Seleccionar página

Ciclistas Urbanos. Por una ciudad verde

Ciclistas Urbanos. Por una ciudad verde
[entradilla]¿A quién no le gusta la idea de vivir una ciudad más ecológica y sana?
Parece claro, pero la respuesta la tenemos los propios ciudadanos. Lo que parecía una utopía hace pocos años, hoy comienza a ser una interesante realidad. Cada vez más los madrileños eligen la bicicleta para trasladarse a diario por la ciudad.
En el año 2008 el Ayuntamiento aprobó el Plan Director de Movilidad Ciclista de Madrid, la crisis se encargó de dejarlo en un cajón, pero han sido los habitantes de Madrid los que han salido a pedalear sobre el asfalto contra todo pronóstico.
Desplazarse en bicicleta es hoy mucho más que un deporte o un pasatiempo, es una forma concreta de ayudar al medio ambiente y es el principal medio de transporte ecológico.
En cada pedalada, conceptos como ahorro energético, salud o ecología acompañan las conciencias de los ciclistas urbanos.
Este reportaje se acerca a cuatro perfiles diferentes con un denominador común: usan la bicicleta a diario en Madrid.[/entradilla]
Marcos Tacheles 43 años Dentista Nacido en Barcelona Bicicleta plegable  Dahon JetStream P8

Marcos Tacheles
43 años
Dentista
Nacido en Barcelona
Bicicleta plegable
Dahon JetStream P8

“Madrid comienza a abrirse a esta cultura y empieza a respetarnos”

Siempre se ha desplazado en bicicleta por Madrid y ha vivido y sufrido una ciudad muchas veces agresiva contra el ciclista urbano. Aunque dice que: “en los último cinco años la cosa ha cambiado bastante. Las nuevas generaciones impulsadas por tendencias mediomabientales que ya funcionan en otras ciudades de Europa, se van sumando a esta forma de vida. Quizás la crisis haya ayudado a la bicicleta, pero seguro que no es una moda. La bici llega para quedarse. Sólo hay que probar y disfrutar de todos sus beneficios. Cada día somos más”.
Marcos elige una bicicleta plegable Dahon Jetstream con doble suspensión y ruedas de 20”. Cambio trasero Shimano, frenos de disco y 8 velocidades.

                          ¿Eres SUERTUD@? ¿Quieres ganar una bicicleta Dahon como esta?

Bicicleta plegable: DAHON VYBE C7A

Bicicleta plegable: DAHON VYBE C7A

Participa en el SORTEO

Álvaro Cabeza 25 años Nacido en Madrid Estudiante de Obras Públicas. Bicicleta Lamona

Álvaro Cabeza
25 años
Nacido en Madrid
Estudiante de Obras Públicas.
Bicicleta Lamona

“El concepto fixie es sencillo, elegante y tiene un mantenimiento barato”

Álvaro siempre le había gustado la mountain bike hasta que un verano probó la bicicleta de carretera. Había visto en las pequeñas y grandes ciudades de Inglaterra cómo mucha gente se desplazaba a diario en bicicleta, sin importar edad, clase social o meteorología. “La bicicleta fixie es sencilla y tiene un mantenimiento muy barato. Madrid es una ciudad de mentalidad abierta y está asumiendo bien esta tendencia, y los políticos parece que están mejorando la infraestructura”, explica Álvaro.
Lamona es un nuevo concepto de bicicleta urbana en Madrid. Queríamos traer la bicicleta fixie a esta ciudad”, nos cuentan los dos jóvenes creadores de la marca, Álvaro Casas, estudiante de publicidad (25 años) y Víctor Pastor, Administración de Empresas (24 años).

FIXIE: bicicleta de piñón fijo, sin marchas. Un concepto de bicicleta muy joven que combina diseños elegantes con un vehículo eminentemente urbano.
Las bicicletas Lamona utilizan un buje con doble sistema o flip flop que permite elegir entre piñón libre o fijo.
En pocos meses venderán modelos con tres marchas que trabajan desde dentro del buje, para no alterar la línea de la bicicleta.

