Seleccionar página

Antonio de la Torre, “Para ser un verdadero actor habría que vivir muchas vidas”

Antonio de la Torre, “Para ser un verdadero actor habría que vivir muchas vidas”
[entradilla]Antonio de la Torre es uno de nuestro actores más poliédricos y más… futboleros. Su trayectoria profesional como periodista, en diferentes etapas de su vida, ha dejado en su alma una necesidad continua por informar y estar informado, por comprender y comprometerse. El pasado 10 de abril estrenó, bajo la dirección de Gracia Querejeta, junto a Maribel Verdú y Eduard Fernández, entre otros, Felices 140, una comedia dramática sobre la amistad, la lealtad y el egoísmo alrededor de un premio millonario en la lotería.[/entradilla]

2014_08_01-Retratos_Antonio_de_la_Torre_10532_reducida

Felices 140 ¿Comedia o drama?
Como en la vida, hay momentos con gracia de los que probablemente inmediatamente después digas, ¡de qué me estoy riendo! La película también tiene un poco de mala baba, pero lo importante es que intenta no ser dogmática. Los malos no son exactamente los malos porque todos tenemos una razones.

¿Qué haría si le tocaran 140 millones?
Hace mucho tiempo tomé la decisión de no poner mi destino en manos del azar, no juego a ningún tipo de estos sorteos. Creo que no hay nada menos adulto que confiar en el azar.
Es una persona que se implica, que tiene opinión y la da.
Suelo ser bastante lanzado, es un rasgo de mi personalidad. Yo soy periodista y creo que tengo una tendencia a la información. Cuando empecé a trabajar de periodista, en información local de Málaga, pensaba que si denunciaba algo a lo mejor conseguía que algo cambiara. A pequeña escala, me di cuenta de que el periodismo puede y debe ser útil y aún me queda esa necesidad de la información, es algo que tengo muy metido en el ADN.

Ha dicho que es periodista en presente.
Aunque evidentemente no ejerzo de periodista, sí sigo siendo periodista. Creo que es fundamental tener una sociedad informada. Se ve tanta manipulación y propaganda que creo que, más que nunca, es necesario para la ciudadanía estar informada. Yo creo en la revolución educativa, formativa e informativa.

De actor ¿puede contar lo que quiere?
Ser actor me da la oportunidad de contar la complejidad humana. Por ejemplo mi personaje de Felices 140 es un hijo de puta, pero tiene sus razones. Siempre he intentado acercarme a los personajes tratando de tener una visión lo más poliédrica posible. Todo tiene un porqué, una causalidad y creo que ahondar en las raíces de eso nos permitiría tener un mundo más pacífico, aunque sea una utopía, pero la humanidad ha avanzado gracias a esos locos que creían en la utopía.

Y a usted ¿Le llaman loco alguna vez?
De niño, en el instituto de Sierra Bermeja, me llamaban el pasao, supongo que porque estaba siempre con bromas y con surrealismos.

[sumario]“De niño, en el instituto, me llamaban el pasao, supongo que porque estaba siempre con bromas y con surrealismos.”[/sumario]
“Me encanta el fútbol, pero comprendo perfectamente al que no le gusta o no lo lo entiende. Si de niño jugabas al fútbol, como es mi caso, se genera una cosa que para mí es difícil diseccionarla. Objetivamente no resiste un análisis, 22 tíos detrás de un balón, que es la típica frase que se dice, por supuesto, pero hay una cosa de sentimiento colectivo, de la pasión del juego, del momento… ese momento en que en el mundial marca Iniesta… Yo estaba allí, en el estadio, en el Soccer City, viéndolo y en ese momento que marca Iniesta... Ese gol es el resultado de 40 años de espera. Yo, cuando a España le eliminan en el mundial de Alemania, tenía 14 años y me acuerdo de llorar. Hay una cosa como ansiada, eterna, de ese niño eterno y que de repente canta ese gol. Esto es tan visceral que no se puede explicar. Amar al fútbol es amar al niño que tienes dentro. No lo puedo evitar, soy un apasionado con el fútbol.”

