Seleccionar página

El Berrueco, la tradición cantera de Madrid

El Berrueco, la tradición cantera de Madrid
[entradilla]El Berrueco es un municipio típicamente rural, caracterizado por su entorno rocoso y su larga tradición cantera, parte de su identidad, en el que aún se conservan las antiguas construcciones de piedra y madera, y donde podemos visitar, en un agradable paseo por sus calles, el curioso museo al aire libre de La Cantería, un homenaje a los canteros del municipio.[/entradilla]
Potro de Herrar, lugar donde se herraba al ganado. Está hecho con grandes piedras de granito y elementos complementarios de forja y madera. Es uno de los más antiguos de la zona.  Foto: Ayto. de El Berrueco.

Potro de Herrar, lugar donde se herraba al ganado. Está hecho con grandes piedras de granito y elementos complementarios de forja y madera. Es uno de los más antiguos de la zona.
Foto: Ayto. de El Berrueco.

[sumario]La piedra berroqueña es conocida en todo el territorio español. Los adoquines y bordillos de muchas ciudades de España salieron de sus canteras.[/sumario] El Berrueco se asienta en un terreno salpicado de berrocales a orillas del embalse del Atazar. Entre masas boscosas autóctonas y su modélica dehesa de fresnos, jaras, y otras especies aromáticas. A menos de una hora de Madrid, por la N-I, se encuentra la esencia de un pueblo de apenas 600 habitantes, donde se mantienen la tradición ganadera y cantera. No en vano, alrededor de los años 70, la cantería supuso la mayor fuente de ingreso para muchos de sus habitantes.

El nombre del pueblo tiene origen en el cerro de granito próximo al núcleo urbano, denominado berrueco o barrueco, cuyo significado es el de peña de granito.  Uno de los hechos que más influyó en la evolución de El Berrueco es la construcción del embalse de El Atazar en 1976. Al igual que otros municipios a orillas del embalse, este municipio ofrece al viajero un rico y variado patrimonio arquitectónico, gastronómico y cultural, desde el museo de La Cantería o el de El agua a la arquitectura típica popular, representada por los potros, fraguas, lavaderos y viviendas tradicionales, hasta el atractivo turístico de su entorno privilegiado. Foto: Ayto. de El Berrueco.

El nombre del pueblo tiene origen en el cerro de granito próximo al núcleo urbano, denominado berrueco o barrueco, cuyo significado es el de peña de granito.
Uno de los hechos que más influyó en la evolución de El Berrueco es la construcción del embalse de El Atazar en 1976. Al igual que otros municipios a orillas del embalse, este municipio ofrece al viajero un rico y variado patrimonio arquitectónico, gastronómico y cultural, desde el museo de La Cantería o el de El agua a la arquitectura típica popular, representada por los potros, fraguas, lavaderos y viviendas tradicionales, hasta el atractivo turístico de su entorno privilegiado.
Foto: Ayto. de El Berrueco.

Un poco de historia
La existencia de los primeros asentamientos ubicados en El Berrueco, se pueden situar en la Edad de Bronce. El vestigio más antiguo encontrado es el puente romano situado sobre el arroyo Jóbalo. De la época de la dominación islámica, se conserva la atalaya de Torrepedrera, formando parte del conjunto de torres vigías de la llamada “Marca Media”. Con el inicio de la Reconquista, se convirtió en lugar de tránsito donde las gentes bajaban en busca de terrenos que cultivar o lugares donde establecerse.
El asentamiento actual de la Villa de El Berrueco se sitúa entre los siglos X y XI.

El museo de La Cantería
Además de su gastronomía y sus rutas por un entorno privilegiado a orillas del embalse de El Atazar, como otros pueblos bañados por esta gran obra de ingeniería, El Berrueco ofrece el atractivo añadido de su museo de La Cantería, un museo al aire libre construido en el 2001, en el que se consigue unir pasado y futuro dando lugar a una fusión entre la cantería de sus antepasados y las modernas máquinas del presente, brindando un homenaje a los canteros del municipio.

Pila de la fragua. En esta pila el herrero introducía la pieza de hierro incandescente para templarla. Estaba dentro de la fragua del pueblo, situada al lado del potro, era de propiedad municipal y en ella se han arreglado miles de rejas de arado romano. Foto: Ayto. de El Berrueco.

Pila de la fragua. En esta pila el herrero introducía la pieza de hierro incandescente para templarla. Estaba dentro de la fragua del pueblo, situada al lado del potro, era de propiedad municipal y en ella se han arreglado miles de rejas de arado romano.
Foto: Ayto. de El Berrueco.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
16°
Jueves 15° 
Viernes 15° 
Sábado 11° 
Domingo 15° 

SUSCRÍBETE

REVISTA

REVISTA