 

Ser un establecimiento Bike Friendly es asegurar al ciclista que será bienvenido con su bicicleta y que hay un lugar para aparcarla.  Comienza a ser habitual en hoteles y casas rurales, pero las ciudades también comienza a ser amigables. El Metro de Madrid o algunos restaurantes, ya se han posicionado para ofrecer soluciones. Por ejemplo, en la imagen de Marcos Taclehes y su bicicleta DAHON, el restaurante Urkiola Mendi, situado en la calle Arturo Soria de Madrid, deja entrar a sus clientes con bicicleta. (mejor si es plegable).

Ser un establecimiento Bike Friendly es asegurar al ciclista que será bienvenido con su bicicleta y que hay un lugar para aparcarla.
Comienza a ser habitual en hoteles y casas rurales, pero las ciudades también comienza a ser amigables.
El Metro de Madrid o algunos restaurantes, ya se han posicionado para ofrecer soluciones.
Por ejemplo: la imagen de Marcos Tacheles y su bicicleta DAHON está hecha en el restaurante Urkiola Mendi, situado en la calle Arturo Soria de Madrid. Aquí dejan entrar a sus clientes con bicicleta. (mejor si es plegable).

 

Christian Kisters 44 años. Nacido en Colonia, Alemania. Vive en Madrid desde el año 2000.  Es consultor de movilidad sostenible. Bicicleta Velotraum. Híbrida alemana para ciudad y rutas de cicloturismo.

Christian Kisters
44 años. Nacido en Colonia, Alemania. Vive en Madrid desde el año 2000.
Es consultor de movilidad sostenible.
Bicicleta Velotraum.
Híbrida alemana para ciudad y rutas de cicloturismo.

“Están bien los avances que la bicicleta está consiguiendo en Madrid, pero no hay un proyecto de movilidad sotenible serio”

Christian vino de Erasmus a Madrid y ya eligió la bicicleta para desplazarse por la ciudad. “Me orientaba mejor y disfrutaba más de la ciudad. Además, desde mi infancia siempre me ha acompañado la bicicleta”, explica.
Como experto en movilidad sostenible, nos comenta que: “con la bicicleta se amplia tu radio de acción de una forma muy sencilla. Para desplazamientos de proximidad es muy cómoda. Yo recomiendo comenzar así, para ganar seguridad, experiencia y forma física”.
Su definición de Madrid desde el punto de vista de un ciclista urbano es que: “las desventajas pueden ser la orografía o que es una ciudad grande. Por otro lado es muy compacta, y aunque parezca una ventaja, también conlleva calles estrechas, mucho tráfico motorizado, contaminación y ruido”.
Cree que Madrid mejora lentamente, “pero hace falta educar y lograr que todos utilicemos todos los modos de transporte, para así tener todos los puntos de vista y entender mejor a los otros usuarios”.

“Sería importante que para aprobar el carné de conducir, tuvieras que montar en bicileta un día por la ciudad. Así se tiene ese punto de vista”.
Con este claro planteamiento, Christian Kisters cree que Madrid tiene todavía mucho margen de mejora aunque sólo ve que “las diferentes acciones a favor de la bici siempre son pensando en intereses privados y no ven los beneficios de la bicicleta como parte de un proyecto de movilidad sostenible serio”.

Nacho Ortega 38 años Nacido en Bilbao Fundador de la ciclomensajería El  Plan B (de bici) junto a Miguel Parrales, en Madrid. Bicicleta Cargobike Bullitt. Dinamarca.

Nacho Ortega
38 años
Nacido en Bilbao
Fundador de la ciclomensajería El Plan B (de bici) junto a Miguel Parrales, en Madrid.
Bicicleta Cargobike Bullitt. Dinamarca.

