«El chico de las flores» es la segunda novela de la madrileña Lidia Fernández Galiana. Una historia vibrante, de ciencia ficción, que nos presenta un mundo en el que hace mucho tiempo dejó de existir la electricidad.

Pedimos a la autora encontrarnos en su lugar favorito de Madrid y eligió el Tempo de Debod.

 

«Creo que a nuestra sociedad no le vendría mal un apagón»

Tu primer libro, «En época de tulipanes» (2017), sucede en la España franquista, ahora presentas «El chico de las flores», una novela de ciencia ficción, ¿Qué te ha pasado entre tus dos novelas?

Todos los escritores y escritoras tenemos siempre historias en la cabeza que van pululando hasta que enganchas una. Siempre me ha gustado escribir sobre temas relacionados con la vida misma, y no sobre mundos fantásticos o distopías, aunque sí que es lo que más consumo como lectora, porque me interesa hablar de temas sociales que me preocupan, hasta que me he dado cuenta que también lo puedo hacer escribiendo ciencia ficción.

En “El chico de las flores” te inventas un todo un universo…

Sí, y sumergirte en un mundo que tienes que crear no es lo mismo que escribir una historia que sucede, por ejemplo, en 2020. Siempre me pareció muy complicado y además pensaba que no tendría tiempo para tanto trabajo.

¿Cuando atrapas esa idea distópica que pululaba por tu cabeza?

Esta había pululado poco o nada en mi cabeza. Fue el verano de 2019 paseando por la playa, y se me ocurrió en un momento. Me gustó la idea, pero la deseché pensando que nunca tendría tiempo para escribirla, aunque la idea persistía en mi cabeza.

¿Qué le pasa a Eli y a Oliver en este libro?

Quería situar a Eli, la protagonista, y a sus seres queridos, en un mundo que tiene todos los conocimientos que tenemos ahora, pero al que le han privado, de la noche a la mañana, de la tecnología y la electricidad. Pero es que además, esa circunstancia es algo del pasado para Eli y su generación, porque sucedió hace muchos años, aunque conviven con padres y abuelos que lo vivieron.

Y Oliver, vive esa realidad desde otra perspectiva… Y creo que no debería seguir contando nada más para no hacer spolier.

Lidia Fernandez Galiana 2 - "El chico de las Flores", la novela de Lidia Fernández Galiana que nos lleva a un futuro sin electricidad

“El chico de las flores” es la primera parte de la historia, ¿cuándo podremos reencontrarnos con esta historia?

La segunda parte sale en primavera y puedo decir que termina la historia.

¿Ese “apagón” que vertebra la historia de tu novela tiene algo de alerta para nuestra sociedad?

Sí, creo que actualmente se está perdiendo un poco el norte. Obviamente la tecnología tiene muchas cosas buenas, pero por otro lado siento como si nos estuviéramos deshumanizando. Creo que vivimos en un consumismo exagerado que además se fomenta, pero tampoco tengo claro qué es lo que me gusta o lo que odio de toda esta realidad. Así que lo que hago es crear el universo de “El chico de las flores” y a sus personajes, para obligarlos a vivir la situación, y yo, desde la empatía de escribir, dejar que me resuelvan esas dudas, sin tener que posicionarme. Creo que lo dejo ahí para que reflexionemos todos.

¿Crees que nos haría falta un “apagón”?

Sí, creo que no nos vendría mal, pero no se lo que me pasaría. Lo mismo lo que me he inventado en la novela es muy suave.

«Mis padres me recuerdan que desde muy pequeñita, cuando no sabía escribir, dibujaba viñetas para contar historias»

Eres actriz, escritora y con “El chico de las flores”, también demuestras que eres muy creativa, ¿Siempre ha sido así?

Mis padres me recuerdan que desde muy pequeñita, cuando no sabía escribir, dibujaba viñetas para contar historias.

¿Dónde alimentas tu imaginación?

A mi me cuesta no perderme en mis pensamientos. Me gusta observar a la gente e imaginar las vidas que viven para meterlas en mis tramas e historias.

Eres blogera o booktuber ¿Qué es para ti internet?

Cuando auto publiqué “En época de tulipanes” (su primera novela) imprimí 300 ejemplares y tenía que venderlos. Entré en internet y comencé a comunicarme con esa comunidad lectora que existe y que es inmensa. (Seguir a Lidia en Youtube y en Instagram).

