Seleccionar página

Descubre si tu empresa es un excelente lugar para trabajar

Descubre si tu empresa es un excelente lugar para trabajar
[entradilla]Hablamos con Nicolás Ramilo, director de la consultora Great Place to Work® que elabora cada año los rankings sobre las empresas que se esfuerzan más por convertirse en excelentes lugares para trabajar. Empresas que saben que invertir en mejorar la calidad del ambiente organizacional, a través de la confianza y el sentimiento de equipo o familia, es una forma de lograr mejores resultados.[/entradilla]
NIcolás-Ramilo-Great-Place-to-Work

Nicolás Ramilo Méndez, licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección y Administración de Empresas y Marketing por ESIC, especialista en liderazgo e innovación, conferenciante en diferentes foros para directivos y colaborador asiduo en prensa, es Director General de Great Place to Work® en España desde octubre 2009.

¿Cuáles son las principales claves que definen un gran lugar para trabajar?
En Great Place to Work® llevamos más de 25 años diagnosticando el ambiente organizacional de las compañías, ayudándolas a convertirse en Excelentes Lugares para Trabajar.
Desde el punto de vista de la empresa, según nuestro modelo, un Gran Lugar para Trabajar se define como aquel en el que se logran o exceden los objetivos del negocio, con personas que dan lo mejor de sí mismas, donde existe un sentimiento de equipo o familia, y todo ello en un ambiente de alta confianza.
Desde la perspectiva del empleado, un Gran Lugar para Trabajar es aquel en el que confías en las personas para las que trabajas, te sientes orgulloso de lo que haces, y disfrutas con la gente con la que trabajas.
El eje fundamental de los grandes lugares de trabajo es la confianza, generada a través de la credibilidad con los jefes, el respeto con el que los empleados sienten que son tratados y la justicia con la que esperan ser tratados. El grado de orgullo respecto a la organización y el grado de compañerismo y camaradería que sienten son también componentes esenciales.

¿Cuál es el principal factor que ha hecho de la farmacéutica Novartis el mejor lugar para trabajar (de más de 1000 trabajadores) de España en 2015?
Todas las empresas, reconocidas por Great Place to Work® como Las Mejores para Trabajar en España, han establecido culturas de trabajo basadas en la confianza, que marcan la pauta en Europa y en el mundo. Este logro pone de manifiesto la fuerza del liderazgo de las organizaciones y su compromiso de construir un Gran Lugar para Trabajar sin importar el sector o tamaño. Aunque las economías se encuentran en lento crecimiento, estas empresas reconocen la importancia de una cultura de trabajo basada en la confianza, el orgullo y la camaradería, y el impacto positivo que esto supone en el rendimiento del negocio.
Novartis, como el resto de las Mejores Empresas saben cómo maximizar el impacto de sus políticas y prácticas, realizando esfuerzos, año tras año, para seguir generando lazos de confianza con sus empleados, implementando aquellas prácticas que fomentan la credibilidad del management, logrando así empleados más comprometidos con la organización y los objetivos de la misma.

[sumario]“Un Gran Lugar para Trabajar es aquel en el que confías en las personas para las que trabajas, te sientes orgulloso de lo que haces, y disfrutas con la gente con la que trabajas”[/sumario]

¿En las Pymes se valoran los mismos factores que en las grandes empresas para definirlas como excelentes lugares de trabajo? ¿Cuál sería la gran diferencia?
No existe tal diferencia. En 2011 Great Place to Work® España apostó por las Pymes y publicó la primera lista Best Workplaces PYMES, pionera en reconocer en España a este importante sector de empresas.
El objetivo de este proyecto es reconocer a las mejores pymes entre 20 y 49 empleados, así como demostrar que un entorno de confianza favorece el desarrollo del negocio y, que cualquier empresa, independiente del tamaño y sector, puede convertirse en un Excelente Lugar Para Trabajar.