“La contaminación es muy mala para la salud y todos podemos hacer algo”

El convencimiento de una vida verde llevó a Nacho Ortega y Miguel Parrales a montar El Plan B, una mensajería en bicicleta en Madrid, que ofrece un magnífico servicio sin contaminar.
De la afición a la bicicleta llegaron a rodar por el asfalto de Madrid convencidos de que la contaminación es muy mala para la salud y que como ciudadanos todos tenemos que hacer algo.
Los dos socios de El Plan B (de bici) piensan que tenemos que cambiar nuestras prioridades, a la vez que dicen que les satisface mucho el hecho de ser un ciudadano que no contamina.
Sobre los problemas y beneficios que supone una ciudad como Madrid para un ciclista, Nacho opina que: “a la orografía te haces, porque cada día tienes mejor forma y las bicicletas te dan opciones de marchas que te ayudan. Otra cosa es el miedo a un accidente, el humo de los coches o los insultos de algunos ciudadanos que en los muchos años que llevo montando en bici parece que no evoluciona. Esto es una minijungla”.

 

 

La opinión de Marcos Tacheles sobre su bicicleta DAHON

Marcos Tacheles sobre su bicicleta Dahon Jetztream P8. CLICA sobre la imagen para saber todas las características técnicas y precio de esta bicicleta plegable.

Marcos Tacheles sobre su bicicleta Dahon Jetztream P8. CLICA sobre la imagen para saber todas las características técnicas y precio de esta bicicleta plegable.

Dahon, salvo ignorancia, no es una ciudad asiática que compite con la nuestra. Es el nombre comercial de una marca de bicicletas. Es una bicicleta sobre la que me he montado durante un mes en mis habituales recorridos por nuestra ciudad. Soy una de esas cada vez más numerosas personas que utiliza este vehículo para realizar los recorridos diarios de casa al trabajo, del trabajo a casa, y todo lo que signifique circular por el centro de Madrid. Siempre he utilizado una vieja Mentor de los años 70 de cuadro alto y rueda estrecha. Subirme pues a una Dahon, el modelo Jetstream para ser más precisos, supone un verdadero descubrimiento.Cómo el Dr. David Hon, fundador y diseñador de la marca, no me paga un duro por escribir acerca de su invento, no me voy a sentir coaccionado a la hora de cantar las virtudes o defectos de esta bici.

Vivimos en una ciudad grande, hacinados en espacios relativamente pequeños, y nuestras casas agradecen una de las principales virtudes de la Dahon: es plegable y verdaderamente útil para guardar en el trastero,  en el maletero del coche, o para transportar a cualquier sitio. Se pliega y despliega con tremenda facilidad, en muy poco tiempo, y de forma muy segura, gran acierto de diseño. Aunque a la hora de transportar ya nos damos cuenta de algo que, una vez desplegada, puede suponer un contratiempo: su peso es algo elevado. Junto con el diámetro de sus ruedas, claramente pequeño, hacen de esta bici un vehículo relativamente lento. No es que adore la velocidad, y ciertamente bajando la Castellana con la octava marcha puesta no hay motorizado de cuatro ruedas que pueda adelantarnos, pero le falta un punto de ligereza a la hora de abordar la Cuesta de Moyano.

Y si hablamos de nuestra particular orografía, tan dada a la cuesta abrupta y corta, como a la progresiva y larga, apreciamos otra de sus virtudes destacables: es de tremenda comodidad. Su doble sistema de suspensión, delantero y trasero, su manillar ancho, y sobretodo su sillín tipo carretera son todo un acierto para hacer de nuestros paseos una auténtica delicia. Además que nos permite circular por nuestro asfalto tan castigado por los recortes de urbanismo, lleno de baches que parecen trampas, de respiraderos de metro, y de cambios de rasante como en las chicanes del escalextric, con una suavidad asombrosa para un pincha-ruedas como yo.

