Cómo hacer un Brunch estupendo y quedar genial

Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Vienen tus amigos a tomar un brunch a tu casa y no sabes qué ofrecerles? El concepto de desayunar, comer y de la hora del vermut ya forma parte del pasado. Ahora se lleva la idea del brunch, una comida que lo engloba todo y con la que puedes tener las propuestas más originales para ofrecer a tus invitados.

Pero, a veces, tener tanto para elegir puede llevarnos a confusión. Sin embargo, no te preocupes, porque a continuación vamos a explicarte cómo hacer un brunch estupendo y quedar genial sean quienes sean tus invitados.

El brunch perfecto en tu casa

El brunch está de moda, como ya hemos dicho y el problema de las modas es que todo el mundo se apunta. Por eso, encontrar un buen sitio que no esté petado de gente, puede resultar bastante difícil. Pero tú no vas a tener ese problema, porque el brunch será en tu casa, así que, espacio tendréis de sobra.

El problema, en este caso, es saber qué ofrecerles a tus invitados para que disfruten al máximo de los manjares que les has preparado. Déjanos decirte que solamente necesitas un poco de planificación para que todo salga perfecto y tener en cuenta el número de comensales que te visitarán.

Platos imprescindibles que no pueden faltar en tu brunch

En el brunch todo está permitido, aunque si quieres hacerlo al más estilo neoyorkino, hay algunas recetas que no pueden faltar en tu mesa. Es importante que no te compliques y centres todas tus fuerzas en un único plato, sino que ofrezcas una oferta muy variada, para que cada comensal se sirva lo que le apetezca:

    • Zumos naturales para acompañar la comida
    • Fruta para ir picando o de postre
    • Bebidas como café, batidos, smoothies, refrescos y agua fresca
    • Cócteles para darle un toque especial a tu brunch
    • Lácteos como yogures y quesos de buena calidad
    • Una selección de buenos embutidos variados
    • Pan para acompañar los embutidos o para comer con mantequilla y mermelada
    • Bollería para ir picando algo dulce
    • Platos salados, dependiendo del tiempo del que dispongas para la preparación. Pueden ser sencillos, tales como sandwiches, tostadas o ensaladas, pero si lo prefieres puedes complicarte un poco más con propuestas como hamburguesas o pasta.
    • Los huevos no pueden faltar, ya sean al estilo benedictino en su salsa holandesa, revueltos, fritos, a la plancha, en tortilla, etc.
    • Tartas y dulces para terminar el brunch por todo lo alto. Puedes elegir entre pastelistos, tartas, postres de cuchara, galletas, crepes, pancakes, etc.

Si quieres darle un toque mediterráneo a tu brunch y salir un poco de los estereotipos neoyorkinos, puedes comenzar tu brunch ofreciendo unos sabrosos chupitos de gazpacho o salmorejo, con una guarnición bien original de aceitunas en rodajas.

Ahora ya sabes cómo hacer un brunch estupendo y quedar genial con tus invitados. No hace falta que vayáis a un sitio de brunch a hacer una cola eterna y después pagar una cuenta desorbitada, sino que vosotros os lo guisáis y vosotros os lo coméis. ¡Y nunca mejor dicho!

Si quieres complicarte todavía menos la vida, echa un vistazo a la aplicación de Glovo, donde encontrarás los mejores brunch a domicilio.

Suscríbete a la newsletter de PLÁCET

Te recomendamos buenos planes cada semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

colegio brains
Madrid
cielo claro
7.4 ° C
9.7 °
3.6 °
73 %
1kmh
0 %
Mié
11 °
Jue
12 °
Vie
10 °
Sáb
11 °
Dom
8 °

Artículos Relacionados

Suscríbete a la newsletter de PLÁCETTe recomendamos buenos planes cada semana

¡Anúnciate!