Es evidente que, pese a la pandemia, las grandes marcas de tecnología no han detenido sus actividades y sus interesantes propuestas. En esta oportunidad es la firma china Xiaomi la que ha dado la sorpresa con el nuevo Mi Mix Fold, el primer teléfono móvil del mundo que contiene una cámara de lente líquido.

La noticia ya venía adelantándose desde hace unos meses y solo bastaba ser confirmada oficialmente. Aquello sucedió en los últimos días de marzo, en el marco de los preparativos para el undécimo aniversario de Xiaomi.

Para los portavoces de la empresa oriental, este dispositivo será una de las más importantes apuestas del sector y un enorme reto para la competencia. Subrayan que llevan más de 7 años trabajando en este complejo sistema, por lo que su lanzamiento al mercado es motivo de orgullo para la firma.

Mi Mix Fold, una revolución para la fotografía

Xiaomi, a través del Mi Mix Fold, busca llevar la profesionalidad de la fotografía al máximo.

Una de las principales características del equipo es que, al ser plegable, puede alcanzar las 8, 01 pulgadas. Además, ostenta Dolby Vision como garantía de calidad al momento de reproducir los detalles y los colores.

Posee una pantalla Amoled flexible, con excelente calidad 2K, HDR10 +, sumado a la tasa de refresco de 90 Hz y brillo que llega hasta 700 nits. Los portavoces de Xiaomi también han destacado el sensor de 108 megapíxeles, con sorprendentes píxeles de 9 nanómetros. Gracias a estos se puede capturar cualquier detalle incluso con un mínimo de iluminación.

Asimismo, Xiaomi resalta el enorme gran angular, un teleobjetivo de 30x y la posibilidad de efectuar excelentes fotografías en macro. “Son tres cámaras que realizan las funciones de cuatro. Esto se concreta gracias al lente líquido diseñado para imitar la perfección del ojo humano”, manifiestan los portavoces de la marca.

De todos los implementos que posee el Mi Mix Fold, indudablemente el más llamativo es el lente líquido. Como ya se había adelantado, esta tecnología pretende emular la visión humana para alcanzar el umbral de la fotografía móvil.

Al estar inspirado en el ojo humano, el lente líquido permite que la óptica se enfoque automáticamente sin necesidad de partes mecánicas. Esto le otorga mayor rapidez y precisión. “Además, habilita el registro de múltiples distancias focales sin emplear varias cámaras. Esto también significa que se pueden efectuar fotografías macro y activar el zoom con un solo lente”, informa el especialista en electrónica de consumo, Álvaro Vargas de www.zonatech.es.

Esta tecnología consta de un vidrio especial que, a la par del material conductor, puede modificar su forma con ayuda de varios voltajes. Así, cambia la forma del lente de cóncavo a convexo según los enfoques y el zoom requeridos. A través de este lente, el módulo de la cámara que se logra es más pequeño de lo normal.