Cabe destacar sin duda otro gran aliciente para el jinete de este bello caballo de hierro. Teniendo en cuenta la peligrosidad de nuestras calles por la aún débil conciencia cívica de nuestros conductores de volante, se agradece muchísimo unos frenos de disco tanto en rueda delantera como en trasera. Puede parecer banal, pero contribuye muy mucho a la seguridad y la confianza. Sobre todo para aquel a quien aún le puede dar mucho respeto el circular en bici entre mastodontes de la EMT y los infinitos golpes de claxon. Frena en tiempo y en la medida justa de la presión en mano.

En definitiva le doy un 9 a este artilugio. A ver si con eso el Dr. David Hon se acuerda de mi para futuras inversiones en nuestra ciudad. Y de paso animo a todo aquel que aún figura entre la listas de indecisos que ya no tiene excusa para lanzarse a las calles a golpe de pedal, Dahon o non.

 

Bici Versus Motor (por Marcos Tacheles)

En la época del “¡Lo quiero todo, y lo quiero ahora!” no hay lugar para bicicletas. Si solo somos capaces de valorar resultados positivos en función del tiempo invertido y viceversa, no podemos plantearnos conducir una bicicleta. La prisa no está reñida con las dos ruedas, pero si lo está el concepto de eficacia que reina en nuestros días. Así como el de la competencia, el de la ostentación, y si me apuran, el del poder.
¿Por qué cuando pensamos en una bicicleta usada en tareas domésticas, no solo como herramienta de ocio, la contraponemos inmediatamente al coche? En esa comparación, siempre encontramos elementos muy favorables al vehículo motorizado, sobre todo el tiempo utilizado en realizar un recorrido y el esfuerzo físico que nos supone hacerlo a pedaladas. Quedaría Ud. muy sorprendido de la poca diferencia de tiempo necesario para sustituir un vehículo por otro, piense en el maravilloso tiempo que invierte Ud. en aparcar su coche o en los dichosos atascos. Y sobre el esfuerzo podemos aportar la mala conciencia que todos tenemos por no cuidar nuestra salud. Incluso invertimos mucho tiempo y a veces dinero en realizar actividades físicas para mitigar esa mala conciencia. Los médicos no paran de repetirnos que el mejor remedio para prevenir y curar los males del cuerpo es el ejercicio diario moderado, ya sea caminar o correr, la natación, o faltaría más: montar en bici un ratito todos los días…
La bicicleta no solo supone un ahorro en el gasto de combustible para nuestro maltrecho bolsillo, supone por encima de todo un ahorro muy considerable de vertido de porquería a nuestra también maltrecha calidad del aire. Significa que por una vez no estamos pensando solamente en nosotros mismos, sino en una comunidad y un porvenir, es un compromiso solidario social y real, es una mirada honesta y limpia al futuro.
Pero por encima de todo hay que destacar el mayor de los beneficios de sustituir ciertos hábitos tóxicos por el del pedaleo urbano: recuperar la belleza. Si entendemos la belleza como un descubrimiento, tenga por segura la gratificación. La bicicleta posee la velocidad perfecta para percibir en plenitud el entorno inmediato. Pruebe un día a realizar cualquier trayecto habitual, que haya hecho en coche miles de veces, sobre el sillín de una bicicleta. No es posible la indiferencia pues se va a ver abrumado por el descubrimiento. Cientos de detalles saltarán a sus sentidos de los que jamás tuvo la más mínima sospecha. Es como si entrara en una dimensión distinta de su propia casa. Aquello que Ud. siempre consideró un adorno cualquiera de su recorrido, se convertirá en un universo extraño y atractivo, digno de ser considerado con mucho más detenimiento. Déjese acariciar el rostro por la brisa amable, llenarse los oídos por los sonidos de su propio silencio, el cuerpo en fin seducido por el baño de la luz del día y unas gotitas de sudor.

 

 

 

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
33°
21°
Lunes 33°  19°
Martes 35°  20°
Miércoles 35°  21°
Jueves 35°  21°

SUSCRÍBETE

REVISTA