La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha avanzado (día 5) al sector de la hostelería que la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad decretará este viernes hacer obligatorio el uso de la mascarilla en los restaurantes como medida de prevención frente al COVID-19. Aunque actualmente viene recogido por Orden, el Gobierno autonómico va a introducir una regulación más amplia y específica para que se sólo se pueda retirar cuando se está comiendo y bebiendo.

Junto a las ayudas de 85 millones anunciadas por el Gobierno regional para la hostelería, Díaz Ayuso también ha avanzado la puesta en marcha de un plan específico para ayudar al distrito Centro de Madrid capital, que se ha visto especialmente afectado por la drástica caída de turistas, en una zona que tradicionalmente depende mucho de estos clientes. Este plan se trabajará con las Consejerías de Economía, Empleo y Competitividad y de Cultura y Turismo.