¿Qué factor valoran más los empleados?
Sin duda, la confianza que tiene el empleado en su superior directo y en todos los miembros de la cadena de mando, es el factor clave.
Algunas de nuestras conclusiones a las que hemos llegado reflejan que los empleados valoran por encima de cualquier otra práctica o beneficio que los líderes deleguen, trasmitan confianza, sean competentes, cercanos e íntegros.
En Great Place to Work® creemos firmemente que el papel de los superiores es fundamental para la creación de un excelente entorno de trabajo. En el caso de las Mejores Empresas, la estructura de organización de las empresas se basa en la confianza y la cercanía de los superiores con los empleados, que va desde el jefe directo hasta el presidente de la compañía. Los líderes de las mejores no supervisan directamente sus tareas, sino que confían en la labor de sus empleados y les incentivan cuando es necesario.
Además, los empleados valoran mucho que estas empresas demuestren su preocupación por otros aspectos de su vida, fomentando, por ejemplo, que los empleados pasen más tiempo con sus familias y, en ese sentido, ponen a su disposición herramientas para la flexibilidad de horario, organizan eventos en los que los empleados pueden asistir con sus familias, en caso de maternidad ofrecen apoyo más allá de lo que marca la legislación, y en el caso de los padres, excedencias con más días para disfrutar de su nueva familia, etc.
También podemos afirmar, de acuerdo con nuestros estudios, que los empleados de las Mejores Empresas para Trabajar persiguen el éxito en su puesto de trabajo, buscan su desarrollo personal y entregan lo mejor de sí mismos en un ambiente de confianza y sentimiento de equipo.

[sumario]“Todos aspiramos a tener un salario mejor. Sin embargo, a la hora de definir un Gran Lugar para Trabajar, la compensación económica es un factor secundario”[/sumario]

¿Qué peso tiene, entre los empleados, el nivel salarial?
La experiencia nos demuestra que, por regla general, todos aspiramos a tener un salario mejor, pero sin embargo, a la hora de definir un Gran Lugar para Trabajar, la compensación económica es un factor secundario.
No obstante, las Mejores Empresas consiguen hacer ver a los empleados que la retribución recibida es justa. Esto se logra asegurando que las personas reciben un salario justo, acorde a las funciones que realizan, así se demuestra el valor fundamental que la organización asigna a cada uno de los empleados.
Lo cierto es que los excelentes lugares de trabajo no tratan de buscar una igualdad absoluta en la remuneración sino asegurar la existencia de transparencia en los criterios retributivos, recompensas y promociones, que ayuden a los empleados a manejar sus expectativas y a entender los criterios sobre los que se basa la política retributiva de la organización.

[sumario]”El gran reto es hacer corresponsables a todos los miembros de la organización en la creación de un Gran Lugar para Trabajar”[/sumario]

¿Qué debe aportar el propio trabajador para convertir su lugar de trabajo en un mejor lugar?
El gran reto es hacer corresponsables a todos los miembros de la organización en la creación de un Gran Lugar para Trabajar. Que cada uno asuma el rol protagonista que todos deben tener: directivos que siendo referentes actúen como embajadores del proyecto, mandos que generan entornos de confianza con acciones personalizadas para sus equipos y empleados que dan lo mejor de sí mismos. Todos nuestros programas tienen una clave común: transformar organizaciones solo se logra transformando individuos. Crear un gran lugar para trabajar comienza por uno mismo. Por tanto, generar un Gran Lugar para Trabajar es responsabilidad compartida de empresa, management y empleados. En este sentido, también me gustaría destacar la importancia que tiene el nivel de exigencia que las Mejores Empresas para Trabajar establecen con sus empleados, quienes dan lo mejor de sí mismos en aras de lograr los propósitos de la organización.
Desde Great Place to Work® hemos diseñado programas de transformación que tienen como base principal acompañar a los diferentes colectivos de la organización hacia un Gran Lugar para Trabajar.

¿Qué sector diría usted que es donde las empresas, en general, se preocupan más por ser un mejor lugar de trabajo para sus empleados?
Cada año son más las empresas que, independientemente de su tamaño o sector, transforman sus entornos de trabajo y se convierten en Excelentes Lugares para Trabajar.
No hay ningún sector económico ni zona geográfica que tenga más posibilidades de ser un Gran Lugar para Trabajar. Cualquier empresa puede apostar por la transformación de la cultura de su compañía, y creer en ello.
Las 305 participantes en la Lista Best Workplaces España 2015 pertenecen a diversos sectores. Desde el inicio, una de las características clave del modelo de Great Place to Work® es que aplica a cualquier tipo de empresa, tanto privada como Administración Pública u ONGs, y de cualquier tamaño, desde una PYME de 20 empleados hasta empresas con miles de personas en plantilla. Este año, los sectores de mayor presencia de las empresas inscritas son el sector de prestación de servicios profesionales, tecnologías de la información, industria y producción, farmacéutico, seguros y financiero.

