Seleccionar página

La educación se acerca a las prácticas de los campamentos de verano

La educación se acerca a las prácticas de los campamentos de verano
[entradilla]Estamos en la era que más rápidamente cambia su sociedad y que por lo tanto más competencias exige a sus ciudadanos para mantenerse al corriente.
Nuevos valores sociales y culturales adquieren una prioridad fundamental en la formación de los jóvenes.
Las nuevas tendencias en educación coinciden muy de cerca con lo que desde hace años, los cursos de verano, campamentos o estudios de otras lenguas, proclaman.
La educación en el conocimiento de otras culturas, la importancia de las relaciones interpersonales, la salud y la felicidad o el conocimiento de varias lenguas, se instalan en lo más alto de la importancia de la formación de los nuevos habitantes del mundo.[/entradilla]

Claves fundamentales para elegir el curso de verano más adecuado, explicadas por los mejores profesionales del sector

Luis Fernández Carrillo, Director Técnico del COLEGIO EUROPEO ALMAZÁN: “Un curso de verano no se planifica para estudiar inglés, sino para hablar en dicho idioma”
El director técnico del Colegio Europeo Almazán cree que: “el curso de verano no se planifica para estudiar inglés sino para hablar en dicho idioma y realizar actividades ligadas al mundo anglosajón. Es imprescindible que los grupos sean reducidos, que no existan grandes desniveles entre los alumnos, que las propuestas de trabajo sean atractivas y faciliten la participación activa, y que el profesor ejerza de nativo en las formas y en el fondo”.
Además, sobre la experiencia del viaje y el curso de verano, destaca la importancia de: “ser precavido a la hora de elegir un curso de verano en el extranjero pues es posible que convivan más con otros españoles que con naturales del país. Entiendo la experiencia como aconsejable para los alumnos de Secundaria y Bachillerato, pues en los niveles de Primaria puede resultar traumática”.
Sobre la parte más social de la experiencia de un curso de verano, Fernández Carrillo dice: “Considero muy positivo el conocimiento de otras culturas, la apertura a nuevas formas de vida y su obligada adaptación, la ampliación de sus relaciones sociales, los nuevos amigos y compañeros que tal vez sean fuentes de intercambio en el futuro. En realidad estarán ensayando lo que más adelante les llegará, pues han de estar preparados para ser ciudadanos de un mundo global”.

Eduardo García, Director del COLEGIO MONTESSORI PARQUE CONDE ORGAZ: “Es un completo error plantear el curso de idioma de verano para compensar lo no hecho durante el año”
El director del Colegio Montessori Parque Conde Orgaz cree que: “Todo lo que sea mayor exposición a un idioma a los chavales les viene genial, es la única forma de hacerlo. Cuanto más tiempo le dediques a su aprendizaje, mejor lo haces.
Desde luego, con diferencia, la experiencia más interesante de un curso de idiomas en verano es el contacto con otras culturas”.
García, recomienda tener muy claro el objetivo que se busca en un curso de idiomas de verano: “Ya que es físicamente imposible que tu hijo sea bilingüe enviándolo tan sólo en verano al extranjero.
Si se plantea como una continuidad del curso, estupendo, en su defecto, si se pretende compensar lo no hecho durante el año se trata de un completo error”.
Ante la exigencia de los mercados laborales, el director del Colegio Montessori concluye diciendo que: “Hoy en día ya es crucial ser trilingüe para encontrar trabajo. Ante la avalancha de curriculums, todos con su carrera y sus masters; para que te llamen a una entrevista de trabajo ya dan por hecho que hablas perfectamente el inglés, si no es así no se molestan en llamarte, y el tercer idioma aparece como un valor añadido que puede hacer que se decidan por tí”.