“Me encanta el fútbol, pero comprendo perfectamente al que no le gusta o no lo lo entiende. Si de niño jugabas al fútbol, como es mi caso, se genera una cosa que para mí es difícil diseccionarla. Objetivamente no resiste un análisis, 22 tíos detrás de un balón, que es la típica frase que se dice, por supuesto, pero hay una cosa de sentimiento colectivo, de la pasión del juego, del momento… ese momento en que en el mundial marca Iniesta… Yo estaba allí, en el estadio, en el Soccer City, viéndolo y en ese momento que marca Iniesta… Ese gol es el resultado de 40 años de espera. Yo, cuando a España le eliminan en el mundial de Alemania, tenía 14 años y me acuerdo de llorar. Hay una cosa como ansiada, eterna, de ese niño eterno y que de repente canta ese gol. Esto es tan visceral que no se puede explicar. Amar al fútbol es amar al niño que tienes dentro. No lo puedo evitar, soy un apasionado con el fútbol.”

[sumario]”Amar al fútbol es amar al niño que tienes dentro. No lo puedo evitar, soy un apasionado con el fútbol”[/sumario]

¿Y no se podría decir más escribiendo guiones o dirigiendo que siendo actor?
No es lo mismo verbalizar o la labia en una conversación como la que estamos teniendo ahora, que estruc-turar una historia. Para lo que sí realmente me siento capacitado es para la dirección de actores. Creo que, con los años, he encontrado unas claves que podría trasmitir.

1 Goya y 5 Premios de la Unión de actores ¿Es de esos que dicen que los premios no tienen importancia?
Para nada, les doy muchísima importancia, yo estaba loco por un premio de este tipo. Recuerdo estar, en el 93, en una entrega de premios de la Unión de Actores y ver allí algunos actores que yo admiraba… y ahora soy uno más. Recuerdo esa sensación de querer pertenecer y 14 años después, en el 2007, me nominaron y me lo dieron por AzulOscuroCasiNegro.

¿Los peores años de nuestra vida o AzulOscuroCasiNegro?
Los peores años de nuestra vida es la primera y siempre quedará en mi recuerdo como el primer beso, por esa sensación tan virginal de verte en un rodaje, es inolvidable. Ahora, la que me cambia la carrera, la que hace que deje el periodismo definitivamente, es AzulOscuroCasiNegro… Pero una carrera es una suma de cosas, las cosas que mueven la vida son mucho más profundas y enraizadas.

Bueno, es que, muchas veces, las entrevistas son un poco superficiales.
Contar la vida es superficial. Todas las cosas que mueven la historia de la vida son mucho más profundas. Pero llegar a esa profundidad es muy difícil. Manolo Martín Cuenca me decía que para hacer de taxista en realidad habría que estar un año metido en un taxi.

[sumario]”Intento ser lo más apasionado que puedo y creo que he hecho bien al elegir este oficio”[/sumario]
Antonio de la Torre en su último papel en la película Felices 140.

Antonio de la Torre en su último papel en la película Felices 140.

Pero usted precisamente tiene esa fama de meterse en los personajes.
Intento ser lo más apasionado que puedo y creo que he hecho bien al elegir este oficio, pero, por ejemplo, yo con el sastre de Caníbal estuve un par de meses preparando el personaje e iba a una sastrería y aprendía algo, pero no soy un sastre. Creo que para ser un verdadereo actor habría que vivir muchas vidas.

Entonces cada actor sólo podría hacer dos o tres películas en su vida.
Yo realmente soy una copia mala de quien sale en los documentales, es algo que siempre he dicho y diré.

¿Le da envidia el modelo francés de protección del cine a través de considerarlo patrimonio cultural?
Yo creo que los franceses se tienen más respeto a sí mismos y son conscientes de que en la cultura está su libertad y su capacidad para elegir como individuos. Tiene sentido, para mí son más adultos que nosotros.

 

 

 

 

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
26°
16°
Martes 25°  16°
Miércoles 26°  15°
Jueves 26°  15°
Viernes 21°  14°

SUSCRÍBETE

REVISTA