Seguimos recorriendo Madrid en busca de historias personales y empresariales para averiguar cuál es el estado de ánimo de los pequeños empresarios de la ciudad ante la primera fase de desconfinamiento.

Beatriz. Atelier, tienda de moda

Beatriz es una de las tres socias que hace más de 11 años abrió la tienda de moda Atelier en pleno corazón del Barrio de Salamanca, concretamente en la calle Claudio Coello, 66. Acaban de abrir, después de 50 días de cierre obligatorio, y las primeras impresiones no son nada positivas. Tras enviar un comunicado a su listado de clientas anunciando su regreso nos cuenta que: “hemos detectado mucho miedo. Esto va a ser muy duro“, comenta Beatriz.

Atelier es una tienda de moda femenina conocida por su estilo y buen gusto en la elección de prendas de marcas internacionales y sobre todo, lo que les diferencia de verdad, por su asesoramiento de imagen.

“Tenemos todo el stock de las colecciones de verano parado. Ahora estamos vendiendo con un 30% de descuento, es una buena oportunidad”.

Para ir a comprar a Atelier (como a cualquier tienda de moda de Madrid), la clienta debe pedir cita previa e ir con mascarilla. En la tienda, además de ofrecer gel desinfectante, atienden a una persona cada media hora y las medidas de seguridad son estrictas: tras cada visita deben desinfectar el probador.

En la imagen de portada aparece Beatriz, una de las tres socias de la tienda de moda Atelier, dándo los últimos retoques en su tienda para la reapertura.

 

Mª Teresa. Tienda de alimentación Taste of América.

La tienda de comida estadounidense donde encontrar todo tipo de dulces, desayunos, salsas, conservas y platos preparados como sus famosos “macaroni and cheese”, no ha cerrado, solo ha reducido su horario.

Teresa.01 1 - Beatriz, Mª Teresa y Juan: Madrileños ante la desescalada

María Teresa nos cuenta que “el primer mes fue muy raro. Apenas entraba nadie y poco a poco se ha ido animando. Y desde el día que dejaron salir a pasear a los niños, parece que poco a poco volvemos a la normalidad”.

En Taste of America (Calle Serrano, 149) lo que más se venden son los cereales, tienen más de 40 tipos diferentes y muchos en exclusiva, en este lado del charco. Pero lo que más se ha vendido con diferencia en el confinamiento han sido las palomitas.

María Teresa nos cuenta que ha sido duro y desconcertante estar día a día tras el mostrador sin saber qué iba a pasar. “Solo espero que cuando llegue la normalidad sea para quedarse. Una reacída sería mucho más difícil”.

 

Juan. Puesto La Boulette. (Mercado de La Paz)

Uno de los lugares más emblemáticos del Barrio de Salamanca es el Mercado de la Paz, en la calle Ayala. En su interior, Juan lleva 30 años vendiendo quesos de todo el mundo, jamones y patés en su puesto central llamado La Boulette.

Juan 01 - Beatriz, Mª Teresa y Juan: Madrileños ante la desescalada

No han cerrado, igual que el mercado, han mantenido a sus 11 empleados y tampoco han notado un descenso preocupante en las ventas.

“Las ventas se han transformado pero no han bajado – explica Juan – El público viene menos al puesto, pero las ventas por internet se han multiplicado por 30. Por otro lado, los pedidos de restaurantes y hoteles cayeron a cero en dos días, lógicamente”.

“Al principio notamos mucho recelo con los primeros pedidos, pero cuando el cliente entendió y comprobó que el producto le llegaba fresco y en perfectas condiciones se le quitó el miedo”.

Ahora la compra es más directa y menos exquisita. Antes del confinamiento los productos estrella eran el queso Comte, el Gouda y el Brie trufado. Durante el confinamiento la genta no ha sido tan exigente y se ha vendido mucho el Manchego curado”, concluye Juan, que a sus 65 años sigue al pié del cañón.

 

Ver otras historias de “Madrileños ante la desescalada”: Entrega 1, Entrega 2.