Mary Carmen P. Isabella, Directora de actividades y Coordinadora de tiempo libre de EDUMA AGRUPACIÓN DEPORTIVA: “Un entorno natural ayuda a desarrollar competencias y habilidades sociales de forma diferente a la que se aplican en un aula”.
Si el escenario de un curso de verano es la naturaleza, las claves son diferentes, como explica la Directora de actividades de Eduma: “Disfrutar de un entorno natural ayuda a desarrollar otras competencias y habilidades sociales de forma diferente a la que se aplica en un aula.
La educación integral debe incluir deporte, marchas, juegos y mucho aprendizaje diverso.
El mayor espacio, el colorido, los ruidos del entorno y los espacios donde poder correr e intercambiar juegos y dinámicas movidas hacen de las actividades lúdicas y educativas de exterior que todas resulten más amenas, diversas e incluso más atractivas para el niño, que no vive nunca la sensación de estar aprendiendo temas con contenido mientras juega y está en movimiento”.
En cuanto a la combinación del estudio de idiomas y las actividades de multiaventura en la naturaleza, P. Isabella opina que: “Se pueden combinar las actividades multiaventura, pero como complemento al aprendizaje del idioma. Si el alumno tiene poco nivel en el idioma, al desarrollar las actividades que requieran explicación importante a nivel de mejorar la seguridad de las mismas deben realizarse de forma que se entiendan perfectamente, el resto del dia se puede combinar perfectamente las actividades deportivas y culturales con la enseñanza de un idioma. El juego adaptado a los nivels de entendimiento del participante siempre será divertido, relajante y muy educativo”.
La Coordinadora de tiempo libre de Eduma, recomienda que los niños acudan a los cursos de verano acompañados de amigos, ya que piensa que: “Los cursos son como un viaje. Cuando los adultos decidimos viajar a muchos nos gusta hacerlo con amigos, a los niños también. Si bien el apuntarse solo a cualquier actividad tampoco plantea problemas, todos acabamos relacionándonos con el resto de personas con las que compartimos el tiempo de ocio.
Las experiencias compartidas con buenos amigos son siempre estupendas y además tendrán la posibilidad de conocer a otras nuevas amistades”.

Tony Villarejo, Director del Campamento de Verano y de la ESCUELA DE TENIS DEL CLUB ALAMEDA: “Un niño que haga deporte, será un adulto que se exigirá más cada día”.
Los campamentos deportivos son otra de las muchas opciones de curso de verano. Para Tony Villarejo, Director de la Escuela de tenis del Club Alameda, las claves de una buena oferta son: “disponer de un espacio amplio con diversas instalaciones deportivas, disponer de una piscina, es muy importante porque será el momento del día en el que los chicos más disfrutan. El niño debe sentirse a gusto y para ello es necesario disponer de un equipo humano que sepa adecuar el programa a las necesidades de cada alumno. En una o dos semanas conocerá distintos deportes y tendrá un conocimiento general de cada uno de ellos que le dará la posibilidad más adelante de poder escoger y tener una vida deportiva”.
Sobre la importancia de educarse con el componente deportivo en la vida de las personas, Villarejo comenta que: “Si conseguimos que un niño haga deporte en su etapa infantil y de crecimiento de forma habitual, obtendremos un deportista para siempre. Los beneficios que obtendrá son, entre otros, una mejor condición física, ser una persona más activa, dieta más sana, exigirse cada día por ser mejor, rodearse de un circulo de persona que también son deportistas, etcétera”.

Alicia Baker, Directora de LITTLE ACORNS: “Los padres tienen que asegurarse que los niños aprenden de forma divertida”
Si hablamos de campamentos de verano para los más pequeños, la Directora de Little Acorns explica que: “desde los 12 meses pueden comenzar a disfrutar de la experiencia. Las escuelas infantiles tienen instalaciones apropiadas para los más pequeños y profesores especializados, por eso son el lugar perfecto para iniciarse en estas experiencias”.
Si además, el inglés es uno de los objetivos importantes, Alicia Baker continúa diciendo: “Los padres tienen que asegurarse de que los niños aprenden de forma divertida. Éste debe ser el objetivo. Aprender mucho inglés, ya que todo debe ser en inglés, con profesores nativos y de forma divertida, ya que son vacaciones.
El programa de los cursos debe tener actividades muy variadas y adecuadas a cada edad: por ejemplo picnics, talleres de arte, baile, música, teatro, cocina, iPads y más.
A los alumnos de más de 5 años también es interesante incorporarles visitas a exposiciones de arte y museos.
Los más mayores pueden aprender a escribir noticias como actividad muy recomendada.
En definitiva, variedad de temas divertidos como malabares de circo o deportes como bootcamp (ejercicios al aire libre) o taekwondo. Y luego un poco de relajación con clases de yoga”.