¿Se traduce “gran lugar de trabajo” en mayores beneficios para las compañías?
Los Grandes Lugares para Trabajar son conscientes de que invertir en ambiente organizacional impacta en los resultados de la empresa.
Los líderes de las Mejores Empresas entienden el impacto que tiene en la cuenta de resultados apostar por esta metodología, y ello se traduce en una mejora de los indicadores de la compañía, mejora de la productividad, menor absentismo laboral, menor rotación, una mayor fidelización de clientes, así como una mejora de innovación.
Como ejemplo, las 50 Best Workplaces 2015 crearon más de 7000 puestos de trabajo, el promedio de rotación fue de 2,30% y recibieron más de 567.000 solicitudes de empleo. Las Mejores Empresas son ejemplos de liderazgo, innovación, creatividad, desarrollo, productividad, etc. Estas empresas han logrado establecer en su ADN una cultura de confianza.

¿En que países, en general, se tienen en cuenta más estos factores por parte de las empresas?
Es indudable que la cultura de los países anglosajones, fundamentalmente Reino Unido y EEUU, van más avanzados en este sentido, sencillamente porque comenzaron antes a trabajar el concepto de transformación cultural de las organizaciones. Prueba de ello es la presencia importante de empresas procedentes de EEUU e Inglaterra en nuestra lista Best Workplaces 2015.

[sumario]”Aunque en España todavía nos queda camino por recorrer, cada año encontramos más empresas españolas que se preocupan por establecer la cultura como una ventaja competitiva”[/sumario]

¿Está España al nivel de estos países?
Aún no. Si bien cierto que cada año encontramos más empresas españolas que se preocupan por establecer la cultura como una ventaja competitiva, todavía nos queda camino por recorrer.
Sin embargo, sí podemos destacar puntos fuertes en las Mejores Empresas de nuestro país, como es la presencia de una cultura más participativa, que facilita que se canalicen las ideas y sugerencias de los empleados, haciéndoles partícipes del conjunto de negocio. De tal manera que el trabajo en equipo se establece en estas organizaciones como clave esencial para sacar adelante los proyectos. En este sentido, estas empresas son más innovadoras al fomentar entre sus empleados la posibilidad de compartir ideas y ser más creativos. Esto se traduce de manera positiva en los resultados globales de la empresa, no solo desde el punto de vista del negocio, sino también desde el casi nulo nivel de rotación y la gran retención del talento.

[sumario]”Empresas como Microsoft, Google, SAS, son referentes que han entendido que invertir en la transformación de sus ambientes organizacionales impacta directamente en la cuenta de resultados de la compañía”[/sumario]

¿Qué factor concreto resaltaría de empresas como Microsoft, Google, SAS para haberse posicionado como los mejores lugares para trabajar a nivel mundial?
Estas empresas, así como el resto de multinacionales que han sido reconocidas como Grandes Lugares para Trabajar, tienen en un común un factor que es el de haber apostado, no sin gran esfuerzo, por una cultura de alta confianza, transmitida por sus líderes a todos los niveles de la organización. Se trata de compañías que han sabido generar entornos de confianza, siendo más sostenibles, cercanas y transparentes, y han logrado adaptarse a los diferentes mercados y culturas. Son referentes que han entendido que invertir en la transformación de sus ambientes organizacionales impacta directamente en la cuenta de resultados de la compañía.

¿Podría destacar las acciónes, por parte de alguna empresa, para mejorar como lugar de trabajo que más le hayan sorprendido durante este último ejercicio?
Cada año, las Mejores Empresas para Trabajar logran impulsar políticas y prácticas de RRHH más innovadoras. Sin embargo, no es tanto lo que hacen sino cómo lo hacen. Por poner un ejemplo de una práctica común: no es lo mismo que una empresa instaure en sus oficinas un buzón de sugerencias para que los empleados puedan dar sus opiniones, y quedarse simplemente en eso, que por el contrario enviar cada dos meses a los empleados un recordatorio vía email para invitarlos a que depositen en el buzón sus opiniones, ideas y/o sugerencias con respecto a los procesos, políticas y gestiones de la empresa en general. Y además recordarles que cada dos semanas el departamento recoge todas las sugerencias y trata de forma individual cada una de ellas y se redacta un informe explicando el seguimiento que se le ha dado a todas las iniciativas aportadas por los empleados. Esto es lo que marca la diferencia.
No obstante, las Mejores Empresas siguen sorprendiéndonos con programas revolucionarios en cuanto al desarrollo profesional, implantando sus propias comunidades virtuales de formación, sobre diversidad de género, con manuales corporativos de lenguaje inclusivo, con la realización de campañas de comunicación pioneras, en forma de telediarios corporativos, desayunos one to one con los consejeros delegados, planes de conciliación completos, con asesoramiento jurídico, psicológico, servicios profesionales (carpintería, asistencia doméstica), programas de RSC, y un largo etcétera.

