hora para que los invitados comiencen a llegar pero Emilio inicia su rutina, cercana a una coreografía, donde todos los sentidos parecen estar alerta. Dos grandes cuchillos jamoneros se mueven ágilmente por el jamón para acceder a cada corte y servirlos en platos de porcelana blanca con forma de jamón.

 

emilio samurai jamón luzi bombón Madrid - Encuentro con el "Samurái del jamón" y champagne Bollinger, en Luzi Bombón

En sus eventos el «Samurái del jamón» propone una experiencia única.

 

«El jamón siempre estaba en mi casa y por eso está en mis recuerdos de infancia», explica Emilio cuando te acercas a conversar con él, mientras continúa cortando el jamón.

«Vengo de una familia muy humilde que siempre ha trabajado el campo en el pueblo de El Hijate, en el Valle de la Almonzara, entre Almería y Granada».

Sobre sus primeros recuerdos acerca del jamón, comenta: «No recuerdo cuándo fue la primera vez que corté un jamón porque era tan común en mi familia que es algo innato en mí».

Para el «Samurái del jamón» un jamón es un tesoro lleno de historia. «Cuando corto jamón me hace sentir nostalgia de mi pueblo, mi familia y mi niñez. También siento mucho respeto, en mi pueblo hubo épocas en las que se cambiaba jamones por tocino. Las familias que tenían cerdos no podían esperar el tiempo necesario para comerse el jamón. Por un jamón te daban el doble de su peso en tocino».

«Cuando una familia puede disfrutar de sus propios jamones, significa tanto, que el respeto es mayúsculo y roza lo mágico».

El samurái

«Cuando decidí ser cortador de jamón le pedí permiso a mi abuela. En la misma conversación le pregunté si no le importaba que cortara el jamón de manera diferente a la que ella lo hacía. Su respuesta fue: «cariño puedes hacer lo que quieras, que siempre te querré». Ahí comencé a volar».

samurai jamon en Madrid - Encuentro con el "Samurái del jamón" y champagne Bollinger, en Luzi Bombón

Emilio García Ortigosa, conocido como el Samurái del jamón, tiene su propia colección de cuchillos diseñados por él mismo.

 

Emilio tiene una colección de más de 250 cuchillos, ha patentado dos diseños (bateca y brisa) y el más especial de todos que se llama «ame tsubame», que significa golondrina y lluvia, y está fabricado por un maestro japonés. «Mi respeto por su cultura y algunas de las actuaciones que hago en mis eventos, se asemejan o me acercan a la cultura japonesa, y por eso me apodan el «Samurái del jamón«.

Más de 30 sabores en un solo jamón

Emilio explica que cada músculo de un jamón tiene un sabor y textura diferente. «La cercanía al hueso, el porcentaje de grasa o el secado son solo algunos de los motivos por los que un jamón puede dar sabores picantes, a bellota, a fresa o melocotón, a piñón, a queso (gorgonzola o roquefort), sabores dulces, a nuez o a pistacho«.

 

champagne Bollinger y jamón - Encuentro con el "Samurái del jamón" y champagne Bollinger, en Luzi Bombón

El champagne está entre los mejores maridajes posibles con el jamón. En esta ocasión la armonía se hizo con Bollinger.

 

«El jamón ibérico no es mejor que el serrano, simplemente son diferentes»

Criado muy cerca de la I.P.G. de Jamón de Serón, El Samurái del jamón opina que: «España comete un grave error al afirmar que el jamón ibérico es mejor que el serrano. Estamos hablando de dos productos totalmente diferentes».

«El jamón ibérico es el rey de la gastronomía mundial con diferencia y es la carne más sana del mundo, pero el jamón blanco (o serrano), al no tener esas trazas de sabores por alimentación (nuez, bellota, castaña,…), acepta procesos gastronómicos totalmente diferentes. No se trata de que uno sea mejor que otro, son simplemente diferentes. Por ejemplo, el jamón blanco acepta una vinagreta, una maceración en tinajas de barro con aceite y tomillo, el pan con tomate,… cosas que jamás se deben hacer con un jamón ibérico», concluye.

 

champagne Ayala y jamón - Encuentro con el "Samurái del jamón" y champagne Bollinger, en Luzi Bombón

Este champagne Ayala es un Blanc de Blancs, de uva Chardonnay, que fue el protagonista de las primeras armonías del túnel de sabores del «Samurái del jamón».

 

Luzi Bombón, el oásis del buen gusto de la Castellana

Una experiencia única, un maridaje perfecto y un escenario formidable. Estamos en el restaurante Luzi Bombón (Paseo de La Castellana 35), una brasserie moderna, chic y con una cocina muy rica, basada en recetas mediterráneas «viajadas», donde puedes disfrutar de sabores mejicanos, peruanos, italianos o asiáticos. 

 

restaurante Luzi Bombón Madrid - Encuentro con el "Samurái del jamón" y champagne Bollinger, en Luzi Bombón

Sala y terraza del restaurante Luzi Bombón.

 

Su terraza es uno de los «place to be» de Madrid y su aperitivo de ostras, una seña de identidad.

Además, tiene buena coctelería y programa de conciertos y DJ, en directo.

 

Seguir los eventos del Samurái del jamón.

Gracias a Bárbara Gómez Molino, de Go&Go Agency , por crear estos momentos únicos.