Agnès Bagarre, Encargada de las estancias lingüísticas en Francia, Suiza y Canadá del INSTITUT FRANCAIS de España en Madrid: “El francés se habla en 27 países del mundo y aprenderlo es una clara ventaja a la hora de conseguir trabajo o mejorar la cualificación profesional”
Para la Encargada de estancias lingüísticas del Institut Francais, los campametos de verano deben ser: “Eficaces y amenos, capaces de que cada alumno aprenda el idioma y la cultura del país. También es importante que se diviertan y hacer nuevos amigos”.
Sobre el perfil de los cursos de verano, Bagarre opina que: “es importante contar con asesoramiento personalizado desde la propia institución para la elección del curso y destino más aporpiado para cada perfil y situación”.
El concepto de inmersión total es muy importante y requiere un esfuerzo organizativo importante y una clara explicación, ya que: “La inmersión total se entiende cuando el curso lo componen jóvenes franceses y un grupo reducido de españoles. Este diseño contribuye mejor a la educación de los ciudadanos de mañana a través de una variedad de programas que privilegian el respeto, el saber compartir con los demás o el contacto con la naturaleza, todo esto dentro de un marco agradable e ideal para ellos. Estos programas les deben permitir practicar el idioma a la vez que vivir una experiencia enriquecedora con niños de su edad, y en un país que no es el suyo”.
Ante la exigente carrera de formación, parece claro que el tercer idioma es clave para mejorar y aumentar posibilidades de cualquier futuro laboral. En este caso, estudiar francés es hoy la primera opción, ya que como explica Agnès Bagarre: “Conocer y hablar una lengua como el francés no solo es enriquecedor por la cultura e inquietudes de los alumnos, sino una clara ventaja a la hora de conseguir trabajo, mejorar la cualificación profesional y aspirar a una mayor movilidad geográfica en el desempeño laboral.
He aquí unas cuantas razones para aprender y mejorar el conocimiento del francés:
El francés es lengua oficial en 27 países, está presente en los 5 continentes, la única junto al inglés que se habla en los cinco continentes y está hablada por más de 220 millones de personas.
Es tercera lengua utilizada en Internet.
En el complicado entorno económico actual, hablar francés es un elemento diferenciador en cualquier proceso de selección en España: Francia es un importante socio comercial, por ejemplo, según datos de la Embajada francesa en España, 9 de las 100 empresas más grandes en España son francesas. Especialmente en el ámbito turístico, en 2014, Francia es el segundo socio de España en el campo turístico, con un 16,3 % de los turistas franceses acogidos en España.
A la hora de buscar salidas laborales fuera de España el francés es una herramienta óptima que facilita el acceso a potentes mercados como Canadá, Bélgica o Suiza. Además, junto al inglés y el alemán, es la lengua más usada en la Unión Europea, y un idioma absolutamente necesario en un importante número de organizaciones internacionales.
Hablar francés después de la lengua materna y del inglés hoy en día no solamente constituye una ventaja cultural y educativa para nuestros hijos, sino también un elemento diferenciador”.

Las nuevas tendencias en la educación del siglo XXI pasan por disfrutar y aprovechar el ocio

Queda claro que en la formación final de cualquier ciudadano tendrá mucho que ver su carácter social, las actitudes frente a diferentes culturas y sociedades y las aptitudes antes diferentes situaciones y personas.
Los jóvenes de hoy crecen de forma innata inmersos en una cultura de constantes cambios y diferentes influencias. Mantenerse de una forma activa y participativa en esa corriente o cultura es algo que deben aprender y aprovechar más allá de la naturalidad con que lo vivan.

