Pepe Cuenca, un ingeniero de Granada, es la última revolucióndel deporte en las redes sociales. Gracias a los videos enfocados en el ajedrez ha conseguido notoriedad a nivel internacional en compañía de su inseparabñe compañero Divis.

Corría el 2014 cuando Pepe Cuenca, en ese entonces de 27 años, se encontraba retirado del ajedrez. Fue en ese año cuando dejó España para radicar en la ciudad de Hamburgo, Alemania, donde se desempeñaba como docente de matemáticas. No pasó mucho tiempo hasta que recibió la visita de un amigo, quien casualmente había sido contratado recientemente por Chess24, un servidor alemán de ajedrez con sede en la misma ciudad donde Cuenca estaba viviendo.

En una de sus visitas a la compañía conoció a David Martínez, conocido como Divis, quien desde entonces se ha convertido en su inseparable compañero en las narraciones de las partidas. Siete años después, el dúo se ha convertido en toda una sensación en internet. Su popularidad ha hecho que firme un importante contrato con Eurosport y que sea invitado a distintos canales deportivos.

La notoriedad digital del juego de los 64 escaques no es de sorprender, pues según los datos de eBay, las tablas de ajedrez aumentaron sus ventas en un 215 %, marcando un precedente nunca antes visto. Este fenómeno alcista está ligado al confinamiento nacional y a diversas series de televisión enfocadas en este deporte.

Actualmente el ajedrez ha salido de elegantes enfrentamientos para ser parte de la cultura popular, como es el caso de México, donde unos vecinos se enfrentaron a través de las tablas en el foro Lindbergh.

Pepe Cuenca y Davis han cautivado a su público con sus ocurrentes comentarios que a veces llegan a robarse la atención. Una vez narraron una partida de seis horas que sus seguidores sintieron como si hubieran pasado treinta minutos. Esto viene de una idea que tuvo Pepe a base de su experiencia personal, pues en su etapa profesional se dio cuenta de que a los expertos les cuesta sobrellevar una partida larga.

Además cuentan con un poderoso engagement a base de chat en tiempo real, donde reciben comentarios relacionados con el ajedrez o a la vida privada de los espectadores, tratando en vivo temas como las relaciones amorosas. Su estilo único ha logrado reunir a más de 35 mil espectadores en una sola partida, promediando los 10 mil usuarios conectados al mismo tiempo en todas sus transmisiones.

En una era donde el ajedrez moderno se encuentra bajo predicciones de software, Pepe se ha convertido en un medio capaz de crear un aire fresco entre los nuevos aficionados al deporte de mesa.