Cómo aprovechar la primavera y cuidar de tus ojos

La llegada de la primavera es un momento muy complicado para la salud de tus ojos. El polen, el viento y los nuevos aires que traen la estación hacen que los ojos estén sometidos a más “peligros” de lo normal. Todo esto sumado a los hábitos que tenga cada uno, puede ser un buen momento para preparar bien nuestra vista y cuidar de los ojos, como con unas lentillas de hidrogel de silicona, ya que evitan los habituales riesgos a los que los ojos están sometidos.

Este y otros hábitos son algunas de las maneras de aprovechar la primavera al máximo y no tenerle miedo a una de las estaciones más bonitas del año. Sin embargo, ¿sabes bien cómo cuidar de tus ojos para aprovechar la primavera?

ojos LEO

Los efectos de la primavera en la vista y cómo reducirlos

La llegada de la ansiada estación primaveral altera los ojos, ya que las nuevas condiciones activan la alergia ocular primaveral, ya que son muchas las sustancias que se encuentran en el aire que pueden alterar los ojos. Este fenómeno también recibe el nombre de conjuntivitis alérgica y se puede producir por elementos como el polen o los ácaros, que afectan al globo ocular.

Los síntomas más habituales son el picor intenso o los ojos llorosos, si bien se pueden hacer algunas cosas para reducir su efecto, como evitar tender la ropa en el exterior o evitar estar mucho tiempo al aire libre en las franjas horarias donde las plantas emiten el polen, a primera hora de la mañana y al anochecer.

A mayores, las gafas de sol o las gotas lubricantes son formas de proteger la retina de una forma más segura, por lo que conseguir unas gafas baratas te permitirá disfrutar de la primavera al máximo, con la protección suficiente para no tener síntomas de rojez o lágrima en los ojos.

Vista cansada, ojos irritados y la constante exposición a las pantallas

Ante la exposición constante a las pantallas a la que ahora estamos sometidos (ordenadores personales, de trabajo, el teléfono móvil, etc.), la vista tiende a cansarse más y también a provocar ojos llorosos o enrojecimiento. Esto se acentúa durante la primavera, ya que la unión de las condiciones atmosféricas con el hábito de las pantallas se nota más en el globo ocular.

Por este motivo, es importante prevenir y adoptar buenos hábitos frente a las pantallas, como no mirarlas por un periodo de tiempo prolongado o muy seguido. Un hábito eficaz y sencillo puede ser descansar la vista cada media hora, simplemente apartando la mirada y apuntando a la pared para parpadear durante unos segundos. Esto renueva la película de los ojos, ya que, aun cuando uno no se da cuenta, es probable que no se parpadee de frente a la pantalla. No frotarse los ojos y el empleo de gotas lubricantes o de gafas protectoras son buenas técnicas para no sufrir con las pantallas.

Tus ojos se verán muy beneficiados de adoptar nuevas medidas y hábitos que los fatiguen menos, algo que tu vista notará y te permitirá aprovechar la primavera al máximo.

 

.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>