El chico de las flores portada libro 2 - "El chico de las Flores", la novela de Lidia Fernández Galiana que nos lleva a un futuro sin electricidad

Han pasado treinta años desde el Apagón, un suceso que acabó para siempre con el uso de la tecnología y la electricidad en la Tierra. Como consecuencia, miles de huérfanos tienen que subsistir como pueden en un mundo cada vez más hostil.
Elizabeth vive en el Tren junto con sus hermanos adoptivos, que ahora son su familia. Su momento favorito de la semana es cuando visita al que todos llaman «el chico de las flores», Oliver, que regenta la floristería del pueblo. Pero este lugar esconde un secreto que cambiará la vida de Elizabeth y sus hermanos para siempre: una amenaza se cierne sobre la humanidad, y se acerca algo que podría depararles un destino muy oscuro.

 

¿Se lee más hoy más que nunca?

Creo que la gente que dice que los jóvenes no leen fliparían con la cantidad de lectores que hay devorando libros y comentando y compartiendo en internet.

¿Por qué has elegido el Templo de Debod para hacer esta entrevista?

Soy de Getafe y mi primera aventura en Madrid, con mis amigas, comenzó en el Templo de Debod. Tenía 14 años y me enamoré de este parque. Después estudié cine al lado y he pasado mucho tiempo aquí.

¿Eres una actriz-escritora o al revés?

Es una pregunta complicada. Escribo desde siempre y también he sido muy peliculera toda la vida. Siempre quise ser escritora, pero pensaba que era imposible o que quien vivía de escribir era por suerte. Pero fue después de vivir unos años en Francia cuando decido intentarlo y combinar la interpretación con la literatura.

«Lo primero fue Harry Potter, que me enganchó desde el primer momento y coincidió que yo tenía la misma edad que los personajes»

¿Cuáles han sido las lecturas que más te han influenciado?

Lo primero fue Harry Potter, que me enganchó desde el primer momento y coincidió que yo tenía la misma edad que los personajes. Después recuerdo libros como “El Ocho”, “El cuento número 13”, “La catedral del mar” o toda la obra de Carlos Ruiz Zafón. Además de mucha ciencia ficción y fantasía.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado en tu vida?

Cuando comencé a escribir, solo mi familia sabía que lo hacía, y no dejé que nadie leyera mi primer libro antes de meterlo en la imprenta. Ese fue un fallo muy gordo que no me volverá a suceder. “El chico de las flores”, mi segundo libro, lo han leído muchas amigas lectoras antes de publicarlo y sin duda lo han mejorado.

lidia fernandez galiana 3 - "El chico de las Flores", la novela de Lidia Fernández Galiana que nos lleva a un futuro sin electricidad

Lidia Fernández Galiana tiene 32 años y estudió magisterio y cine, antes de decidir ser escritora y actriz. Dice que su segunda novela es «perfecta para los fans de The Promised Neverland.

¿Cuál va a ser tu camino como escritora?

Me gustaría seguir en los dos territorios, la novela y la ciencia ficción.

¿Existe en Madrid algún lugar donde te guste escribir?

Escribo siempre a mano y lo hago en casa, pero me gusta tomar notas de ideas paseando o sentada en cualquiera de las cafetería La Rollerie, que me encanta cómo están decoradas.

«La herramienta de leer es fundamental porque te acerca a otros pensamientos que, a lo mejor, no encuentras en tu círculo»

¿Qué te ha aportado ser lectora y escritora?

Todos somos consumidores de historias. A todos nos gusta ver series y películas, y la gente que no le da una oportunidad a la literatura no es consciente de los libros son igual de entretenidos o más.

La herramienta de leer es fundamental porque te acerca a otros pensamientos que, a lo mejor, no encuentras en tu círculo. Hay que encontrar el autor o autora que te guste, o el tipo de novela, y dedicarles tiempo. Yo adoro a Jane Austen, es mi escritora favorita, y cuando la recomiendo, la gente tiene miedo a comenzar a leer un clásico. Frankenstein es otro de mis libros favoritos, y me parece súper entretenido. La gente tiene respeto a la literatura de siempre y prejuicios con las novelas nuevas.

 

«El chico de las flores» (editorial Hidra). Una novela de Lidia Fernández Galiana.