Las competencias que la nueva sociedad exige desde el primer momento están hoy claramente analizadas, aunque como las propias personas y conceptos que la componen, siguen oscilando constantemente en una búsqueda de observaciones y soluciones constante.
Según un reciente estudio del Instituto de la Economía (ICEMD) de ESIC Business & Marketing School, publicado por Universia: los jóvenes se ven como sujetos operantes y no como alumnos pasivos. Por tanto, demandan formación especializada que ayude y alimente su espíritu emprendedor y su imaginación, y que esté orientada a encontrar o satisfacer su pasión. Esto se ha llamado Powerpupils.

El autoconocimiento y la realización personal en el día a día, requieren alimentar la educación curricular con muchas otras cuestiones que alcanzan la misma importancia y que atienden a factores físicos, intelectuales y culturales que ayudan a una mejor comprensión del entorno social y laboral, así como a introducir el concepto felicidad en las prioridades más elevadas del día a día. Esta tendencia se resume con el nombre de Happy & Healthy.

El concepto LifeLongLearning explica que ya no existe una edad educativa. La nueva sociedad requiere de planes de estudios flexibles frente a aquellos rígidos que hemos conocido y a los que todavía le hace falta mucha evolución. La continuidad de la formación se centra hoy y en un futuro más inmediato, en una perseverancia de por vida con un recorrido y una intensidad elegida por cada individuo para satisfacer un estilo y forma de vida.

Otro importante aspecto de la formación de las nuevas generaciones es un concepto muy unido a la esencia de los campamentos de verano, se trata de la Gamificación, que implica el uso de dinámicas de juego en el aprendizaje académico para provocar comportamientos y acciones, y promueve de una forma muy clara el “aprenden haciéndolo” o el LearningByDoing.
[sumario]“El concepto LifeLongLearning explica que ya no existe una edad educativa; la nueva sociedad requiere estudios continuados”[/sumario] En esta misma línea que une la naturaleza de los cursos de verano con las nuevas tendencias en educación, encontramos el Crowpower o la colaboración como modo de comprender la vida. Hoy las personas se movilizan por lo que quieren, siendo más críticas con la sociedad en la que viven y eligiendo mejorar y apostar por temas muy concretos y personales.
El conocimiento de otras culturas, la importancia máxima de saber interrrelacionarse con otras personas, dan a cada joven ciudadano una perspectiva mejor para tomar decisiones. Tener y saber manejar este tipo de información tiene hoy la misma importancia que la que hemos dado históricamente a las asignaturas curriculares.
Igualmente, la idea de conocimiento, contacto e intercambio, adquiere una importancia esencial en un mundo totalmente globalizado y cercano gracias a las nuevas tecnologías y a la cultura universal donde ya no existen fronteras.

Para concluir este repaso a las nuevas tendencias estudiadas por importantes y prestigiosas instituciones, terminar destacando el interés creciente de una nueva sociedad que ayuda a desarrollar una comunidad como lo hace en su empresa y viceversa. Así, la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) ha evolucionado tanto que los jóvenes aprecian estos capítulos en la actividad diaria de su vida-trabajo, con la diferencia y evolución variable, que hace transformar esta idea hacia verdaderas actitudes de justicia, exigencia a los gobiernos y análisis y reprobación de posturas y conductas censurables. Por eso, la formación en el entendimiento con otras culturas y en el desarrollo personal e intelectual de cada persona parece fundamental trabajarla desde niño. El concepto WeCare entra en el ADN de una nueva generación con opinión.

Así mismo, la obligación de entender mercados globales y aprender a estudiar mercados o la exigencia del “házlo tu mismo” entendida como el rendimiento de la creatividad aplicada a cada momento del día, son factores que ya están siendo exigidos, tanto en los mercados laborales como en los nuevos diseños de sociedades.