¿Se podrían trasladar de alguna forma estas políticas empresariales a la política nacional?
Efectivamente, tenemos ejemplos en el sector público de otros países donde estamos presentes que han apostado por el modelo de Great Place to Work® y se han convertido en Grandes Lugares para Trabajar.
Los rigores de la recesión han afectado tanto a las corporaciones privadas, como a los organismos públicos, en mayor o menor medida. Es por ello, que apostar por la transformación cultural y crear ambientes organizacionales donde impera la confianza, hace que los empleados estén más comprometidos, y dispuestos a dar más de sí mismos. Todo ello repercute en mejores resultados para la organización.
En definitiva, apostar por esta filosofía y modelo estratégico de gestión de las compañías tiene un impacto claro y beneficioso para las organizaciones, independientemente de su carácter público o privado.

NIcolás-Ramilo-Great-Place-to-Work-Placet-02¿Podría detallarnos los errores más frecuentes entre las empresas en relación a sus trabajadores?
Según nuestra experiencia diagnosticando los ambientes organizacionales de las compañías, detectamos algunos errores, como por ejemplo la falta de liderazgo en las organizaciones, muchas empresas aún no son del todo conscientes de la importancia de invertir en liderazgo, y favorecer así la generación de entornos de confianza. Cada líder tiene el poder de incidir en la cultura de sus respectivos equipos. A menudo, escuchamos que los empleados abandonan a sus jefes, no a las empresas, por ello, las compañías tienen que redoblar esfuerzos para crear grandes managers. Otro error en el que incurren muchas organizaciones consiste en no medir el impacto de sus políticas y prácticas. No siempre la realidad de una empresa coincide con la percepción que tienen los empleados sobre la misma. Y por último, pero no menos importante, subrayaría otro error muy común en las empresas, que radica en el hecho de no hacer preguntas. En ocasiones, vemos cómo los líderes de las organizaciones no se atreven a preguntar a sus empleados sobre el ambiente de trabajo, o buscan múltiples excusas para no medir su ambiente organizacional. Desde Great Place to Work® afirmamos que siempre es buen momento para medirse. Lo que no se mide no se mejora.

[sumario]”La dirección general de las Mejores Empresas se encuentra cada vez más alineada al proyecto de transformación cultural y más consciente de su impacto directo en los resultados estratégicos de negocio”[/sumario]

¿Y las novedades, en este sentido, a nivel mundial, que más nos sorprenderían?
Desde una perspectiva internacional hay muchas cuestiones que no dejan de sorprendernos gratamente, como por ejemplo la creciente creatividad de las organizaciones en sus políticas y prácticas. Cada año nos sorprenden con prácticas más originales e innovadoras, y ello se debe a esa confianza que impera en los equipos de trabajo y que facilita alas a la imaginación. Otra novedad que puedo mencionar como muy positiva es la celebración. En nuestra gala de entrega de premios a las Mejores Empresas, observamos, tanto en España como en el resto del mundo, que los equipos celebran con mucho entusiasmo e ilusión el hecho de ser reconocidos como un Gran Lugar para Trabajar, y el orgullo de pertenencia está presente en todos los niveles, desde el presidente de la compañía hasta el último empleado.
Y por último, también nos ha sorprendido cómo la dirección general de las Mejores Empresas se encuentra cada vez más alineada al proyecto de transformación cultural, y más consciente de su impacto directo en los resultados estratégicos de negocio.

 

 

 

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
13°
Lunes 11° 
Martes 13° 
Miércoles 11° 
Jueves 14° 

SUSCRÍBETE

REVISTA

REVISTA