Seleccionar página

La increíble historia del joven danés que se convirtió al islamismo radical y acabó espiando para la CIA

La increíble historia del joven danés que se convirtió al islamismo radical y acabó espiando para la CIA
[sumario]“Adoctriné a mi hijo Osama en la venganza contra los infieles”[/sumario] [entradilla]Morten Storm, danés, pelirrojo y de metro ochenta y cinco de altura, pasó su adolescencia metiéndose en líos con su banda de moteros y entrando y saliendo de la cárcel. Hasta que un día leyó un libro sobre Mahoma que le cautivó y se embarcó en una metamorfosis que lo llevaría a una escuela de yihadistas en Yemen, a llamar a su hijo Osama y a convertirse en amigo personal de Anuar al-Aulaki, el futuro de Al Quaeda, según la CIA, para quien acabó trabajando tras su pérdida de la fe. Ahora, nos cuenta su historia en Mi vida en Al Qaeda (Edic. Península).[/entradilla]
Plácet tenía confirmada una entrevista con Storm. Sin embargo, su agente literario en España, pocas horas antes de la entrevista, nos remitió este mail: “... Storm ha sufrido un ataque severo de estrés post traumático provocado por la idea de revivir su paso por Al Qaeda y la posterior colaboración con distintos servicios de inteligencia...”

Plácet tenía confirmada una entrevista con Storm. Sin embargo, su agente literario en España, pocas horas antes de la entrevista, nos remitió este mail: “… Storm ha sufrido un ataque severo de estrés post traumático provocado por la idea de revivir su paso por Al Qaeda y la posterior colaboración con distintos servicios de inteligencia…”

“Hubo un momento en que, incluso, comencé a adoctrinar a mi hijo, Osama, que había cumplido tres años. Jugábamos a un juego de preguntas y respuestas.
—¿Qué quieres ser de mayor?
—Muyahidín.
—¿Para qué?
—Para matar infieles.
Me decía a mí mismo que, si los niños occidentales podían matar a figuras de piel oscura con turbante en sus videojuegos, yo podía enseñar a mi hijo a vengarse.”

Durante diez años, Storm buscó darle sentido a su vida a través del salafismo más radical. Luego, tan rápido como había venido, su fe se diluyó y Morten se dejó seducir por los cantos de sirena de las agencias de espionaje más importantes del mundo, muy interesadas en su red de contactos. Así fue como acabó trabajando para los servicios secretos daneses, el MI5 y la CIA, en misiones de altos vuelos en las que durante cinco años se jugó la vida. Todas con un solo objetivo final: acabar con al-Aulaki.
[sumario]“En 2001, al pensar en las Torres Gemelas, en los atentados de Bali, de Madrid y de Londres, en todos aquellos actos violentos contra personas inocentes, me decía que, si formaban parte del plan predeterminado por Alá, yo no quería formar parte de él”[/sumario]

“Mi giro hacia la militancia radical se puso de manifiesto el 11 de septiembre de 2001… Desde mi conversión, siete años antes, había aprendido a cultivar o a imaginar enemigos: los chiitas, los Hermanos Musulmanes, los racistas de Luton y, por supuesto, el Gobierno  de Estados Unidos.  En cierto modo, aquello que detestaba me hacía ser quien era: los enemigos me servían como válvula de escape, pero camuflaban las verdaderas razones que me habían llevado a abrazar el odio. Sentía rabia y frustración desde la infancia; era mucho más fácil odiar que conciliar.”

“Mi giro hacia la militancia radical se puso de manifiesto el 11 de septiembre de 2001… Desde mi conversión, siete años antes, había aprendido a cultivar o a imaginar enemigos: los chiitas, los Hermanos Musulmanes, los racistas de Luton y, por supuesto, el Gobierno de Estados Unidos. En cierto modo, aquello que detestaba me hacía ser quien era: los enemigos me servían como válvula de escape, pero camuflaban las verdaderas razones que me habían llevado a abrazar el odio. Sentía rabia y frustración desde la infancia; era mucho más fácil odiar que conciliar.”

En 2006, Storm empezó a formularse preguntas difíciles de responder. Nada había salido como él pensaba. “Había pasado una década —los que deberían haber sido los mejores años de mi vida— consagrado a una causa, sacrificando mis relaciones, mis potenciales y esa causa ahora me parecía absurda.”
Al menos la mitad de su círculo se había unido a grupos terroristas. “Me convertiría en un ser despreciable para ellos: el converso que había renunciado y se había hecho ateo, el peor de los hipócritas. Al converso se le prometía una doble recompensa en el paraíso, pero, si abjuraba de su fe, sería doblemente castigado.”
[sumario]“Hacer pública mi historia me protegería de cualquier juego sucio por parte de las agencias de inteligencia. Además, muchos de mis conocidos y parte de mi familia todavía creían que era un extremista radical asociado con terroristas y que debería estar entre rejas. Ya era hora de que supieran la verdad”[/sumario]

Lo que hace única la historia de Morten Storm es la extraordinaria cantidad de pruebas audiovisuales y comunicaciones electrónicas que recogió durante el tiempo en que trabajó como espía, pruebas que corroboran su historia y enriquecen su relato.

Fue en ese momento cuando acudió a los servicios secretos daneses (PET) que ya andaban detrás de él. Después llegó el M16, las agencias británicas, la CIA.
Para la CIA y el MI6, al-Aulaki representaba el futuro de Al Qaeda. Su conocimiento de las sociedades occidentales, su inglés fluido y su dominio de las redes sociales representaban una amenaza nueva… y Storm podía ayudarles a eliminarlo.
“Tal vez el mejor consejo que recibí me lo dio un especialista del PET. —Estás haciendo el trabajo más peligroso del mundo y no debes dejar que lo olviden —me dijo—. Exige todo lo que necesites. Y cuando estés allí no te quedes con los terroristas, porque los americanos no dudarán en matarte si estás con su objetivo.”

Lo que hace única la historia de Morten Storm es la extraordinaria cantidad de pruebas audiovisuales y comunicaciones electrónicas que recogió durante el tiempo en que trabajó como espía, pruebas que corroboran su historia y enriquecen su relato.

Actualmente Storm vive, por seguridad, en paradero desconocido.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
11°
Domingo 13° 
Lunes 11° 
Martes 11° 
Miércoles 10° 

SUSCRÍBETE

REVISTA

REVISTA