Seleccionar página

“He escrito este disco en el mejor momento de mi carrera mezclado con otros muy difíciles”

“He escrito este disco en el mejor momento de mi carrera mezclado con otros muy difíciles”

Destino es el último disco del cantante y compositor Antonio Orozco (Osuna, Sevilla, 1972). Un trabajo en el que dice haberse dejado el alma y cuando el disco suena, comprendes que además, necesitaba mostrarla. Un buen disco de medios tiempos, rock y baladas que sitúa al artista mucho más cerca de su destino.

ANTONIO_OROZCO_0035

Destino parece ese trabajo que finalmente te define de verdad. La verdad es que es la primera vez que siento que las decisiones que he tomado en los últimos años empiezan a tener cierto sentido. He tenido que pelear mucho, contra viento y marea, porque ha habido mucha gente que no ha entendido los cambios que he ido dando en cada álbum. Supe que no podía casarme con lo que funcionó, porque entonces sería imposible evolucionar hacia ninguna parte.

Menos mal que entiendes que queda camino, porque si no sería aburrido. Está claro. Además, la música está viva y cada día ocurren cosas nuevas, y desde cualquier parte del mundo llegan cambios. Quedarte donde estás resultaría triste.

¿Cómo te sientes con cada nuevo lanzamiento? Me siento igual que cuando tiré a mi hijo a la piscina la primera vez. Tenía la confianza de que iba a salir, pero no por dónde, ni cómo.

Es un disco con muchos cambios que parece que quiere decir “este soy yo”. El nombre del álbum dice muchas cosas, efectivamente es una etapa importante de mi destino. Cuando salió el primer tema (Hoy será) tenía mucho miedo de que la gente no lo terminase de entender. Afortunadamente no fue así y ha sido una de las canciones más radiadas de las que he tenido nunca. Lo que tengo claro a día de hoy es que yo no he podido hacer nada más por la calidad de este disco. Lo he dado todo.

Tu última gira duró casi cuatro años, ¿estás preparado o dispuesto a que este disco te lleve por el mismo camino? He dicho en algún momento que en 2016 me gustaría parar dos o tres meses para retomar algunos proyectos que tengo a medias y que necesito salir un poco de la carretera, pero la realidad es que estamos viviendo un momento maravilloso, que apenas puedo explicar, y que estoy donde he soñado toda mi vida estar, por lo que ahora no tengo ni las ganas ni la necesidad de bajarme del carro.

“No siento que haya alcanzado ninguna cumbre, lo que sí me sucede es que cada día estoy más cerca del público”

¿Cuáles han sido las claves para llegar hasta el éxito? En algún momento de mi vida escribí: “pobre de aquel que crea que está en algún sitio, porque probablemente esté en ninguna parte”. No siento que haya alcanzado ninguna cumbre, lo que sí me sucede es que cada día estoy más cerca del público y el público más cerca de mi música. Y eso es lo que busca cualquier creador. Creo que no te puedes permitir nunca creer que sabes algo más que los demás. El único valor que siempre está al alza y que te permite abrir todas las puertas es la humildad.

Hay otras voces que dicen que el artista se tiene que comportar como artista, con todas las connotaciones que la palabra conlleva. Quien diga eso no se ha hecho durante años 1500 kilómetros, día tras día, sentado en una camioneta. Un artista no puede dejar de ser nunca una persona, igual que no lo puede dejar de ser un poeta. Porque sólo así mantienes la capacidad de mirar a los demás con el ansia de aprender.

_H0A6926

 “En mi trabajo lo más sencillo es el sacrificio, porque es fácil hacerlo por tus objetivos”

¿Qué ha sido sencillo en este camino? Sencillo es el sacrificio, porque es fácil sacrificarse por tus objetivos. Lo hago con el gusto de quien está construyendo algo sin tener que dar cuentas a nadie y con la posibilidad de poder elegir lo que quiero y no quiero hacer. Ya he hecho muchas cosas que no quería hacer y ahora no hago nada que no quiera hacer.

¿Entonces lo más difícil ha sido hacer esas cosas que no querías hacer? Efectivamente. Con lo que más me cuesta bregar es con la distancia. Lo que realmente sí me importa es estar lejos.

¿Lejos de tu hijo? Sí, de mi hijo que acaba de cumplir nueve años y que sus necesidades son diferentes a las que tenía hace unos años. Me está costando mucho.

En Destino hay muchas referencias al amor, ¿qué momento personal has querido contar o te ha servido para escribir estas trece canciones? La intensidad de las letras del álbum resuelve la intensidad de la vida que he vivido los dos últimos años en los que no he sido ni la pareja adecuada, ni el hombre adecuado, ni el compañero adecuado… Para escribir con intensidad hay que vivir con intensidad. He escrito Destino en el mejor momento de mi vida, mezclado con otros momentos muy difíciles.

¿Es Destino una petición de perdón o una justificación? Podría serlo… En las letras hay muchas disculpas trabadas, muchos te quiero que no se dijeron y también otros momentos en los que debería quererme a mí mismo un poquito más. Lo que hay en Destino son verdades como puños y por eso la gente las entiende inmediatamente.

¿Eres un artista que no sabe vivir como artista? Una vez Angels Barceló me iba a entrevistar en TV3 y me presentó como “la estrella antiestrella”. Me encantó y nunca lo olvidaré.

“De Madrid lo que más he aprendido es a vivir con la intensidad que escribo”

¿Qué hay de las ciudades donde has vivido (Miami, México DF, Barcelona y Madrid) en tu música? De Barcelona tengo que destacar que vivo en un entorno de gente de mi edad donde la mayoría somos hijos de andaluces y extremeños, y esa forma que tengo de mezclar el pop y el rock con el flamenco, nace allí. De Madrid lo que más he aprendido es a vivir con la intensidad que escribo. La parte técnica de las canciones la aprendí en México DF. El desarrollo estructural de las canciones lo he aprendido trabajando con productores en México. Y de Miami, musicalmente no me he traído nada. Era el lugar de descanso del guerrero. Llegábamos para dormir.

¿Qué pasa cuando llegas a este destino, cómo cambian las exigencias y los objetivos? Una vez escuché a un artista muy grande (del que no voy a decir su nombre) que dijo: “si quieres vivir más tranquilo, tienes que leer menos” -obviamente refiriéndose a los medios-. Yo creo que en el momento en el que está la industria de la música hay que aprender a pensar en que todo lo que nos rodea es postivo. Por ejemplo, jamás se ha tenido la oportunidad de escuchar lo que queremos cuando queremos. Dicho de otra manera, el mejor juguete que ha tenido mi hijo los dos últimos años ha sido Spotify.

¿Cómo canta tu hijo? Mi hijo toca el piano, toca la batería, baila bien, pero nunca le he escuchado cantar.

Y a tí, ¿qué otras cosas te gusta hacer? Nado, corro todos los días y lo que más me gusta hacer es boxear. No me pego con nadie, pero me encanta el entrenamiento y la técnica, desde la que aprendo a esquivar mejor los golpes.

El puente de Triana De niño cruzó el puente de Triana para escuchar cantar flamenco en la calle Betis de Sevilla y en pocos días ya se había comprado su primera guitarra, que todavía conserva. Su niñez transcurrió en Hospitalet de Llobregat. Después de tocar en muchos bares, “pagando por hacerlo”, logró grabar su primer disco. En marzo del año 2000 salió Horus.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
34°
19°
Miércoles 35°  22°
Jueves 35°  21°
Viernes 36°  23°
Sábado 34°  20°

SUSCRÍBETE

REVISTA