“No permitan que los demás definan su futuro, sino que ustedes mismos traten de diseñar su camino de desarrollo”.
Declaraba el excoordinador de los programas de educación superior del Banco Mundial, Jamil Salmi recientemente en una conferencia en la Universidad de Monterrey, México.
Salmi destacó que el nuevo modelo de educación superior requiere de transformaciones estructurales: cambiar la transferencia del conocimiento por la construcción del mismo, convertir el aprendizaje en el aula en un aprendizaje de 24 horas por siete días y dejar de aprender de forma individual para trabajar en equipo.
[sumario]“Las nuevas tendencias en educación se aproximan de manera muy clara a los valores que los cursos de verano enseñan hace años”[/sumario] “Antes se trataba de seguir las instrucciones del profesor, hoy es más importante seguir su pasión; la ciencia nos enseña que uno aprende mejor si hay buena motivación”, expresó.
El consultor marroquí advirtió que la educación en el futuro tenderá a engrosar la cantidad de profesionales con posgrado y que los estudiantes sean capacitados en habilidades para la vida y la ciudadanía, reciban educación continua y se desarrollen estudios de cambio de profesión.
Agregó que los requerimientos del aprendizaje se inclinarán hacia la educación a lo largo de la vida: la educación continua, “porque el aprendizaje no es un deporte de espectadores”.
La nueva educación superior demandará, según Salmi, que la información sea presentada de múltiples formas, el aprendizaje tenga opción de ser activo e interactivo y que se supere la distancia espacial y temporal entre alumnos y maestros.
El Doctor en Estudios de Desarrollo por la Universidad de Sussex, en el Reino Unido, estableció que los retos de la educación superior en el futuro implican mejorar la pertinencia, la equidad y la flexibilidad en el contexto global.
“La mejor manera de fortalecerse para competir mejor es a través de alianzas, de colaboración entre universidades, y entre el mundo y la universidad”, afirmó.
Jamil Salmi es un experto internacional en reformas de educación superior y es el autor principal del documento de políticas del Banco Mundial sobre el tema: “Construir sociedades de conocimiento: nuevos desafíos para la educación superior” (2003).
Parece evidente la importancia de aprovechar las vacaciones de verano de los niños y jóvenes para ahondar en el aprendizaje y desarrollo de estas actitudes tan importantes para su presente y futuro.

Cinco recomendaciones legales para contratar un campamento de verano

Lo primero que se debes tener en cuenta es que el contrato que firmamos al reservar la estancia de nuestros hijos, nos lo deben dar impreso con el nombre y dirección de aquella persona o empresa responsable de la oferta.

En el contrato debe aparecer el precio final del total de la actividad, así como las formas o medios de pago y la fecha de inicio y fin del contrato. En el documento también se debe informar sobre los motivos de cancelación anticipada y devolución de las cantidades ya pagadas.

Pese a que el precio es un factor determinante a la hora de elegir un campamento de verano, es recomendable que a la hora de decidirnos tengamos en cuenta el estado de las instalaciones, la cualificación de los profesionales que estarán con nuestros hijos, los años de experiencia con los que cuenta el centro en el cual nuestros hijos pasarán parte de sus vacaciones y las medidas de seguridad que ofrece dicho centro.

Es aconsejable asegurarse de que la empresa tiene contratado un seguro médico, especialmente si el campamento va a ser fuera de las fronteras de nuestro país. En este caso, es muy importante, además de lo anteriormente destacado, informarse del lugar de alojamiento que tendrán los pequeños, así como toda la información en el idioma del país de destino y en castellano, con horarios, ubicación exacta y números de teléfono de contacto.

En muchas ocasiones, se elige un campamento de verano para aprender nuevos idiomas. Si éste es tu caso, uno de los factores que pueden llegar a influir en la decisión por uno u otro centro es el título que ofrecen, ya que en muchos casos se expiden certificados de idiomas oficiales o que acrediten la preparación a uno de los títulos oficiales, esto último es lo más común.
(fuente: Legalitas.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
26°
16°
Miércoles 26°  15°
Jueves 25°  15°
Viernes 21°  14°
Sábado 25°  16°

SUSCRÍBETE

REVISTA