David, 30 años después de aquel inolvidable “Sufre mamón”, sigue siendo un tío muy clásico, muy cercano, al que no le van las “gilipolleces”. Le pillamos en el local de Pedro Yranza, un peluquero de Arturo Soria al que le lleva confiando su melena desde hace más de 10 años.

 

DavidPedro 01 1 - David Summers nos cuenta sus mejores anécdotas de 30 años de Hombres G

“Cuando tienes un cliente como David, que es casi más un amigo, a veces lo del pelo es lo de menos” Pedro Yranza.

 

“Nuestros principios punkys fueron consecuencia de que, cuando empezamos, no teníamos ni idea de tocar”

 

DavidPedro1 - David Summers nos cuenta sus mejores anécdotas de 30 años de Hombres G

“Pedro se hace querer”, dice David cuando nos comenta que nunca había llegado a tener una relación con ningún otro peluquero como la amistad que ha llegado a entablar con Pedro, quien, a su vez, nos comenta, “La gente que no conoce a David no sabe de su calidad humana. Hay que destacar por encima de todo la generosidad que tiene para con sus amigos y, por supuesto, su familia.”
Pedro tiene su peluquería en el nº 5 de la calle Torrecilla del Puerto.

 

Yo soy un tío muy clásico. Las gilipolleces… es que no puedo con ellas. Mi padre siempre me decía, tienes que ir a lo esencial, que en tu caso es la música, lo demás son tonterías”

DavidPedro 011 - David Summers nos cuenta sus mejores anécdotas de 30 años de Hombres G
“Cuando hablan de La Movida nos obvian, pero estuvimos ahí. Lo que pasa es que salimos diciendo cosas como sufre mamón o voy a vengarme de ese marica, y nos consideraron homófobos y nos rechazaron, pero vendimos 1 millón de discos, cuando el que más, vendía 50.000”