En Madrid hay bares y restaurantes que marcan la tendencia y elevan el nivel desde propuestas llenas de personalidad. Es el caso de Inclán Brutal Bar, una mezcla de ganas de crear y ver a sus comensales disfrutar.

Una gran carta de cócteles y una cocina que no para de proponer y crecer, son parte del éxito en el que se apoya este proyecto lleno de ilusión y franqueza.

“En España el talento es un delito”, escribió Valle-Inclán en su obra “Luces de Bohemia”. Esta y otras frases del dramaturgo gallego aparecen escritas en las paredes de este espacio gastronómico diferente del madrileño barrio de Sol, que según Valle-Inclán, deberíamos odiar o denunciar por exceso de talento.

Pandas Bao créditos Mario Gómez Inclán Brutal Bar - Arroces y mucho más en Inclán Brutal Bar

Panda Bao.

Una calle estrecha en el centro de Madrid (Álvarez Gato, 4) y una fachada acristalada te llevan hasta una barra de donde las cocteleras vuelan y los barman hacen magia con sus mezclas imposibles, novedosas y espectaculares. A pocos metros, las unas rosas gigantes crecen del revés en el techo para alfombrar de terciopelo tu experiencia gastronómica. 

Cocina viajera presentada siempre, como los cócteles, en vajillas personalizadas muy divertidas. Los baos de cerdo confitado con siracha y encurtidos, llegan a la mesa sobre la tripa de un oso panda. En temporada, el chef Joaquín Serrano hace un rico falso risotto de boletus con Grana Padano y trufa negra.

Las croquetas de Brutal Bar son, efectivamente, brutales. Melosas, crujientes y llenas de sabor. Y su milhoja de rabo de toro merece mucho la pena.

Otros platos que convierten a este casi escondido y pequeño local en un “place to be” son los baos de pato, las patatas con salsa especial, la tortilla de patata o el ceviche de gamba. También hay que mencionar las zamburiñas a la brasa con kimchi o el tataki de atún.

Tres arroces

Joaquín Serrano, trabaja actualmente tres tipos de arroces, el meloso de pato, el del “señorito”, con carabinero y gambón; y el de arroz seco con pluma ibérica y alcachofa.

Guillermo y Joaquin Serrano créditos Mario Gómez Inclán Brutal Bar - Arroces y mucho más en Inclán Brutal Bar

Los hermanos Guillermo y Joaquín Serrano. Barman y chef de Brutal Bar.

En Brutal Bar, lo que apetece es comer con un cóctel, mezclar sabores, maridar y disfrutar de esa experiencia que los hermanos Serrano tienen en la cabeza y que son muy capaces de llevar hasta el escenario de la barra o el restaurante para convertirte en el trapecista que disfruta volando de un plato a otro.

 

Cóctel Funky Monkey créditos Mario Gómez Inclán Brutal Bar - Arroces y mucho más en Inclán Brutal Bar

Cóctel Funky Monkey.

Brutal Bar es además una comunidad de foodies, un grupo de amigos bien gestionado que recibe periódicamente el regalo de poder asistir a showcooking, master class de cocina o fiestas especiales promocionadas por marcas de vinos, destilados o productores de buenas materias primas gastronómicas.

 

Edu y Joaquin Brutal Bar 02 - Arroces y mucho más en Inclán Brutal Bar

Eduardo Torres, de la casa arrocera Molino Roca, impartió recientemente una master class de cocina en el bar restaurante Brutal Bar. Muy atento, el chef Joaquín Serrano, aprovechó la cita para invitar a un grupo de amigos y aplicar las enseñanzas en su cocina.

 

2 créditos Mario Gómez Inclán Brutal Bar - Arroces y mucho más en Inclán Brutal Bar

Imagen de la sala de Brutal Bar. Calle Álvarez Gato, 4. Madrid. Fotos de Mario Gómez.

 

Además de Inclán Brutal Bar, Rosi y Lucian, los dueños y fundadores, abrieron en el año 2016 el restarante “Rosi La Loca“.